Euskal Herria: El gaztetxe Maravillas de Iruñea desalojado y vuelto a ocupar a las pocas horas. Se entra en fase de impasse (vídeos)

La Policía Foral ha entrado en la madrugada del viernes en el gaztetxe Maravillas y ha desalojado a los jóvenes que trataban de impedirlo. La Policía española ha acordonado la zona evitando que los vecinos se pudiesen acercar hasta el lugar.

La Policía Foral ha entrado alrededor de las 05:00 en el gaztetxe Maravillas de Iruñea y ha desalojado a la veintena de jóvenes que se encontraban dentro. Cientos de vecinos han acudido a la llamada del gaztetxe para oponerse al desalojo, pero tanto la policía navarra como la española han acordonado las calles cercanas a la plaza Nabarrería, evitando que la gente pudiese llegar.

Durante la noche, en la calle se han podido escuchar cargas, mientras agentes de la Policía Foral entraban en el gaztetxe. Varios jóvenes se han colgado en la pared, y otro se han encaramado al tejado. Hacia las 08:00, la mayoría de ellos había sido desalojado, pero todavía quedaba alguna persona encadenada dentro del gaztetxe.

Pasadas las 09:00, la Policía Foral ha informado de que se encontraba tratando de sacar a la última persona que permanecía encadenada a un barril. Hacia las 09:30, no quedaba nadie en el interior del edificio. Los jóvenes, un total de 22, han sido identificados y tras ello, puestos en libertad. Cuatro de los identificados eran menores.

Tras las cargas de la Policía Foral, al menos nueve jóvenes han tenido que ser atendidos con diversas heridas. De hecho, dos de ellos han sido trasladadas al hospital a causa de los golpes recibidos.

Josefina Lamberto, hermana de Maravillas Lamberto, ha acudido a la calle Mercaderes, donde se encontraban reunidos centenares de jóvenes, a mostrarles su apoyo. A su vez, estos la han recibido con una fuerte ovación.

La protesta se ha trasladado después desde las inmediaciones del gaztetxe, cerradas por la Policía española, hasta la calle Zapatería, donde se encuentra la sede del PNV. «Este será el próximo gaztetxe», han gritado los jóvenes.

El alcalde Joseba Asiron dijo que el desalojo «unilateral» «no vendría a solucionar el problema, sino tal vez a acentuar esa división» y apostó por retomar el diálogo. La misma idea que defendieron vecinos y colectivos de Alde Zaharra de Iruñea.

Al final, el desalojo se ha producido apenas 24 horas después de que no se concretase la reunión entre los miembros del gaztetxe y el Gobierno de Nafarroa, con la presidenta Uxue Barkos a la cabeza.

También han interpelado a la portavoz del Ejecutivo navarro, María Solana, para preguntarle dónde está «el desalojo ordenado» del que hablaba y para denunciar que se haya «militarizado el barrio». Han añadido que «los heridos se cuentan por decenas».

Asimismo han anunciado que este sábado comparecerán a las 12.00 en la plaza de la Navarrería para presumiblemente hacer una lectura más pausada sobre lo ocurrido.

Por último, han animado a participar en la manifestación convocada para el día 25 en Iruñea «para decir que Maravillas seguirá en pie».

Al no poder continuar hacia su destino, los manifestantes se han adentrado de nuevo por las calles del Casco Viejo, produciéndose al igual que esta mañana el lanzamiento de huevos contra la sede del PNV en la calle Zapatería.

Posteriormente, en la calle Estafeta, al encontrarse con la Policía Nacional a la altura de la calle Javier, han vuelto a protagonizar una sentada, situación que se ha repetido después en los alrededores de la catedral, desde donde se han dirigido hacia la plaza de Navarrería, en la que se encuentra el palacio desalojado, a cuyo interior han logrado acceder.

“Para el pueblo, lo que es del pueblo”

“Abrimos de nuevo el Gaztetxe Maravillas. Para el pueblo lo que es del pueblo” han anunciado a través de su cuenta de Twitter después de que un grupo de personas haya conseguido acceder al interior del edificio en el transcurso de una kalejira de protesta que estaba teniendo lugar por el casco viejo de Pamplona.

Al mismo tiempo, han realizado un llamamiento a “defenderlo y a dormir esta noche” en el inmueble desalojado esta mañana por la Policía Foral, en coordinación con la Policía Nacional, en una intervención en la que han sido identificadas 22 personas y durante la cual se han producido algunas cargas policiales en las inmediaciones, a consecuencia de las cuales dos personas han sido trasladadas al hospital.

El Parlamento Foral aprobó hace unos días una resolución (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E) apoyando los proyectos de autoorganización y autogestión juvenil «orientados a la construcción de comunidades plurales y diversas», si bien, a la par, rechazó la propuesta apoyada por Podemos-Ahal Dugu y EH Bildu a fin de mostrar su desacuerdo con la «petición judicial de desalojo cautelar» del gaztetxe Maravillas realizada en pleno verano por el Gobierno de Navarra. O sea, un brindis al sol. Se afirman abstractos derechos, pero se persiguen iniciativas concretas que buscan materializar los mismos. En resumen, algo similar a lo que sucede con la Constitución española que afirma el «derecho al trabajo» pero, a continuación, da amparo un arsenal de leyes basura que condenan al paro y a la precariedad a millones de personas.

Como vecino del Casco Viejo me consta que la juventud que gestiona hoy el gaztetxe ha regenerado socialmente un edificio al que un abandono de 20 años había llevado a una deplorable situación. Sus distintos espacios (banco de alimentos, gimnasio, cine, comedor, cantina…) y las actividades impulsadas, lo han convertido en un lugar vivo, participado e integrado en el barrio, en el que muchos jóvenes hallan un espacio con el que se identifican.

El Gobierno de Navarra, que frente a la imposición de la «legalidad» por parte del Gobierno español (recursos a sus leyes, topes presupuestarios, proyectos infraestructurales…), ha planteado siempre el diálogo y la negociación a fin de llegar a acuerdos, niega aquí esta vía por él ensalzada y afirma, como razón principal de su proceder, su sacrosanto derecho a la propiedad del edificio, ya que ningún proyecto concreto se plantea tampoco para el mismo que no sea el de dar continuidad a su no uso y abandono.

La petición hecha por el Gobierno al juzgado para desalojar el gaztetxe enfrenta así la «legalidad» de una propiedad inutilizada propiciatoria del deterioro del edificio, con la «ilegalidad» de una ocupación juvenil que le ha dado vida social. Y en medio, nada. Por eso es preciso abrir vías a un diálogo en el que se expongan no solamente títulos de propiedad, sino propuestas que materialicen ese apoyo a la autoorganización y autogestión juvenil de las que se dice estar a favor. Todo eso, claro está, exige un previo: la inmediata retirada de la solicitud de desalojo por el departamento de Hacienda del Gobierno de Navarra. De lo contrario, el diálogo no sería tal, sino un mero trágala.

Cientos de jóvenes se suman a la asamblea y a una kalejira tras el desalojo del gaztetxe ‘Maravillas’

El Casco Viejo pamplonés ha sido escenario este viernes de diversas protestas con motivo del desalojo del gaztetxe Maravillas. A las 18 h ha dado comienzo en la plaza del Castillo una asamblea a la que han acudido cientos de jóvenes, y en la que se ha trasladado información sobre lo acontecido a lo largo del día. Posteriormente se ha iniciado una kalejira por las calles del centro en la que entre otros lemas se ha coreado el de “un desalojo, otra ocupación”.

Los miembros del gaztetxe se han preguntado dónde está el “desalojo ordenado” del que hablaba María Solana y han asegurado que varios jóvenes han resultado heridos por “porrazos y pelotazos” de la Policía. “Con este operativo, nos preguntamos a ver dónde está el diálogo”, han dicho. El movimiento okupa ha agradecido la “respuesta popular que ha resistido la violencia” de los cuerpos policiales.

En la asamblea este colectivo ha subrayado que “es completamente falso” que haya sido un desalojo tranquilo, en respuesta a la portavoz del Gobierno foral, María Solana, que ha destacado que no ha habido “ni heridos, ni detenidos”. “No hay ningún desalojo pacífico. Los desalojos implican violencia”, han dicho los okupas, quienes se han preguntado “dónde está la voluntad de diálogo” del Ejecutivo navarro que, según han dicho, debe asumir “las responsabilidades de lo que ha ocurrido”.

Han denunciado que el desalojo ha sido un “ataque hacia el barrio” y han criticado que el Gobierno foral “ha actuado como lo hizo UPN hace años”. “Es un ataque a colectivos que han luchado por un cambio en Nafarroa”, han manifestado en la Plaza del Castillo, desde donde se han dirigido en ‘kalejira’ a la sede del PNV, con momentos de tensión con la Policía Nacional.

Las protestas que han comenzado esta madrugada, cuando la policía ha procedido a desalojar el palacio del Marqués de Rozalejo, han continuado una vez que se ha dado por finalizado el desalojo y se ha identificado a 22 personas que se encontraban en su interior. Con momentos de tensión y alguna carga policial, varias decenas de personas se han congregado inicialmente en el entorno de la calle del Carmen, para posteriormente, en un grupo más numeroso, trasladar la protesta hacia la calle Mercaderes.

La presencia en ese punto de la hermana de Maravillas Lamberto, en cuya memoria el gaztetxe se ha denominado Maravillas, ha sido acogida con aplausos por los asistentes. Desde allí hacia las once de la mañana se han dirigido a la calle Zapatería para mostrar ante la sede del PNV su rechazo a la actuación policial y criticar a Geroa Bai por su actuación en este caso.

Archivada la causa

El Juzgado de Iruñea ha acordado el sábado archivar la causa abierta por la okupación del Palacio de Rozalejo después de que la consejera del Gobierno navarro María Solana pidiera la suspensión de la orden de desalojo. Por la mañana tanto el Ejecutivo como el cuatripartito habían analizado la situación creada tras la irrupción policial del viernes y la nueva okupación.

El gaztetxe Maravillas de Iruñea deja de estar amenazado de desalojo después de que el Gobierno de Barkos haya cambiado su posición y retirado la petición para ello. Se ha encargado de hacerlo la consejera de Interior en funciones (en ausencia de María José Beaumont), María Solana, que es quien estaba llevando la voz cantante en el asunto junto a Uxue Barkos. Solana comparecerá a las 19.30 para explicarlo.

El Juzgado de Iruñea ha comunicado esta circunstancia que cambia radicalmente la situación. Tras recibir esa solicitud de Solana, se ha acordado el archivo de la causa abierta por la okupación dado que se entiende que el titular del edificio, el Gobierno de Nafarroa, la tolera.

Según expone el juez, la voluntad contraria al desalojo conlleva legitimar «temporalmente pero con carácter indefinido» la okupación. Judicialmente supone el cierre del caso, y políticamente abre una vía de solución clara a través del diálogo, que está siendo reivindicada por el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron (EH Bildu), y los colectivos de Alde Zaharra que se ofrecen para ayudar.

NAIZ ha podido saber que en la mañana de hoy sábado la situación creada el viernes había sido reevaluada tanto por el Gobierno navarro como por los socios del cuatripartito, entre los que Geroa Bai era el único que apostaba por acabar con el proyecto Maravillas. Como es sabido, el edificio fue desalojado por la Policía Foral en una actuación no exenta de violencia, pero por la tarde los jóvenes volvieron a tomar el edificio, lo que hacía previsible un enconamiento del conflicto que ahora queda reconducido.

Opción de solución en Maravillas al renunciar el Gobierno al desalojo

Giro de 180 grados en el litigio del gaztetxe de Iruñea. La nueva okupación ha hecho que el Gobierno Barkos retire la petición de desalojo «por prudencia», tras lo que el Juzgado archiva el caso. El proyecto de Maravillas sigue, aunque la consejera María Solana, protagonista de las dos decisiones, aclara que seguirán intentando recuperar el edificio.

El conflicto del gaztetxe Maravillas de Iruñea que se venía larvando desde junio ha deparado 36 horas de vértigo, tras las cuales la puerta a la solución queda abierta. Al desalojo policial de la madrugada del viernes ordenado por los cargos de Geroa Bai en el Gobierno navarro le sucedió la recuperación del edificio por los jóvenes a última hora de la tarde y ayer, en un nuevo giro, la retirada de la petición de desalojo. Con ello el tándem Barkos-Solana rectifica, cumple con lo que le venían demandando sus socios, desaira a los partidos del antiguo régimen y devuelve el oxígeno al proyecto.

Maravillas dejó de estar amenazado de desalojo a media tarde. El Juzgado de Iruñea comunicó el archivo del caso tras haber recibido una solicitud de retirada del desalojo por parte de María Solana, en condición de consejera en funciones de Interior debido a la ausencia por vacaciones de la titular, María José Beaumont. Inmediatamente se acordó el archivo de la causa abierta por la okupación dado que el titular del edificio de Nabarreria, el Gobierno de Nafarroa, la tolera.

Según expone el juez, la voluntad contraria al desalojo conlleva legitimar «temporalmente pero con carácter indefinido» la okupación. Judicialmente supone el cierre del caso, y políticamente abre una vía de solución clara a través del diálogo, vía que está siendo reivindicada especialmente por el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron (EH Bildu), y los colectivos de Alde Zaharra que se ofrecen para ayudar.

GARA constató que en la mañana de ayer la situación creada el viernes había sido reevaluada tanto por el Gobierno navarro como por los socios del cuatripartito, entre los que Geroa Bai era el único que apostaba por acabar con el proyecto Maravillas. Como es sabido, el edificio fue desalojado por la Policía Foral en una actuación no exenta de violencia, pero por la tarde los jóvenes volvieron a tomar el edificio, lo que hacía previsible un enconamiento del conflicto que por el momento queda reconducido.

Con todo, el pulso sigue porque en una comparecencia urgente a última hora de la tarde Solana dejó claro que han tomado esta decisión «por prudencia»&flexSpace;pero no renuncian a la recuperación del edificio.

Argumentó la portavoz que «la gravedad» de la situación creada les llevó a suspender la orden de desalojo como medida «más procedente». Y remarcó que la decisión la tomó el Ejecutivo de modo «unilateral»&flexSpace;ante la constatada «falta de sintonía»&flexSpace;con sus socios, puesta de relieve en la reunión matinal.

Solana apuntó en la misma línea que la decisión se ha adoptado en «defensa de los intereses generales», entendiendo que en este momento «prevalece el de la seguridad ciudadana ante la defensa de un bien de titularidad pública». Pero matizó acto seguido que ello «no supone en ningún caso»&flexSpace;que el Gobierno Barkos renuncie a esta propiedad, que pretende destinar a la memoria histórica según un proyecto improvisado aparentemente tras decidir acabar con Maravillas. Memoria histórica es precisamente la cuestión a la que alude el nombre de este gaztetxe [porMaravillas Lamberto, joven de Larraga de 14 años violada y asesinada por los franquistas en 1936].

En cuanto al desalojo del viernes, que fue repudiado por todos los agentes del cambio en Nafarroa con la salvedad de Geroa Bai, María Solana sostuvo que «no fue un error»&flexSpace;y que el operativo resultó adecuado. El Sindicato de la Policía Foral, uno de los cinco con representación en el comité de este cuerpo policial, había reprochado al Ejecutivo la culpa de que los jóvenes hubieran logrado recuperar el edificio por la tarde. Este SPF, por cierto, ha echado más leña al fuego anunciando una acción judicial contra un usuario de Facebook por presunto delito de odio en sus comentarios sobre la irrupción policial.

UPN y PP entran en cólera

El malestar de UPN y PP, que la víspera habían cantado victoria tras el desalojo que daba la razón a sus exigencias, fue inmediato. En su discurso habitual desde el inicio de legislatura, el líder de UPN, Javier Esparza, acusó a Uxue Barkos de capitular ante EH Bildu. Tuiteó concretamente que la presidenta «ha cedido ante el chantaje y las amenazas de Araiz».

«Barkos deja un edificio de todos los navarros a unos okupas para su uso y disfrute», añadió Esparza, obviando la evidencia de que el Palacio de Rozalejo estaba sin uso hace décadas y que UPN casi siempre ha gobernado. «De nuevo EH Bildu se sale con la suya, es una vergüenza», clamó en las redes sociales.

Del mismo modo y en el mismo tono se expresó Ana Beltrán, presidenta del PP en Nafarroa: «Es intolerable que se permita la ocupación ilegal del Marqués de Rozalejo», indicó tras afirmar que llevarán a Barkos al Parlamento porque «no vamos a permitir que siga la opacidad».

Los colectivos de Alde Zaharra insisten en su oferta de mediación a las dos partes

La noticia llegada por la tarde desde los tribunales dio un nuevo valor a las posiciones aparecidas horas antes en Alde Zaharra. Allí, por un lado los representantes del gaztetxe comparecieron para denunciar la intervención policial con contundencia pero planteando también la existencia de una segunda oportunidad si Barkos y Solana «dan el paso». Por otro, los colectivos de Alde Zaharra –entre ellos la asociación de vecinos y SF78 Gogoan– que el jueves habían formulado una propuesta de mediación insistieron en este planteamiento.

«Queremos reiterarlo –dijeron en una nota de prensa–. Nos ofrecemos como grupo facilitador, con el objetivo de crear un espacio para el diálogo entre las partes. Esta propuesta va a ser trasladada a ambas partes esperando una respuesta positiva a la mayor brevedad posible».

Habrá que ver si esta opción, que defienden también claramente líderes de EH Bildu como el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, es explorada o no por el Gobierno Barkos.

Por lo que respecta a Asiron, anteayer desde el entorno de Geroa Bai se intentó desviar la responsabilidad del litigio global del gaztetxe de Iruñea hacia su figura, y se lanzaron ideas como la posibilidad de que el Ayuntamiento ofrezca otro local a los jóvenes, de modo que estos liberen voluntariamente el Palacio de Rozalejo. Preguntados por ello, los portavoces de Maravillas declinaron responder, pero sí incidieron en que la culpa de la situación creada era exclusiva de Geroa Bai y en ningún caso de Asiron.

En la comparecencia realizada en la Plaza Nabarreria se denunció, junto a ello, el empleo de violencia por parte de la Policía Foral durante el desalojo de la madrugada del viernes. Pero se saludó también la constatación de que «la multitud en ningún caso respondió igual» y que «quedó en evidencia que este pueblo no comprende actitudes represivas que deberían haber quedado en el pasado».

Los jóvenes se reivindicaron además como «herederos del Euskal Jai», el gaztetxe desalojado policialmente por los mandatarios de UPN en 2004, y se mostraron convencidos de que «esto no es el fin de una okupación, sino el principio de algo precioso y, si lo queremos de verdad imparable».R.S.

Cronología de una lucha que no se rinde: Gaztetxe Maravillas

Diciembre de 2015, unas 600 personas okupan un bloque situado en la calle Compañía del Casco Viejo de iruñea, bloque que llevaba varios años vacío y que se transforma en un Gaztetxe. Desde ese espacio que concentraba personas de distintos barrios y pueblos de Iruñerria, se esparció la semilla gaztetxera por otras zonas, posibilitando que en otros barrios se abrieran proceso similares para conseguir un Gaztetxe, como es el caso de Barañain, la Rotxapea, etc.

-Nada mas entrar, se inician conversaciones con Gobierno de Navarra, que era el propietario del edificio para acordar una posible cesión del edificio. La respuesta fue bastante negativa, ya que optaron por la vía represiva para condicionar la negociación (varios identificados bajo amenaza de pasar por los tribunales)

-Interviene el Ayuntamiento de Iruñea que propone que se abandone el gaztetxe para ofertar otros espacios donde se pudiera desarrollar el proyecto del gaztetxe.

Enero de 2016, Se comunica la decisión del gaztetxe de aceptar una de esas ofertas pero planteando unas lineas rojas clarísimas: el espacio, será autogestionado o no será, y hasta que no les den las llaves, no se abandonará el gaztetxe para trasladarse al nuevo.

Enero – junio 2016 Lo que debía ser un trámite de unas pocas semanas, se convirtió en un tortuoso viaje de 6 meses a la espera de que el Ayuntamiento cumpliera lo acordado, a saber, que acondicionará el espacio al uso social que se le pretendía dar, ya que al estar las habitaciones separadas por paredes, no se contaba con ninguna sala diáfana donde desarrollar actividades para grupos grandes de personas. Puesto que los meses pasaban y pasaban y la paciencia se iba agotando, se tomó una decisión clara. El “nos dais las llaves para tal día, o entramos”. Bajo esta decisión se inicia una campaña llamada “Gaztetxetik Gaztetxera” para denunciar la actitud de dejación del Ayuntamiento y para plantear, clara y públicamente, que el 18 de Junio de ese año se iba a efectuar el traslado, estuviera apañado o no. Y el 17 de Junio, a última hora, les dieron la llave. Claro está, sin haber realizado ninguna obra de acondicionamiento.

Junio 2016 Se vuelve a dar vida a una casa que apenas la tenía, se desarrollan un sinfín de actividades en el nuevo gaztetxe, y como no, puesto que el Ayuntamiento no había cumplido su palabra, se inician las obras de acondicionamiento , siempre bajo supervisión técnica y auzolan.

Noviembre 2016 La derecha navarra presenta una moción para el desalojo del gaztetxe, maniobrando y usando como arma arrojadiza que se hicieran las obras de acondicionamiento mediante la autogestión. Geroa Bai se posiciona favorable a la moción y el 15 de Noviembre desalojan el gaztetxe ante el silencio y la permisividad de las demás fuerzas políticas.

Agosto 2016 El gobierno de Navarra realiza un despliegue policial para desalojar a decenas de jóvenes humildes de clase trabajadora sin acceso a la vivienda que habían re-okupado el primer edificio que fue abandonado por el gaztetxe para asegurarse el derecho a una vivienda. El gobierno de Navarra afirmó que el desalojo fue “de forma normalizada y pacífica”. Lo cierto es que los policías amenazaron de poner denuncias a los jóvenes si no sacaban rápido sus pertenencias y el trato violento, empujones e identificaciones junto a la prohibición a los vecinos de entregar comida a los jóvenes fue la tónica los días entorno al desalojo. Las instituciones navarras y sus partidos justificaron el desalojo afirmando que iban a a destinar 450.000 euros para el edificio y ponerlo “para la juventud” y algún que otro local comercial. Nada han hecho aún.

Octubre 2016 El movimiento popular en defensa del acceso a la vivienda para la clase trabajadora okupa un edificio en el paseo Sarasate destinado a servir de vivienda a la clase trabajadora desprotegida. Se produce un ataque policial instantáneo de la policía municipal de Iruñea y la policía nacional española para desalojarlos practicándose varias detenciones y son numerosos los heridos debido la agresión policíaco-institucional.

Marzo 2017 La policía nacional española irrumpe a la fuerza en el edificio situado en la calle San Anton número 40, habitado por un grupo de jóvenes que luchan en contra de la mercantilización de la vivienda..La policía procedió a la identificación de cuatro personas que en ese momento se encontraban en el interior, citándolas a declarar en calidad de investigadas. El edificio fue  desalojado y posteriormente comenzaron las tareas para convertirlo en un nuevo espacio vacío y cerrado a cal y canto: garantía de desuso.

Septiembre 2017 Tras ser desalojados en noviembre del 2016 se abrió un periodo de reflexión y reactivación de la asamblea del gaztetxe para volver a la carga mas temprano que tarde. Al cabo de pocos meses, inician la campaña “Alde Zaharrak Gaztetxea behar du!”, con la que se fue acumulando fuerza paulatinamente entre el vecindario y el Movimiento Juvenil y Popular para dar un nuevo salto: la toma y apertura del Palacio Marqués de Rozalejo, edificio vacío desde hacia unos 20 años, en pleno corazón de Alde Zaharra y con una posibilidades inmensas. Es así como el 3 de Septiembre de 2017,se libera el edificio de las garras de la propiedad privada, convirtiéndolo en propiedad colectiva y abriéndolo a todo el mundo para su uso. Así nacería el Gaztetxe Maravillas.

– El 4 de Septiembre, el Gobierno de Navarra interpuso denuncia contra varias personas que tomaban parte en el proyecto.

Junio 2018 El ayuntamiento de Iruñea con alcaldía de EH Bildu informa y anuncia en el boletín de la administración que ya en Abril del presente año prohibió con firma del alcalde la celebración de toda actividad pública del Gaztetxe Maravillas y que en caso contrario la policía municipal pudiera proceder a su precintado y clausura.

Agosto 2018 El gobierno navarro cuatripartito se presenta como acusación particular de cara a un intento inminente de desalojo del gaztetxe maravillas. (Porcentaje en las elecciones al parlamento de Navarra del cuatripartito: Geroa Bai 15.83%, EH Bildu 14.25% , Podemos 13.67%, Izquierda-Ezkerra 3.69%

El 8 de agosto el  Gaztetxe de Burlata sufre un ataque fascista nocturno. La asamblea del gaztetxe Maravillas llama a la defensa del proyecto popular.

“Hemos tenido conocimiento a través de la prensa que el Gobierno de Navarra ha manifestado su “voluntad de dialogar” y nos ha acusado al Gaztetxe de ser los responsables de la situación de bloqueo añadiendo además que esperan efectuar un desalojo “tranquilo y civilizado”. Ante tanto cinismo, nos vemos con la necesidad de sacar y hacer públicas una serie de consideraciones y acontecimientos que han tenido lugar estos últimos meses.

El Gaztetxe Maravillas fue okupado el 3 de Septiembre de 2017 fruto de un largo proceso donde las trabas, medias verdades e incumplimientos institucionales fueron la tónica general de aquellos meses. El 4 de Septiembre, el Gobierno de Navarra interpuso denuncia contra varias personas que tomaban parte en el proyecto, hecho que ya indica la disposición de diálogo con la que cuenta el Gobierno desde el minuto uno de vida de este proyecto.

Una vez el caso llegó a manos del juez, éste optó por derivarlo a mediación para ver si se podía llegar a un acuerdo entre ambas partes. Fueron dos meses en los que estuvimos sentados en una mesa cara a cara con el Gobierno para intentar buscar una solución que permitiera mantener vivo el Gaztetxe Maravillas. No obstante, nos encontramos con un autentico muro de hormigón en frente, ya que la única oferta que nos hacían era la de “Fuera y pagar los desperfectos”. Desperfectos? Arreglar un espacio que llevaba 20 años abandonado y abrirlo al barrio es causar desperfectos? El único desperfecto que hay aquí es el TAV que estáis construyendo…

No fueron pocas nuestras ofertas hacia el Gobierno durante aquellas conversaciones, pero por su parte, SIEMPRE se nos respondía del mismo modo: FUERA. Es así como el proceso de mediación fue finiquitado por lo que el procedimiento judicial siguió su curso hasta el día de hoy. No contentos con ello, el Gobierno se personó como acusación particular pidiendo el desalojo cautelar del edificio, esto es, que nos echen a palos sin siquiera celebrarse el juicio. ¿Y somos nosotras las que mantenemos una actitud ofensiva? La gota que colma el vaso se produjo ayer a la mañana, cuando numerosos agentes de la Policía Foral se dejaron ver por el Gaztetxe, ataviados con sus típicas armas de guerra, helicóptero incluido que estuvo durante varias horas grabando el Gaztetxe por los tejados. No nos engañemos, lo que hicieron fue estudiar el edificio para proceder al desalojo en breves.

Ante todos estos hechos, nos preguntamos como puede ser que el Gobierno de Navarra, a través de su portavoz María Solana, tenga la jeta y desfachatez de tacharnos al Gaztetxe de no querer dialogar y además, de mantener una postura ofensiva mientras han sido ellos los que SIEMPRE han optado por la represión como vía para acabar con el Gaztetxe. Que sepan, que si esa va a ser su postura, nos defenderemos.”

(Fuentes: naiz info / Gara / Ahötsa / Noticias de Navarra / blog Borroka garaia)

Vídeos:

 

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Francisco Campos

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *