EE.UU. es el país que más gastó en armas nucleares en 2020 y Biden continúa “a toda máquina” con los planes de Trump

El presidente Biden se prepara para participar en la cumbre del G7, la de la OTAN y en una reunión con Vladimir Putin. A pesar de las críticas que Biden hizo a las políticas nucleares del Gobierno de Trump durante la campaña electoral, su Gobierno continúa con las iniciativas para expandir el arsenal nuclear de Estados Unidos y está pidiendo 43.000 millones de dólares para armas nucleares en su nuevo presupuesto.

La cumbre Biden-Putin se produce pocas semanas después de que la administración Biden anunciara que no volvería a unirse al Tratado de Cielos Abiertos, un importante acuerdo internacional de control de armas firmado por la administración George HW Bush en 1992. Vladimir Putin anunció entonces que Rusia se retiraría también. Como candidato presidencial, Joe Biden criticó la decisión de Donald Trump de retirarse del tratado. En mayo de 2020, dijo Biden, “Trump ha redoblado su política miope de actuar solo y abandonar el liderazgo estadounidense”.

Según la periodista estadounidense Amy Goodman, Biden también continúa con una serie de iniciativas de Trump para expandir el arsenal nuclear de EE. UU. En su nuevo presupuesto, el presidente Biden destina $ 43 mil millones para armas nucleares, incluido el dinero para desarrollar un nuevo misil de crucero nuclear lanzado desde un submarino, que siendo Biden candidato, describió como una “mala idea”.

En este contexto, un nuevo informe de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), ganadora del Premio Nobel, revela que el gasto mundial en armas nucleares aumentó durante la pandemia y que los nueve países del mundo que tienen armas nucleares gastaron 72.600 millones de dólares en armas nucleares en 2020, 37 mil millones de los cuales fueron gastados por Estados Unidos. “Hemos visto que, año tras año, el gasto en armas nucleares ha ido en aumento”, dice Alicia Sanders-Zakre, coordinadora de políticas e investigación de ICAN. “A pesar de que durante su campaña Biden prometió trabajar en pos del control de armas y el desarme, estamos viendo que, en realidad, está avanzando a toda máquina con los programas de armas nucleares heredados de Trump y continúa gastando mucho dinero en estas armas de destrucción masiva”.

Fuente: Democracy Now.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *