Rusia niega “categóricamente” autoría de la masacre de Bucha y acusa a los Servicios Especiales de Ucrania de “una falsificación monstruosa” con cádaveres

Mientras sigue la operación militar rusa en Ucrania, Moscú insiste en que las autoridades ucranianas prepararon montajes de civiles asesinados en varias ciudades. Bucha, ubicada en las afueras de Kiev, capital de Ucrania, se ha convertido en nueva polémica en el conflicto ucraniano. Imágenes difundidas de cadáveres de civiles en las calles de esta localidad han conmocionado el mundo.

El Ministerio de Defensa de Rusia acusa a las autoridades ucranianas de preparar montajes de civiles asesinados por los militares rusos no solo en Bucha, sino también en otras ciudades. Aseguró que eventos similares están siendo organizados por los servicios especiales. Con respecto a las operaciones militares, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashenkov, afirmó que las fuerzas rusas lograron destruir más de 130 instalaciones militares ucranianas en una serie de operaciones aéreas tácticas llevadas a cabo durante la noche.

Entre los objetivos destruidos figura un centro de entrenamiento de mercenarios extranjeros. Pese a la continuación de la operación, que cumple ya 41 días, el Kremlin no descarta diálogos entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski.

El mandatario ucraniano que apunta el dedo acusador hacia Rusia por los hechos en Bucha y exige más armas a sus socios occidentales, también asegura que los diálogos entre Moscú y Kiev son la única opción para poner fin al conflicto. Miles de sanciones fueron impuestas contra Rusia por Occidente, con Estados Unidos a la cabeza, entre ellas, restringir importaciones de carbón y expulsar a sus diplomáticos. El Kremlin, en respuesta, ha adoptado una serie de medidas recíprocas para encararlas y asegura que no parará la operación hasta alcanzar sus objetivos, entre ellos la desmilitarización de Ucrania.

Rusia acusa a Ucrania de preparar ‘montajes’ de civiles muertos

Rusia sostiene que el gobierno ucraniano ha grabado y filmado montajes de civiles muertos en varias localidades del país. Además, ha negado “categóricamente” haber orquestado cualquier masacre.

El ministerio de Defensa de Rusia acusó el martes a las autoridades ucranianas de preparar “montajes” de civiles asesinados por las fuerzas de Moscú en varias ciudades, tras la conmoción internacional por el descubrimiento de cadáveres en la localidad de Bucha.

Las autoridades ucranianas y sus aliados occidentales acusaron al ejército ruso de haber masacrado rusos en este municipio cercano a Kiev, pero el ministerio rechazó toda responsabilidad y evocó supuestos montajes en diferentes lugares.

“Miembros del 72º centro ucraniano de operaciones psicológicas grabaron, la tarde del 4 de abril, un nuevo montaje filmado de civiles presuntamente asesinados por acciones violentas del ejército ruso en el pueblo de Moshchun, a 23 km al noroeste de Kiev”, declaró el portavoz del ministerio, Igor Konashenkov.

“Eventos similares se están organizado por los servicios especiales ucranianos en Sumy, Konotop y otras localidades”, añadió.

Estas acusaciones ocurren en medio de una ola de indignación internacional tras el descubrimiento de numerosos cadáveres en Bucha, luego de la retirada de las fuerzas rusas. La localidad de Moshchun se ubica cerca de Bucha.

Rusia negó “categóricamente” cualquier masacre, puso en duda la fiabilidad de las imágenes tomadas en ese municipio y denunció una campaña de “desinformación”.

El martes, el Kremlin volvió a tachar de “infundadas” las acusaciones contra Rusia relacionadas con Bucha y puso en duda la posibilidad de una investigación “imparcial”.

Las imágenes de Bucha son “un montaje bien orquestado”, “una falsificación monstruosa”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Moscú defenderá “enérgicamente” su propia versión, añadió.

Por otra parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo este martes que temía “nuevas atrocidades” cuando se pueda entrar en otros territorios de Ucrania que han estado bajo control ruso en estas semanas y denunció “crímenes de guerra”.

“Me temo que seremos testigos de otras atrocidades. Los rusos controlan todavía una parte del territorio ucraniano. Cuando estas zonas sean recuperadas (por los ucranianos) corremos el riesgo de descubrir más fosas comunes, más atrocidades, más ejemplos de crímenes de guerra”, dijo en una rueda de prensa en Bruselas.

Fuente: Nexo Latino

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *