Nación Andaluza ante el 19º aniversario del asesinato de Gabriel Lima Tirado “Gabi” ¡Ni olvido ni perdón!

Hace 19 años a nuestro camarada Gabriel Lima Tirado “Gabi” -y militante fundador de Nación Andaluza– era asesinado en Málaga en circunstancias aún no aclaradas. Gabi Lima nació un 3 de mayo de de 1956 en Marbella en una familia humilde de pescadores.

Siendo joven se afilia al sindicato C.C.O.O. y al Movimiento Comunista de Andalucía (M.C.A.). En el año 1986 abandona la militancia en C.C.O.O. y el M.C.A. por discrepancias con la dirección. Durante un periodo militó en la Coordinadora de Izquierda Radical Andaluza ( C.I.R.A.) y decide fundar un sindicato andaluz de clase, el Sindicato Unitario Andaluz de Trabajadores (S.U.A.T.) evidenciando su perfil de sindicalista revolucionario y su compromiso con la lucha de la clase obrera andaluza. En el año 1990 fue unos de los miembros fundadores de Nación Andaluza.

Fue coordinador nacional de N.A. y además de ocupar otras responsabilidades diversas en el partido hasta su asesinato. Gabi Lima lucho toda su vida públicamente por los derechos del colectivo L.G.T.B.I. y por eso fundaría el Colectivo Liberación Gay Andaluza (LIGAN). El 15 de febrero del año 2002, con 45 años de edad, un compañero del desaparecido SUAT lo encontró en un charco de sangre, cosido a puñaladas en su piso de la calle Lagunillas del barrio de la Victoria de Málaga.

A pesar de las distintas teorías sobre su muerte, nada sabemos a ciencia cierta a día de hoy. Lo que sí sabemos es que de su muerte se alegraron la mafia del ladrillo en la Marbella de Jesús Gil y con la oligarquía malagueña. Su asesinato, como el de Javier Verdejo o el de Manuel José García Caparrós ha sido cerrado sin juzgar a los asesinos. Es una de las características de los asesinatos políticos, la impunidad de los asesinos, generalmente miembros de las fuerzas de seguridad del estado o de organizaciones paramilitares de extrema derecha.

Por este motivo, el caso de Gabi Lima no ha sido investigado. La connivencia politico-policial en la época de Jesús Gil hace sospechar que los inductores no está muy lejos de las instituciones municipales, ni de los cuarteles ni los clubs de Golf donde se reúnen los especuladores del ladrillo. Su asesinato fue otro “asesinato político” en cuyo trasfondo se encuentra la defensa de las ideas revolucionarias basadas en su lucha por la independencia de Andalucía y el socialismo, así como en la defensa de la clase trabajadora andaluza.

Cuando hoy en día vemos que hay presas políticas y exiliadas, cuando se atenta contra la libertad de expresión de todas al condenar a una pena de cárcel al rapero Pablo Hasel, cuando vemos nuevos casos de montajes policiales en Euskal Herria o Galiza que llevan a la juventud a la prisión, cuando vemos como el estado contrata más policías y les sube el sueldo… Entendemos que la represión no es un hecho de esta época en la que vivimos, sino una constante histórica desde la propia conformación del Estado español en el siglo XIX. 

Este año las circunstancias del confinamiento nos impiden rendir homenaje a Gabi Lima en la ciudad donde fue asesinado, en Málaga, pero no nos va a impedir que le recordemos, que le añoremos y le rindamos el mejor homenaje: seguir la lucha que emprendió. La militancia de Nación Andaluza tenemos un referente en Gabi y exigimos saber la verdad sobre los autores de su asesinato, porque las razones siempre las hemos sabido. Tu sangre, hermano Gabi, es semilla revolucionaria. Tu ejemplo es guía. La lucha sigue, descansa en paz compañero. 

¡Ni olvido ni perdón! 

Por la independencia y el socialismo ¡Viva Andalucía libre!

Permanente de la C.N. de Nación Andaluza.

Andalucía 14 de febrero de 2021.

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Encuéntrame
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *