El Gobierno de Rajoy endeudará al Estado en 35.000 millones para pagar pensiones

navarro

Lejos de reducirse, la deuda pública que pagarán las futuras generaciones volverá a crecer en 2017. Algo que es lógico, puesto que el Estado español seguirá teniendo déficit público, que debe financiarse mediante la venta de letras y bonos. Ahora bien, el incremento previsto de la deuda, 35.000 millones de euros, es superior al déficit esperado por el Gobierno, que se sitúa entre 30.000 y 31.000 millones (el 3,1% del PIB).

Este exceso se debe a que el Ejecutivo quiere tener un colchón por si vuelve a incumplir los objetivos de déficit, como en los últimos años, o si se necesitan financiar las pensiones con deuda porque se agote el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, afirmó a finales de diciembre que si el Fondo de Reserva se agotase, el Tesoro emitiría deuda para financiar las pensiones.

Ayer, la nueva secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro (foto adjunta), matizó que no hay que dar “por descontado” que el Fondo de Reserva de las pensiones vaya a agotarse, pero reconoció que, en caso necesario, el Tesoro servirá de garantía para que se puedan pagar las pensiones, en especial las extras de julio y diciembre, que son las que han obligado al Gobierno a sacar dinero de este fondo en los últimos años.

Las pensiones se pagan, en teoría, con las cuotas de la Seguridad Social. Pero como estas son insuficientes debido a la caída de la recaudación y al incremento del número de pensionistas (y a que las personas que se jubilan ahora cobran más de pensión), el Gobierno ha tenido que ir retirando cantidades periódicamente del Fondo de Reserva, la ‘hucha de las pensiones’. Las disposiciones realizadas hasta la fecha alcanzan los 66.401 millones de euros en diciembre, con lo que solo quedan 16.109 millones en el fondo. En consecuencia, existe una elevada probabilidad de que se agote en 2017.

Desde el Ministerio de Economía, explican que no hay una relación directa entre el déficit anual y las emisiones del Tesoro, ya que estas solo cubren en teoría el déficit del Estado (el 1,1% del PIB). Pero también se utilizan para financiar el FLA (Fondo de Liquidez Autonómico), que a su vez les presta a las comunidades autónomas a las que el mercado no presta dinero. O para pagar compromisos con Europa, como el fondo de resolución bancaria o la devolución del rescate de las cajas de ahorros (en 2016, España reembolsó 1.000 millones).

Asimismo, el ministerio de Luis de Guindos explica que el Tesoro siempre prefiere anunciar unas emisiones mayores de las necesarias y luego, si es posible, quedarse por debajo; es lo que ocurrió en 2016, cuando se esperaba emitir 45.000 millones y solo se emitieron 35.000.

Las emisiones totales del Tesoro este año serán de 220.017 millones, de los que los 35.000 millones citados serán nueva deuda y el resto servirá para refinanciar la ya existente; es decir, como España no genera ingresos suficientes para devolver nada de su deuda, tiene que emitir nuevos bonos con los que pagar los viejos que van venciendo.

Ahora bien, en esta operativa, el Gobierno pretende profundizar en sus logros del año pasado: alargar los plazos de vencimiento —en 2016, la vida media de las emisiones se amplió de 6,45 a 6,81 años— y reducir los intereses que pagamos por esta deuda —las nuevas emisiones rebajaron su coste al 0,61%, y el del total de la deuda viva bajó al 2,77%—.

El Tesoro emitirá 220.017 millones brutos en 2017, un 0,6% menos que en 2016

Por otro lado, El Tesoro Público realizará en 2017 emisiones brutas de deuda por importe de 220.017 millones de euros, lo que supone un 0,61% menos que los 221.364 millones de euros colocados el año pasado, y 122.904 millones serán a medio y largo plazo.

Así figura en la Estrategia de Emisión de Valores del Tesoro en 2017, presentada este lunes en rueda de prensa por la secretaria general del Tesoro y Política Financiera, Emma Navarro, quien ha anunciado que el Tesoro realizará una emisión neta de 35.000 millones de euros, la misma que el año anterior.

Navarro ha explicado que los objetivos para este ejercicio son “alargar la vida media de la deuda, abaratar costes y diversificar la base de inversores”, igual que en años anteriores, y ha destacado los “mínimos históricos” en costes de financiación registrado en 2016, con unas emisiones netas de 35.043 millones, obtenidos íntegramente a través de medio y largo plazo, y con unas emisiones netas de letras que han sido “prácticamente nulas”.

La financiación neta del año pasado fue casi 10.000 millones por debajo de lo previsto a principios de año, gracias a la evolución de los ingresos públicos y un uso más eficiente de la Tesorería del Estado.

(Fuente: El Confidencial)

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Francisco Campos

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *