“Israel” se entrena en Chipre para invadir Líbano: contexto, objetivos y cuestiones

Según el plan de la maniobra, anunciado oficialmente por el ejército de ocupación israelí, gran número de sus fuerzas maniobrarán en una zona montañosa y en áreas desconocidas. El ejercicio de combate simulará una batalla en el frente norte (Líbano), e incluirá una maniobra terrestre en una zona montañosa de Chipre (similar al terreno libanés).

El anuncio del ejército israelí de enviar una brigada de comando a Chipre para entrenarse allí con miras a invadir Líbano, en cualquier enfrentamiento futuro con Hizbullah, debido a la similitud del terreno de los dos países, y como parte de la maniobra de “Vehículos de Fuego”, plantea interrogantes sobre el contexto y los objetivos de este ejercicio, y los problemas involucrados, especialmente que la maniobra que se realiza este año no es la primera, como una lección del fracaso sufrido por el ejército de ocupación israelí en la guerra de julio de 2006.

El Contexto

El mal desempeño  del ejército de ocupación israelí en general, y las unidades terrestres en particular, durante la guerra de julio de 2006 hizo sonar la alarma a nivel político y militar en “Israel” y desató un tumultuoso debate, no exento de dimensiones conceptuales a nivel de la teoría de la seguridad, junto con su valor en aspectos relacionados con el espíritu de lucha y la disposición al sacrificio, en cuanto a la necesidad de la maniobra terrestre para lograr la victoria deseada y esperada en cualquier batalla futura contra Hizbullah en el Líbano, y las condiciones requeridas para el éxito.

Aunque las opiniones estaban divididas entre estrategas, teóricos militares e investigadores en el campo de la seguridad nacional, respecto a la problemática maniobra terrestre, su necesidad y condiciones, los niveles de decisión en “Israel” no encontraron alternativa a prepararse para ella aisladamente de sus consecuencias.

En el contexto de extraer lecciones de los fracasos de la guerra de julio de 2006, surgió la idea de introducir modificaciones al concepto de funcionamiento de las fuerzas militares por un lado, y a su construcción y estructura por otro, lo que se tradujo, entre otras cosas, en la creación del llamado comando de profundidad en 2011, seguido por  la formación de la Brigada de Comando en 2015, que incluye varias unidades de élite en el ejército de ocupación israelí. También fue adjunta la brigada 98, junto con otras unidades,  por lo que su misión sería operar en la profundidad en territorio libanés para complementar o sustituir, según las circunstancias, a las maniobras terrestres, en particular en las zonas fronterizas.

El éxito de esta misión requiere que las nuevas unidades se entrenen en un terreno geográfico similar al terreno libanés. De ahí la elección de Chipre como campo de pruebas para futuras agresiones israelíes contra el Líbano. En 2017, la brigada de comando participó en su primer entrenamiento en Chipre, durante el cual maniobró para luchar en áreas que imitan el terreno libanés.

Sucesos

En estos días, “Israel” realiza la maniobra “Vehículos  de Fuego”, que simula una guerra de múltiples frentes y dimensiones, a lo largo de todo el  período del “mes de guerra”. Esta maniobra, dicen los funcionarios israelíes, es la más grande en la historia del ejército de ocupación israelí.

El ejercicio, que tendrá una duración de cuatro semanas, comenzó el 9 de mayo y finalizará el 2 de junio.

Según el plan  de la  maniobra, anunciado oficialmente por el ejército de ocupación israelí, grandes número de sus fuerzas maniobrarán en una zona montañosa y en áreas desconocidas. El entrenamiento de combate simulará una batalla en el frente norte (Líbano), e incluirá una maniobra terrestre en una zona montañosa de Chipre (similar al terreno libanés).

En la maniobra participarán fuerzas de la 98 División, que incluye la brigada de comando del ejército de ocupación israelí. La aviación de combate israelí también participará activamente en el ejercicio.

¿Por qué Chipre?

 Los oficiales y expertos israelíes no ocultan los antecedentes que llevaron al ejército israelí a elegir Chipre, con el fin de ser entrenado en ella para invadir el Líbano. Chipre es para ellos, según el diario Israel Hayom (12-06-2019): “una copia del Líbano, en la distancia, y también en las condiciones geográficas que presenciarán en la próxima guerra contra Hizbullah”.

El periódico agregó: “Chipre es como el Líbano: montañas, plantas, la necesidad de trabajar entre civiles. Para los jóvenes oficiales y soldados, este es un mundo nuevo y desconocido. La mayoría de ellos nacieron poco antes de la retirada del sur del Líbano en 2000 , y no participaron en la Segunda Guerra del Líbano, un evento que no debería ocurrir la próxima vez”.

Lo que alienta más al ejército de ocupación israelí a entrenarse en Chipre es “la profunda relación estratégica que une a los dos países. Es un sistema de relaciones íntimas y amistosas, a todos los niveles: desde el primer ministro, pasando por el Ministerio de Seguridad y el Comando  del ejército israelí, incluso las fuerzas sobre el campo”.

El analista de asuntos militares de Israel Hayom, Yoav Limor, declaró que en la maniobra de 2019, el comandante de la Fuerza Aérea Chipriota vino a sentarse con los pilotos israelíes y hablar con ellos. Durante el ejercicio, también se reunió en aquel momento con el  comandante de la Fuerza Aérea, el general de división Amikam Norkin, quien había venido para una visita relámpago. Además, el Jefe de Estado Mayor, el teniente general Aviv Kochavi, llegó a Chipre en 2019 durante varias horas para visitar a las fuerzas israelíes que se están entrenando allí, y aprovechó la oportunidad para reunirse con sus homólogos chipriotas en Nicosia. Kochavi estuvo acompañado en Chipre por el comandante del Comando del Frente Norte, el general de división Amir Baram, y el comandante del brazo terrestre en ese momento, el general de división Yoel Strick.

La problemática

El hecho de que Chipre permite que el ejército de ocupación israelí use su territorio para entrenarse en la invasión de Líbano plantea múltiples interrogatorios, porque Chipre es un país amigo de Líbano y mantiene relaciones políticas y diplomáticas normales. El problema radica en que “Israel”, el “estado” enemigo del Líbano y siempre agresor, maniobra anualmente en Chipre para realizar operaciones agresivas contra el Líbano, y lo anuncia, y dice que se beneficia de la geografía chipriota, que en muchas zonas se asemeja a la geografía libanesa, para entrenarse para atacar el Líbano y realizar una maniobra terrestre en él en cualquier guerra futura. “Israel” está practicando una “guerra ofensiva”, no una acción defensiva. Esto plantea las siguientes preguntas:

– ¿Es aceptable y aceptado en las relaciones internacionales que un país abra su territorio (Chipre) a un segundo “estado” (“Israel”) para entrenarse en atacar el territorio de un tercer país (Líbano), que tiene relaciones normales con el primero (Chipre)?

– ¿Eso no viola las buenas relaciones de vecindad? ¿No es esto una violación de los principios más básicos de la diplomacia y el derecho internacional? ¿Y la participación chipriota la absuelve de soportar las consecuencias en múltiples campos?

– ¿Por qué el Líbano, con su gobierno, ministerio y aparatos políticos, militares y de seguridad, permanece en silencio, no hace nada, ni plantea ninguna objeción contra Chipre, no le pide ninguna aclaración y no toma ninguna medida en su contra? ¿Se puede suponer que hay un país en el mundo que acepta esta realidad?

Fuente: Almayadeen.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *