¿Qué consecuencias tendrá para Europa la decisión de Ucrania de dejar de suministrar el gas ruso a través de uno de los puntos?

Antes del corte, cerca de un tercio del gas ruso suministrado a través de Ucrania, equivalente a unos 32,6 millones de metros cúbicos al día, pasaba por la estación de compresión Novopskov.

¿Qué consecuencias tendrá para Europa la decisión de Ucrania de dejar de suministrar el gas ruso a través de uno de los puntos?

El flujo del gas ruso hacia Europa se redujo drásticamente este miércoles tras la decisión del operador ucraniano de detener el tránsito a través de uno de los puntos de empalme y compresión, debido a circunstancias “de fuerza mayor”. Pese a que el corte solo afecta a uno de los tramos que pasan por Ucrania, expertos señalan que esa medida unilateral, que ya ha resonado en el mercado de gas europeo, podría tener consecuencias imprevisibles para los países del bloque comunitario. 

¿Qué ocurrió?

Según la parte ucraniana, el tránsito de gas a través de la estación de medición Sojránovka y la estación de compresión Novopskov, situadas cerca de la frontera con Rusia, sería detenido a partir de las 7:00 (hora local) de este 11 de mayo, por lo que el operador no podrá cumplir con las obligaciones ante los países europeos “en su totalidad”.

El operador ucraniano aseveró que la decisión se debe al hecho de que Ucrania ya no puede asegurar el “control operativo y tecnológico” sobre Novopskov y otros activos ubicados en “territorio controlado por las tropas rusas”, así como debido a una supuesta “intervención” de las fuerzas de Rusia en los procesos tecnológicos, que “pusieron en peligro la estabilidad y la seguridad de todo el sistema de tránsito de gas por Ucrania”.

Por su parte, el representante de Gazprom, Serguéi Kupriyánov, confirmó la notificación recibida de la parte ucraniana y manifestó que la empresa rusa “no ve ningún obstáculo para la continuación del trabajo en el modo habitual”. “El tránsito a través de Sojránovka se ha garantizado en su totalidad, no hubo y no hay ninguna queja de las contrapartes“, destacó.

La envergadura del corte

Antes del corte, cerca de un tercio del gas ruso suministrado a países europeos a través de Ucrania, el equivalente a unos 32,6 millones de metros cúbicos al día, pasaba por la estación de compresión Novopskov.

En total, alrededor de 41.600 millones de metros cúbicos de gas fueron suministrados en 2021 desde Rusia a Europa a través del territorio ucraniano.

Consecuencias inmediatas

Pese a que Ucrania propuso redirigir los volúmenes del gas que no pueda ser transportado a través de Sojránovka a la estación de medición Sudzha, desde Gazprom señalaron que una maniobra como esa sería “tecnológicamente imposible”.

¿Cómo Europa planea deshacerse del gas ruso y qué alternativas tiene Moscú?

De este modo, el gigante energético ruso solicitó a la parte ucraniana dar tránsito este miércoles a 72 millones de metros cúbicos de gas que solo pasarán por Sudzha, mientras que el martes la cantidad total solicitada ascendía a 95,8 millones de metros cúbicos. 

Paralelamente, los precios del gas natural en Europa aumentaron en 4 % y superaron los 1.100 dólares por 1.000 metros cúbicos, según datos de la bolsa londinense ICE para el precio de los futuros de junio en el mercado neerlandés TTF. 

¿Cómo afectaría a los mercados europeos?

“El efecto dominó generado por la retirada de otra tubería de la red del gas y las pérdidas de decenas de millones de metros cúbicos al día harán más difícil que se alcancen los objetivos de llenar los depósitos [del gas en Europa]”, dijo el analista Zongqiang Luo, de la empresa de analítica energética Rystad Energy.

En opinión de Alexéi Grivach, jefe adjunto del Fondo de Seguridad Energética Nacional, en caso de un cese total de los suministros de gas a Europa a través de Ucrania, los volúmenes se reducirán en un tercio, hecho que afectará negativamente los precios del gas en el mercado europeo.

Posibles alternativas

De acuerdo a Grivach, una de las soluciones posibles sería redirigir los volúmenes necesarios al gasoducto Yamal-Europa, a través de Polonia, o al gasoducto Nord Stream. “Además, se hace pertinente la reanimación del Nord Stream 2, que ya está construido y solo hay que certificarlo”, agregó el experto industrial independiente Leonid Jazánov.

Sin embargo, Grivach subrayó también que un cambio de este tipo podría afectar negativamente a los países de Europa del Este. “En teoría, se puede redirigir el volumen a través del gasoducto Yamal-Europa, pero en caso de un cese del tránsito, Moldavia y la propia Ucrania se quedarán sin gas. Eslovaquia tendrá que consentir en recibir el gas en el punto de conexión con Polonia o desde la República Checa”, dijo.  

Fuente rt.com

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *