Siria: Estados Unidos saquea petróleo, entrena terroristas y entrega armas a milicias kurdas y árabes

“Además de entrenar terroristas, estas compañías se dedican al saqueo de los recursos petroleros al este del río Eúfrates y pertenecen al legítimo gobierno sirio. Toda la actividad de las empresas privadas militares estadounidenses se lleva a cabo con el apoyo de la aviación de la [llamada] coalición internacional y es un negocio de contrabando tomado del Daesh [también conocido como el Estado Islámico].” dijo ayer en una conferencia de prensa en Moscú, el coronel general Sergei Rudskoi, jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor de Rusia, citado por el Sputnik.

El general dijo que el número de mercenarios de compañías militares privadas con instaladas en Siria actualmente supera los 3500 y reveló que el crudo sirio robado proviene de los campos petroleros de Kanako, al-Omar y al-Tanak, ubicados al este del río Eufrates.

En este sentido, Rudskoi subrayó el hecho de que los estadounidenses están “saqueando los recursos naturales de Siria”, así como el destino que se le da a parte de las ganancias generadas por su contrabando: apoyo a grupos armados, soborno de jeques. y fomentando la lucha antigubernamental.

Entrega de armas y entrenamiento terrorista

El ejército ruso reiteró el lunes la acusación de que Estados Unidos continúa entregando armas en regiones sirias ubicadas al este del Eúfrates. Rudskoi dijo que “a cambio del contrabando de petróleo, Estados Unidos entrega armas a las milicias kurdas y árabes, que luego las usan una contra la otra”. “Todo esto solo deteriora la situación en esta zona devastada por la guerra”, dijo.

El oficial militar ruso también dijo que “en la zona de 55 kilómetros alrededor de al-Tanf [cerca de la frontera jordana e iraquí], los instructores estadounidenses entrenan al grupo armado Magawir a-Thawra y otros grupos armados. más pequeños, para que integren el llamado Ejército de Tribus Árabes ».

En total, los instructores del Pentágono entrenan en al-Tanf unos 2700 elementos. Fuentes seguras confirman que la Fuerza Aérea de los EE. UU. Transfiere estos elementos entrenados a zonas de control terrorista al este del río Éufrates.

“Los saboteadores más capaces son llevados a áreas controladas por las tropas del gobierno para crear situaciones de desestabilización y dificultar el fortalecimiento de las posiciones del ejército sirio”, agregó, explicando que las tareas principales de estos saboteadores son “llevar a cabo el sabotaje, destruir instalaciones de infraestructura de petróleo y gas, y perpetrando ataques contra las fuerzas gubernamentales ‘.

“Se detectó la presencia de estos grupos cerca de las aldeas de Suweida, Palmira y al-Bukamal”, dijo, y afirmó que en junio y julio, grupos entrenados por Washington llevaron a cabo unos 300 ataques, en los que murieron 225 militares y 65 civiles. .

Situación en los campos de Rukban y Al-Hol

Sergei Rudskoi reiteró las acusaciones, formuladas en varias ocasiones, de que Estados Unidos es culpable de la muerte y el sufrimiento de civiles del campo de refugiados de Rukban, cerca de la base militar ilegal de Estados Unidos en al-Tanf.

También se refirió a la situación del campo de al-Hol en la provincia de Hasaka, “creado por los estadounidenses y parecido a un campo de concentración”. Quedan 75,000 personas, en su mayoría mujeres y niños, y “a pesar de los llamamientos de la comunidad internacional, Estados Unidos no está tratando de resolver los problemas de los residentes rurales”, dijo.

Fuente: www.abrilabril.pt

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Encuéntrame
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *