Sindicato Unitario de Andalucía por el 1º de Mayo: “Por la Paz, el socialismo y la autodeterminación de los pueblos”

Reproducimos a continuación el comunicado hecho público por el Sindicato Unitario de Andalucía con motivo de este 1º de Mayo, día de la Clase Obrera:

Por la Paz, el socialismo y la autodeterminación de los pueblos

Paz entre los Pueblos. Lucha entre las clases.

Las organizaciones que suscribimos este manifiesto, somos consecuencia de la organización de trabajadores y trabajadoras en diferentes sindicatos y partidos de naciones sin Estado: Víctimas de la organización internacional del trabajo que impone el imperialismo y víctimas la organización del trabajo dentro de los mercados de cada uno de los Estados que ejercen su soberanía sobre nuestros pueblos.

Compartimos, además de la doble explotación como clase y como pueblos, lazos históricos culturales, religiosos, políticos, económicos… con todos los pueblos y naciones mediterráneas. Lazos rotos por los mismos intereses que someten a nuestros pueblos. Así, la tierra que nos sostiene fue convertida en botín de guerra pues quienes nos conquistaron o constituyeron como entidades políticas, lo hicieron para extraernos las riquezas que nosotros mismos producimos.

Pero no sólo, también nos usan como plataforma de guerra. Todo el norte mediterráneo está plagado de bases militares usadas en la agresión a los pueblos hermanos de Libia, Siria, Iraq… Lo que a su vez nos convierten en dianas de guerra por posibles respuestas defensivas de esos mismos pueblos hermanos.

Por el Socialismo

El sistema capitalista es un sistema económico basado en el terror. Su condición de existencia es la exclusión de la mayor parte de la humanidad, los pobres. Obligados para sobrevivir a ofrecerse a la explotación humana… La conquista, la desposesión y el sometimiento al trabajo dependiente, ya fuera esclavo, servil o asalariado, son las condiciones del nacimiento de este sistema económico de muerte de la vida en el planeta.
Los ricos, desde el Poder, usan todos los instrumentos sociales (parlamentos, ejércitos, tribunales…) para hacerse más ricos. El capitalismo nos somete a unas condiciones en las que quienes acumulan el fruto del trabajo que producimos la clase obrera, lo hacen para acumular más. Esta es su lógica, esta es su ética. No la defensa de la Vida, sino la defensa de la acumulación eterna de capital, de trabajo humano, de vida humana.

Las organizaciones que suscribimos este manifiesto, luchamos contra el sistema capitalista aspirando a participar en la construcción de un nuevo sistema económico que supere a todos los sistemas de dominación anteriores. Nos declaramos amigos y fervorosos soldados de todas las revoluciones y de todos los poderes revolucionarios que vengan a poner fin a la Dictadura burguesa, dictadura que ejercen los ricos contra los pobres y los pueblos empobrecidos mediante la violencia. Luchando al mismo tiempo por un nuevo sistema de igualdad y libertad. Es decir, por la igualdad al acceso a cubrir todas nuestras necesidades materiales y espirituales y a la libertad para el desarrollo individual sin límites y para expresar y actuar en consecuencia.

En definitiva y aunque los nombres vengan a limitar nuestros más profundos deseos, por la Democracia en la economía.¡Nosotros producimos, nosotros decidimos!

Por la autodeterminación de los pueblos y naciones sin Estado

Las organizaciones que suscribimos este manifiesto también aspiramos a la Democracia en política y, por lo tanto, a que cada pueblo y/o nación tenga las riendas de sus destinos en sus manos. No aspiramos al derecho a la autodeterminación que establecen los organismos internacionales. Pues ni esas mismas instituciones pueden ejecutar esos derechos, como en Palestina o en la República Árabe Saharaui ni estamos dispuestos a que ninguna autoridad externa a nuestros propios pueblos nos indiquen o permitan qué derechos ejercer y qué derechos no.

Nosotros luchamos contra todo tipo de privilegio y, por lo tanto, contra el privilegio de constituirse en Estado de algunas naciones frente a otras que no lo tienen, tal como expresó Lenin en 1905. Y suscribimos la expresión un pueblo que oprime a otro no puede ser libre que Dionisio Inca Yupanqui pronunció en las Cortes de Cádiz de 1812. Expresión que recoge Carlos Marx y que usa como slogan de la Internacional.

Aspiramos a la libertad de todo pueblo o nación a constituirse en Estado soberano y, en tanto que compartan los valores democráticos que hemos expresados, a la libre unión entre los mismos.

1º de mayo de 2021

Iniciemos la rebelión mediterránea, obrera y popular: por la Paz, el Socialismo y la autodeterminación de los pueblos y naciones.
Avatar
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Avatar

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *