La Audiencia Nacional ilegaliza de nuevo Causa Galiza (vídeos)

La Audiencia Nacional decreta de nuevo la “suspensión de actividades” de la organización de la izquierda independentista gallega Causa Galiza por un año, que puede ser prorrogable, y mantiene las graves imputaciones penales contra nueve militantes detenidos el pasado 30 de octubre en la llamada Operación Jaro, de “enaltecimiento del terrorismo” e “integración en banda armada”.

La decisión del juez Eloy Velasco de volver a suspender a Causa Galiza se basa en alegaciones como “la protección de futuras víctimas” o “conjurar la defensa social en la evitación de la continuidad delictiva”. Además, se acusa a Causa Galiza de difundir mensajes contra la monarquía y el Estado español, así como de participar en actos públicos sobre la historia del independentismo gallego.

La confirmación sale a luz después de la comparecencia el pasado 8 de febrero de Joám Peres, representante legal de Causa Galiza, pocos días después de que fue admitido el recurso presentado por la defensa que anuló la decisión de Velasco, argumentando la vulneración de derechos humanos que supuso suspender a Causa Galiza por dos años, sin haber escuchado antes a la organización.

Los nueve independentistas, a través de un comunicado, han valorado la decisión como «un disparate judicial y político destinado, exclusivamente, a impedir que trabajemos políticamente». Además, reiteran que Causa Galiza, que hace vida pública desde 2007, “actuó siempre con métodos legales al servicio del Pueblo Gallego y de la causa independentista”, y argumenta que si “trabajar en favor del derecho de autodeterminación y de la independencia como soluciones estratégicas a los problemas de desempleo, emigración, espolio territorial, asimilación, etc., que padece Galiza es terrorismo, miles de gallegas e gallegos son también terroristas”. Finalmente, afirman que mantendrán los principios “patrióticos y socialistas» frente a una España que no tiene «nada que ofrecer al pueblo gallego”.

Operación Jaro, comenzó la “cacería de militantes”

El pasado 30 de octubre de 2014, la Audiencia Nacional española ordenaba la detención en distintos puntos del país de nueve militantes de la organización independentista Causa Galiza, bajo la acusación de “integración en banda armada” y “enaltecimiento del terrorismo”. Ocho de los nueve militantes fueron trasladados a Madrid por orden del juez Eloy Velasco, quien decretó su libertad con cargos y medidas cautelares, así como la suspensión inmediata de la actividad pública de Causa Galiza durante dos años.

Al fuerte dispositivo policial que sacó a nueve militantes –uno de ellos aquejado de una dolencia cardiaca– de sus casas a punta de metralleta para trasladarlos a Madrid, se le sumaron las voces de políticos del Partido Popular acompañadas del aparato mediático con noticias y titulares sensacionalistas que vulneran derechos como la presunción de inocencia. Un ejemplo más de cómo el entramado político, judicial y mediático español trabaja conjuntamente con el objetivo de criminalizar y destruir a la disidencia política, ensañándose con los movimientos independentistas y soberanistas que cuestionan el orden territorial del Estado español.

Frente a esta nuevo contexto represivo, el 24 de enero fue convocada una movilización nacional en Galiza “contra la ilegalización de organizaciones políticas y en defensa de los derechos y las libertades”.

Más de mil personas acudieron al llamado en la capital de Galiza, Compostela, con una amplia presencia de colectivos y organizaciones políticas, culturales, feministas o sindicales como la CIG (Conferencia Intersindical Galega), MNG (Mulheres Nacionalistas Galegas), CNT (Central Nacional de Trabajadores), etc., así como el apoyo de organizaciones internacionales como Sortu, Askapena o la CUP.

En este sentido, ya en 2013 el Organismo Popular Anti-repressivo CEIVAR, después de conocer la sentencia que dictaminó la existencia de un grupo terrorista en Galiza, Resistencia Galega, e impuso penas ejemplares de entre 18 y 10 años de cárcel a cuatro militantes independentistas, alertaba de que esta condena abría la “cacería de militantes de todo tipo de organizaciones que hasta ahora operaban legalmente y que, a corto plazo, pueden ser etiquetadas como partes de un supuesto “organigrama terrorista”, ilegalizadas y perseguidas”.

Esta nueva operación política, mediática y policial contra Causa Galiza supone un nuevo salto cualitativo en la represión que enfrenta el independentismo gallego organizado, pues como apunta Joám Peres, uno de los encausados entrevistado por Diário Liberdade, “se trata de un hecho inaudito porque, desde 1936, año en que el fascismo ilegaliza al Partido Galeguista, ésta es la primera ilegalización que conocemos en Galiza”.

(Fuete: La Haine)

CAUSA-GALIZA-2-1024x768

Causa Galiza: “Sólo defendemos la independencia por métodos legales”

En una rueda de prensa celebrada este lunes, en los locales de la Plaza de los Comunes en el madrileño distrito de Arganzuela, Joám Peres, detenido en Santiago y militante de Causa Galiza, subrayó -después de pedir la liberación de los titiriteros por una actuación artística en el contexto de los carnavales- que su organización “sólo hace política. Causa Galiza defiende la independencia por métodos legales”. Para añadir que diversas organizaciones políticas y sindicales, entre ellas Anova, Bloque Nacionalista Galego, CUT, FTG, ADEGA, Verdegaia, PC y otras han denunciado estos métodos propio de “dictaduras fascistas”.

Estas y otras organizaciones han expresado su solidaridad con Causa Galiza en la movilización llevada a cabo, el pasado 24 de enero, por las calles de Santiago. Estas organizaciones denunciaron el proceso judicial en marcha contra la ilegalización de Causa Galiza. Más de mil personas defendieron el derecho del independentismo gallego a “cuestionar el poder” centralista.

Para Peres, “El Estado español está en una crisis profunda en donde su modelo territorial está acabado. No tienen legitimidad democrática cuando la corrupción corroe todos sus cimientos. La única reacción son sus golpes represivos contra todo tipo de organización que se oponga a sus políticas en el conjunto del Estado”.

“Estamos en una situación en la que van a la cárcel titiriteros, los miembros de una asociación cultural o los de una peña de fútbol. Estamos en un proceso de fascistización en el cual profesionales o miembros de una comparsa de carnaval pueden ir a la cárcel por el mero hecho de defender la independencia”, dijo Peres.

No resulta casual, subrayó Peres, que la Asamblea Nacional de Catalunya esté siendo investigada por la Audiencia Nacional, que a los titiriteros se les envíe a la cárcel y se intente ilegalizar Causa Galiza. “Estamos viviendo una profunda involución democrática y un incremento brutal de la represión”. “Ante esta situación tenemos que mantenernos firmes en nuestros principios. No tenemos nada que arrepentirnos, mantener nuestras posiciones políticas e ideológicas y activar la movilización social”.

Por su parte, el abogado, Guillerme Presa, dijo que van a recurrir el auto del juez Velasco en contra de la suspensión cautelar de dos años de Causa Galiza, partido que realiza actividades desde el 2007, y que defiende los derechos políticos y civiles “de un sector de la sociedad, minoritario, pero de un sector de la sociedad con derechos”. “Es sumamente grave que se intente eliminar manu militari la opinión política del independentismo galego”.

La actuación de la Guardia Civil y de la Audiencia Nacional en la “Operación Jaro” contra Causa Galiza incluye la intervención de más de 300 líneas de comunicación de personas próximas al entorno del partido legalizado en 2007.

(Fuente: Kaos en la Red)

Causa galiza 3

Marchan en Santiago contra la ilegalización de Causa Galiza, “demonizada” por el Gobierno

Una marcha recorrió el pasado 21 de enero las calles del Ensanche y del centro histórico compostelano en contra de la ilegalización de la organización Causa Galiza, cuya primera suspensión de actividad fue decretada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Ante esta situación, cientos de personas acudieron a la Alameda de Santiago, lugar desde el cual partió la marcha, pasados unos 10 minutos de las 12,00 horas. Pero antes de iniciar la manifestación, Mero Iglesias, que ejerció de portavoz, subrayó que el objetivo de ésta es defender tanto a Causa Galiza como a “muchos” movimientos sociales que están, en su opinión, “demonizados” y “castigados a la ilegalización” por un Gobierno que, aseguró, “no” les “representa a muchos”.

“Exigimos el derecho que tenemos como movimientos sociales y como gente de a pie, común y normal, de defender los intereses nacionales de Galicia, incluso aquellos independentistas que cuestionan el poder que nos habita”, ha subrayado Iglesias, justo antes de hacer hincapié en “la necesidad de una independencia”: “Para poder ser quien somos, en orgullo y dignidad”.

Preguntado sobre cómo cree que evolucionará esta situación, ha opinado que, “tal como va” el proceso y “si mandan los que están mandando”, irá “hacia la demonización e ilegalización que propugnan de todos estos movimientos políticos y sociales”. A este respecto, ha remarcado que la Justicia “es igual para todos”, y el “derecho de discrepar”, “necesario y urgente para consolidar la democracia”.

“Apoyo de muchas formaciones gallegas”

Sobre la solidaridad mostrada por los grupos políticos con Causa Galiza, Iglesias explicó que se cuenta con el “apoyo” de “muchas” formaciones gallegas. “Incluso aquellas que no son nacionalistas”, ha apostillado.

Asimismo, poco antes de iniciar la marcha, ha asegurado que “se palpa en el ambiente” que la Justicia está “mediatizada por ciertos sectores políticos” que “no tendrían que intervenir ni por qué borrar la independencia” de ésta.

“Ola represiva”

Entre las personas que participaron en dicha marcha se encontraba el exportavoz nacional del BNG Guillerme Vázquez, quien defendió, también minutos antes de iniciar la manifestación, que “todas las ideas políticas se pueden defender”. “Desde luego, no comparto la ola represiva que, desde el Ministerio de Interior, se viene llevando adelante, sobre todo en los últimos años, para callar a los discrepantes”, ha opinado.

Así las cosas, considera que “lo normal” es “demandar que todo el mundo pueda expresarse con libertad”. “Eso es aquello de vinieron por aquel y conmigo no iba, hasta que vinieron a por mí y era demasiado tarde”, ha ironizado, para luego alertar de que “no se puede seguir por la vía de criminalizar a toda la disidencia en el Estado español”.

Pasados unos 10 minutos de las 12,00 horas, la marcha partió de la compostelana Alameda, se dirigió a la Praza de Galicia, recorrió varias calles del Ensanche compostelano y, por último, acabó en la Praza do Toural, en donde se leyó un manifiesto.

“Audiencia Nacional, tribunal fascista”

Durante la marcha, que duró algo más de media hora, los participantes ondearon banderas nacionalistas y entonaron múltiples consignas, como ‘Non á represión’, ‘Ilegalizar ao Partido Popular’, ‘O capitalismo é o terrorismo’ y ‘Audiencia Nacional, tribunal fascista’, entre muchas otras.

Las consignas no cesaron hasta la llegada a la Praza do Toural, en donde leyeron un manifiesto. En concreto, en él se muestra la solidaridad de los movimientos y organizaciones firmantes con las nueve personas que, el pasado 30 de octubre, fueron detenidos en el marco de la ‘Operación Jaro’, para después ser puestas en libertad con cargos el 2 de noviembre.

El juez Eloy Velasco les imputó los delitos de integración en organización terrorista y enaltecimiento del terrorismo, mientras que el Ministerio de Interior identificó la ‘Operación Jaro’ como un golpe al “entorno” de Resistencia Galega.

Causa Galiza, “legal en sus fines”

Asimismo, en el manifiesto leído en la Praza do Toural, se presentño a Causa Galiza como una organización “legal en sus fines”, “estatutos” y “conducta”. Tras la lectura del manifiesto, el poeta Manolo Pipas y el propio Mero Iglesias han hecho hincapié en la necesidad de defender los derechos civiles que la gente “ganó en las calles y perdió a pasos agigantados en los Parlamentos”.

Por último, los participantes han entonado el Himno gallego y han finalizado la marcha con: “Viva Galicia ceive e popular” e “Independencia”.

La marcha fue apoyada por Anova-Irmandade Nacionalista, Agir, Ceivar y muchos otros grupos y movimientos sociales. También han participado miembros del Bloque, como el alcalde de San Sadurniño, Secundino García Casal.

(Fuente: te interesa. es)

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Francisco Campos

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *