Propuesta dudosa y polémica del PP en la Cámara de Cuentas: Miguel Contreras constructor y ex-cargo de Emvisesa

El PP ha elevado al Parlamento de Andalucía sus propuestas para la renovación de los cargos de consejeros de la Cámara de Cuentas de Andalucía, que supondrán la elección de Miguel Contreras como nuevo integrante del organismo de fiscalización externa según informe Europa Press.

Contreras será consejero de la Cámara de Cuentas de Andalucía en sustitución de Rafael Salas Machuca, quien en febrero de 2015 fue elegido vicepresidente de este organismo. No obstante, Contreras tiene una trayectoria institucional polémica y estrechamente vinculada al PP.

Los Contreras, una familia muy Popular

Miguel es miembro del clan familiar sevillano de los Contreras cuya constructora Azvi aparecía en los papeles del extesorero del PP Luis Bárcenas como donante al partido con más de 850.000 euros aunque la instrucción judicial no logró establecer ningún nexo entre esa largueza empresarial y la adjudicación de obra pública.

Para el Popular Contreras siempre hay un cargo en las instituciones públicas.

La familia Contreras, muy numerosa, siempre ha mostrado gran discreción en su conducta social y política. No obstante, sus relaciones con el poder político ha sido tradicionalmente muy fluidas, tanto con el Partido Popular como con el Partido Socialista. La muestra más visible de esa contrastada capacidad de relación y convocatoria es la caseta que la familia propietaria del Grupo Azvi tiene en la Feria de Sevilla. Desde hace años, los Contreras han venido invitando y agasajando en ella a destacados responsables políticos socialistas de la Junta de Andalucía, como Manuel Chaves o Magdalena Alvarez, pero también a dirigentes del PP y de sus gobiernos: por la caseta han desfilado nombres como el expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, hoy en prisión, o la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, cuya imagen se hacía viral en 2015 bailando por rumbas y sevillanas en la caseta.

No es este el primer cargo que le ofrece el PP. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido en 2017 lo nombró presidente de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) ¿Casualidad?

Consejero de una caja arruinada

Antes de ser responsable de infraestructuras penitenciarias también Zoido nombró a Miguel Contreras gerente de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa).

El nombramiento levantó las sospechas de la oposición, y no solo por el perfil profesional y familiar del designado, sino porque, meses antes de acceder a ese cargo municipal, Contreras había sido multado por el Banco de España con 39.000 euros por la comisión de una falta muy grave durante el periodo en que perteneció al organigrama directivo de la caja cordobesa Cajasur, intervenida por sus cuentas ruinosas –pérdidas de más de 800 millones– y adjudicada a la entidad vasca BBK.

Al igual que otros consejeros también multados, Contreras recurrió la sanción pero finamente en agosto de 2013 el Banco de España hacía firme la decisión. No por ello, sin embargo, fue destituido de la empresa pública ni dejó, por tanto, de cobrar uno de los sueldos más altos del Ayuntamiento de Sevilla, cerca de 114.00 euros al año.

No contento con ello en 2018 exigía una indemnización de casi 14.500 euros después de haber estado cobrando 9.453 euros al mes durante cuatro años como gerente de Emvisesa según informa Diario de Sevilla. Esta reclamación fue tumbada por una sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de Sevilla con fecha del pasado 18 de octubre, se ha producido pese a que uno de los estandartes del PP de Sevilla fue la introducción de una cláusula antiblindaje en los contratos de todos los altos directivos nombrados por Zoido. Se trataba de tomar una medida ejemplar en años difíciles para las arcas municipales.

Contratos bajo sospecha

La gestión de Contreras en el Ayuntamiento de Sevilla tampoco estuvo exenta de sombras. El diario El Mundo desvelaba en enero de 2014 que la Gerencia de Urbanismo venía adjudicando desde meses atrás contratos de obras sin publicidad a la empresa familiar del gerente de Emvisesa Vimac SA, precisamente la misma que aparece citada en el sumario de la trama Púnica por la adjudicación de obras públicas no concluidas.

Según la información firmada por la redactora María Rionegro de El Plural, Vimac SA resultó beneficiaria de al menos tres contratos de obras que asciendían a 112.952,87 euros (sin IVA), a lo largo del último semestre de 2013.

Un centro fantasmal

En cuanto a su vinculación con Púnica, en abril pasado la sección de Medio Ambiente de la Fiscalía Superior de Madrid presentaba una denuncia en el Juzgado de Instrucción de Torrelaguna contra los arquitectos municipales que diseñaron y firmaron el fantasmal Centro Cultural de Bustarviejo sin terminar. La adjudicación del edificio coincidió estando Francisco Granados, entonces consejero de Presidencia y hoy en prisión, como presidente de la empresa pública Arpegio. Arpegio adjudicó esa obra a la empresa Vimac, actualmente al parecer en concurso de acreedores y cuyo apoderado era Miguel Contreras.

Miguel Contreras fue gerente de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa) en el periodo en que fue Juan Ignacio Zoido fue alcalde de Sevilla (2011-2015). Contreras fue también vocal en el Consejo de Administración de Cajasur.

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *