Venezuela: Maduro declara el estado de alerta naranja y despliega misiles en la frontera con Colombia ante una posible agresión (vídeos)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha declarado el estado de alerta militar naranja (intermedia, por el nivel de peligro, entre la amarilla y la roja) en los estados fronterizos con Colombia, ante las amenazas de una posible agresión militar desde el vecino país.

Durante las actos conmemorativos por el IX aniversario de la Universidad Militar Bolivariana, en Fuerte Tiuna (Caracas) el pasado martes, el mandatario rechazó la política hostil de la administración colombiana de Iván Duque contra la nación bolivariana. “He ordenado al Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y a todas las unidades militares de la frontera declarar una alerta naranja frente a la amenaza de agresión de Colombia contra Venezuela”, subrayó el mandatario.

El mandatario venezolano explicó que el Gobierno colombiano, dirigido por Iván Duque, “quiere acusar a Venezuela de ser el causante de una guerra que tiene 70 años en Colombia”, en referencia a las acusaciones infundadas sobre nexos de su Gobierno con la disidencia de la FARC-EP. “El gobierno actual de Colombia no quiere la paz, quiere la guerra y lo lamentamos”, añadió el presidente.

El presidente venezolano anunció además el desarrollo de los ejercicios militares Soberanía y Paz, del 10 al 28 de septiembre, con el objetivo de resguardar y preservar la seguridad y soberanía en toda la línea fronteriza con Colombia.

Además, Nicolás Maduro, informó este miércoles que a partir del próximo 10 de septiembre su país desplegará su sistema misilístico de defensa antiaérea en la frontera con Colombia, sólo un día después de haber declarado la el estado de alerta naranja militar en la misma.

El mandatario aseguró que su homólogo colombiano, Iván Duque, busca una “falso positivo” en el mes de septiembre “para agredir” el territorio venezolano y acudir después a Naciones Unidas “y armar un show político barato a costa de un conflicto armado”. “Ya las tropas están desplegadas y ahora vamos a desplegar el sistema misilístico de defensa antiáerea, de defensa terrestre blindada. Vamos a desplegarla del 10 al 28 de septiembre porque Venezuela se respeta y lo que quiere en Colombia es paz”, agregó el Jefe de Estado.

A tono con el discurso agresivo implementado por el gobierno de Bogotá contra Caracas, el mandatario colombiano Iván Duque acusó al Ejecutivo bolivariano de supuestos nexos con el regreso a las armas de un grupo de exguerrilleros de las otrora Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

El presidente de Colombia, afirmó en Twitter que el régimen de Nicolás Maduro “hace lo mismo que los talibanes con Al Qaeda: proteger y auspiciar terroristas en clara violación a Resolución 1.373 de ONU”. Duque agregó en esta red social que su Gobierno va a denunciar a Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) “para que el mundo conozca cómo actúa ese régimen”.

Duque habló igualmente supuesto amparo que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen en Venezuela con el régimen de Nicolás Maduro. Las declaraciones del mandatario colombiano se produjeron durante el evento “Medellín Construye”, en el que el presidente colombiano se reunió con empresarios de la región de Antioquia, al noroccidente del país.

Sobre este particular, el gobierno bolivariano calificó de insólitas las pretensiones del presidente colombiano de “desplazar hacia terceros países y terceras personas, su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos y firmados por el Estado colombiano ante el mundo y su pueblo”.

Asimismo, exhortó a los actores que protagonizaron los acuerdos de paz firmados en La Habana en 2016 a agotar todos los esfuerzos por evitar más sufrimiento de la población civil de la nación neogranadina. “En ese sentido, Venezuela está en consultas con el resto de los países acompañantes y garantes del proceso de paz para trazar estrategias inmediatas que permitan el restablecimiento de los contactos entre las partes”, señaló un comunicado de la cancillería.

El vicepresidente para el Desarrollo Social y Territorial de Venezuela Aristóbulo Istúriz aseveró que para Colombia la guerra contra esta nación es hoy un negocio. Sus intenciones serían apoderarse de los recursos estratégicos nuestros para repartírselo con el Gobierno de Estados Unidos, dijo el dirigente bolivariano. “La oligarquía quiere el conflicto. Ellos creen que aquí van a llegar los gringos y se van a repartir todo entre todos”, expresó Istúriz en la Radio Nacional de Venezuela.

Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Colombia en febrero de 2019, tras denunciar las reiteradas agresiones provenientes del vecino país, y en medio de los graves sucesos acontecidos en el estado Táchira, asociados al fracasado intento de la oposición de ingresar ayuda humanitaria con apoyo de las autoridades de Bogotá y Washington.

Venezuela presentará ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) “pruebas contundentes sobre la protección y amparo del presidente Iván Duque a grupos terroristas, entrenados y armados en Colombia para, con su anuencia, atentar contra nuestro orden constitucional, en violación de la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad”, anunció la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez.

La información fue publicada en su cuenta de la red social Twitter, luego de las declaraciones ofrecidas por el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, en las cuales mostró pruebas de 3 campamentos terroristas que operaban en Colombia contra Venezuela (información más detallada, más abajo en el apartado “Los tres campamentos paramilitares contarrevolucionarios”).

Igualmente, el Canciller de la República, Jorge Arreaza, corroboró el anuncio de la Vicepresidenta Delcy Rodríguez, “presentaremos ante la ONU pruebas precisas (identidades, ubicación de campamentos) del amparo de @IvanDuque a grupos terroristas, entrenados y armados en Colombia para generar violencia en Venezuela, violando la Resolución 1.373 del Consejo de Seguridad”.

El también Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información anunció la desarticulación de un plan terrorista que pretendía hacer explotar el Palacio de Justicia, la sede de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en Cotiza y el bloque 40 del 23 de Enero, ubicado en el municipio Libertador de Caracas: “Tenían la intención de volar el edificio de El Pajarito, la plaza Diego Ibarra, las torres del Centro Simón Bolívar y el Teatro Municipal, lo cual habría sido la perpetración terrorista más grave contra el pueblo venezolano”. “Es lamentable la posición y la condición del actual gobierno que existe en Colombia que ha convertido el desarrollo de las políticas de ese país en una verdadera amenaza contra la tranquilidad de Venezuela”, acotó.

¿Cuáles han sido las más recientes agresiones y amenazas de Colombia a Venezuela?

Desde el ataque con drones gestado en 2018, han sido varias las denuncias del Gobierno venezolano sobre planes desestabilizadores contra el país, provenientes de Colombia. En los últimos tiempos, diversas voces del Gobierno de Venezuela han denunciado las reiteradas y constantes amenazas que aspiran concretarse desde Colombia contra el mandatario Nicolás Maduro. Fuentes como el ministro de Comunicación e Información venezolano, Jorge Rodríguez, han revelado en varias oportunidades los planes contra la figura del presidente Maduro. Operaciones avaladas por la figura del jefe de Estado colombiano, Iván Duque.

Una de las más destacadas fue el atentado frustrado contra el mandatario de Venezuela y su equipo en agosto de 2018. Mediante el uso de drones, se buscó acabar con la vida del mandatario y su grupo de trabajo para generar un clima de desestabilización en la nación.

Cinco meses después, el ministro de Interior y Justicia venezolano, Néstor Reverol, informó sobre la detención a un grupo de sicarios que habrían sido contratados por la oposición para cometer asesinatos selectivos en Caracas. A mediados de agosto, el presidente Maduro acusó al exmandatario colombiano Álvaro Uribe de organizar un plan para asesinarlo a él y a otros líderes de su Gobierno con el apoyo de 32 mercenarios.

Esta denuncia ocurrió tras haber capturado a siete paramilitares colombianos en la frontera entre ambos países, a quienes se les incautó armas de fuego, municiones, vehículos y aparatos de comunicación.

Asimismo, el pasado sábado una operación de inteligencia reveló un plan frustrado orquestado desde Colombia para atentar contra varios puntos de Caracas. Según Rodríguez, existió la planeación de un atentado con explosivos contra el Palacio de Justicia en Caracas que sería realizado por grupos de terroristas entrenados en territorio colombiano y comandados por Julio Borges.

Es así como también se desmanteló un plan terrorista que pretendía hacer explotar el Palacio de Justicia y la sede de la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) en Cotiza. Una operación de inteligencia reveló un plan frustrado orquestado desde Colombia para atentar contra varios puntos de Caracas. Según Rodríguez, existió la planeación de un atentado con explosivos contra el Palacio de Justicia en Caracas que sería realizado por grupos de terroristas entrenados en territorio colombiano y comandados por Julio Borges.

En su intervención, Rodríguez señaló que el pasado 17 de agosto, gracias a la inteligencia popular, fueron descubiertos dos artefactos explosivos: uno en la sede del FAES (Fuerza de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana) en Cotiza, Caracas; y otro en el bloque 40 de la parroquia 23 de Enero, en el oeste de la capital venezolana. “Se comunican con la división de explosivos, y es cuando se percatan” de que las bolsas con contenido sospechoso “están cargadas con C-4 para hacerlas explotar”, explicó Rodríguez.

Luego de que los artefactos fueron encontrados, se activaron una serie de investigaciones que terminaron en la captura de uno de los implicados, de nombre Luis Ricardo Gómez Peñaranda, con doble nacionalidad (colombiana y venezolana), detenido el pasado 29 de agosto con material explosivo en su poder.

En los interrogatorios practicados a Gómez Peñaranda y según las pruebas encontradas en el teléfono celular, él señala que en los siguientes 15 días se planeaba colocar bombas en diferentes lugares de Venezuela, entre ellos el centro de Caracas, el Palacio de Justicia y las Torres del Centro Simón Bolívar.

Los tres campamentos paramilitares contarrevolucionarios

También informó del funcionamiento de tres campamentos en territorio colombiano, concretamente en Maicao, Río Hacha y Sierra nevada de Santa Marta, desde donde se reclutaba y entrenaba a 200 paramilitares en el uso de explosivos. Uno de los campamentos era dirigido por el prófugo Clíver Alcalá, quien recluta y entrena a paramilitares para cometer acciones terroristas en suelo venezolano. “Las capturas de pantalla del celular del terrorista Gómez Peñaranda muestran las conversaciones y las fotografías de los puntos donde se debían poner los explosivos”, expresó el Vicepresidente.

Rodríguez destacó que se encuentran en la búsqueda de Fred Armando Mavares Zambrano, ex funcionario policial del municipio Chacao y de Esteban Miranda,exfuncionario policial del municipio Independencia del estado Miranda, implicados en la operación terrorista, cuyo objetivo era realizar actividades terroristas sistemáticas y la colocación de artefactos explosivos. Junto a Gómez Peñaranda, ambos ingresaron en el Campamento Paramilitar de Maicao, ubicado cerca de la frontera entre Venezuela y Colombia.

El ministro Jorge Rodríguez amplió información sobre los campamentos. “Uno de ellos está a minutos de la frontera de Venezuela con Colombia (…) La localización del segundo campamento se encuentra en el departamento de la Guajira. El tercer campamento se encuentra en Sierra Nevada y es utilizado para entrenar a paramilitares al mando de Cliver Alcalá”, denunció el Ministro.

Jorge Rodríguez hizo hincapié en que el gobierno del presidente colombiano Iván Duque debe actuar y poner freno a estas acciones que atentan contra la paz del país. “Colombia está obligada a actuar contra estos paramilitares (…) Más de 200 hombres con armas son entrenados en territorio colombiano. ¿Hasta cuándo? ¿Les parece normal que planifiquen asesinar a ciudadanos? De generarse un acto en la frontera con estos paramilitares, Venezuela respondería de forma directa contra estos terroristas”, sentenció.

Asimismo, catalogó como un hecho lamentable que la posición del actual Gobierno de Colombia haya convertido el desarrollo de la política de ese país en una amenaza contra Venezuela. “Cada vez que aparece una acción para agredir a las venezolanas y venezolanos todo lleva a Colombia, todo lleva a al presidente duque, a Uribe”, refirió.

(Fuentes: Prensa Latina / teleSUR / AVN / nodal)

Vídeos:

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Francisco Campos

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *