Españolear: La desescalada será por provincias (ahora el coronavirus sí es cuestión de territorios)

Después de afirmar durante semanas que el coronavirus “no entiende de territorios” el gobierno “de progreso” dio un paso atrás y afirmó que la desescalada se haría, justamente, por territorios. Afrontar desde el principio la crisis del Covid-19 de manera realista y territorializada hubiera supuesto cerrar Madrid en marzo (mucho antes de que le hubiera dado tiempo a gente como Aznar ha huir de Madrid a Marbella y dispersar en coronavirus por otras naciones como Andalucía) y probablemente concentrar los contagios sólo en algunos lugares del Estado español. Pero hubiera supuesto romper la “sagrada unidad” del Estado a la hora de aboradar medidas contra la extensión de los contagios

Sin embargo, la oligarquía no desaprovecha ninguna oportunidad, incluso esta, para apuntalar su maltrecho chovinismo español. Rendido el gobierno español ante la evidencia de que es necesaria una visión más realista del problema, hoy Pedro Sánchez ha afirmado que el plan de desconfinamento recuperará la anacrónica división provincial borbónica diseñada por Javier de Burgos. Para que nos entiendan nuestros lectores, que serán clasificados en la misma fase los habitantes de Granada y Huéscar, Huelva y Galaroza, Cádiz y Olvera, por ejemplo. La medida no puede ser calificada más que de capricho inspirado en un españolismo furibundo.

Preguntado por los periodistas a propósito de otras demarcaciones para la desescalada muchos más realistas como las áreas sanitarias o las comarcas, Pedro Sánchez ha respondido que los ciudadanos “no las conocen”. Suponemos que se refiere a que no las conoce él ni otros ciudadanos de Madrid como Fernando Simón, que demostró su ignorancia sobre la geografía del país andaluz cuando en aquella rueda de prensa en la que le preguntaron por la razón de que en Andalucía hubiera menor incidencia del Covid-19, se le ocurrió responder que era por “la importante dispersión de población”. Y que tampoco tienen ganas de averiguarlo.

Uno de los rasgos de cualquier imperialismo es la visión distorsionada, incompleta o errónea de la realidad de aquellos países que dominan. El gobierno español está haciendo buena gala de está visión. Andalucía es colonia.

Avatar
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Avatar

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *