El Sindicato Unitario de Almería denuncia un nuevo accidente laboral mortal en subcontrata del Grupo Consentino S.L.

Es una constante en Andalucía la aportación de más de dos trabajadores a la semana entregados en sacrificio al dios del Capital, la acumulación capitalista. Un joven de 30 años, casado y con dos hijos ha sido la última víctima de nuestra casta empresarial, esta vez en el altar del Grupo Cosentino S.L. que usa a sus trabajadores y trabajadoras en la extracción del mármol y en la fabricación de productos ultimados. Comenzó su expansión en 1979 con una plantilla de 17 trabajadores en Almería para en 2018, estar presente en 110 países y contar con una plantilla de unos 4300 trabajadores y trabajadoras en todo el mundo.

Francisco Martínez Cosentino, hijo predilecto de Andalucía. Medalla de Plata de Andalucía otorgada por la Junta de Andalucía, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, concedida por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; la Medalla de Oro de la provincia por la Diputación de Almería o la Medalla de Oro del Consejo Superior de la Cámara Nacional de Negocio entre otras distinciones. Según www.elmundo.es, una de las personas más ricas de España en 2021 y, como vemos, fortuna sustentada por la sangre obrera derramada en loor a la acumulación capitalista.

Y es el propio Estado con sus sucursales autonómicas, provinciales y locales quien protege y premia a quien acumula, independientemente del costo en vidas humanas que lleve aparejada tal acumulación. A viuda e hijos quizás un “lo sentimos mucho”, “los accidentes son inevitables” o un “estamos en manos de Dios”. Al presunto asesino, medallas y honores. Así funciona el Estado capitalista, todos los Estados capitalistas: glorificar la acumulación de capital y enterrar pronto al obrero sacrificado.
La preocupación de Cosentino por no parar la producción, se vio truncada hace unos años, cuando otro trabajador subcontratado fue también presuntamente asesinado en una nave al caer por el contraluz del techo que, debido a la falta de mantenimiento, acumulaba tanto polvo que no se distinguía del resto de techumbre. En ese momento se paró la producción, mandando al turno de noche a casa y así poder limpiar la techumbre antes de la instrucción del día siguiente. ¿Para eliminar pruebas?

Pero hay más: casos de silicosis (casi imposible de conseguir que la reconozcan, siempre será el tabaco); subcontratas a precio de costo; mantenimientos con personal que están formados en limpieza de dependencias y oficinas jugándose la vida en naves industriales desconocidas para ellos (con los trucos como el puenteo, la chapa podrida del techo o el cuadro eléctrico que no funciona, conocida por el personal de plantilla).

Detrás está eso, pero también está el punto de psicopatías de gerentes o encargados de planta, insensibilización ante el peligro de perder una vida humana frente al beneficio económico, la necesidad de trabajadores en ocultar pruebas de delitos o consentirlos dando normalidad, el sometimiento y miedo ante el Sr. Cosentino, el silencio de algunos sindicatos y la represión sindical a quienes denuncian, la complicidad de las instituciones, el poder del dinero y el reconocimiento a través de medallas.
Ahora se investigará para buscar una cabeza de turco que pague por el accidente. ¿A cuánto tienen hoy el precio del kilo de carne obrera, señores capitalistas? Andalucía cuenta con una propuesta constitucional en la que se dice que toda responsabilidad en todo accidente laboral es siempre responsabilidad del empresario, es nuestra Constitución andaluza de 1883.

Sólo la clase obrera organizada podremos iniciar el camino de nuestra liberación siendo cada vez más trabajadores y trabajadoras conscientes y organizados, luchando día a día por mejorar nuestras condiciones de vida y trabajo y con el objetivo de conquistar la soberanía sobre nuestros recursos, la soberanía sobre nuestras riquezas y la soberanía sobre nuestras vidas.

Que estas muertes injustas que alimentan el enriquecimiento de los capitalistas, alimenten también nuestra solidaridad con las víctimas y sus  familias y alimente también nuestro coraje y nuestra rebeldía.

Fuente: Sindicato Unitario.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 05/09/2021

    […] entra­da El Sin­di­ca­to Uni­ta­rio de Alme­ría denun­cia un nue­vo acci­den­te labo­ral mor­tal… se publi­có pri­me­ro en La otra […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *