El culebrón “Pegasus” o la guerra de “Gila”

El conflicto entre el gobierno y los políticos catalanes por el caso del espionaje con el software Pegasus está traspasando el ámbito político para convertirse en una mala comedia. cuanto nos hubiéramos podido reír si el gran humorista Gila aún estuviera entre nosotras y con el casco de guerra y el teléfono en mano nos contara este hilarante episodio. Y es más hilarante aún porque ninguno de los implicados: los gobiernos de Madrid y Barcelona saben cómo salir de esta crisis sin descubrir el modo operandis de las cloacas del Estado, sin destapar la relación entre las “cloacas”, los servicios de “inteligencia” y el Poder Judicial. Tiran la piedra y esconden la mano, amagan pero no golpean, insinúan para después callar. Lo dicho, preferiría que me lo contara Gila, al menos nos serviría para reír que es muy sano.

La salida al culebrón, se intenta hacer cambiando las tornas de un Estado que espía a adversarios políticos de los partidos del Régimen, a un gobierno que se convierte en víctima de un Estado “amigo” como Marruecos, aliado de Estados Unidos e Israel y que utiliza el software de espionaje israelí.

A pesar de lo que dice el diario alemán Frankfurter Allgemeine, el acuerdo entre la monarquía española y la marroquí no corre ningún peligro, puesto que ninguno de los dos Estados decide libremente sobre cuestiones internacionales, ya que ambos han supeditado su política exterior a los intereses de Estados Unidos e Israel.

Seguramente el espionaje Marroquí a miembros del gobierno de España será real, pero tan real como la utilización de este espionaje por parte del gobierno de Sánchez para pasar por víctima e inculpar a Marruecos de las acciones represivas y de vigilancia ilegal por parte de las cloacas del Estado.

Lo más preocupante de todo este asunto, es que hay un espionaje “legal” y que se puede espiar a políticos opositores y a cualquier persona con autorización judicial. Y es preocupante por la politización del Poder Judicial, heredero de la justicia franquista y que en numerosas ocasiones ha tomado decisiones políticas para favorecer a los implicados en casos de corrupción, como las numerosas tramas corruptas del PP, o para violentar decisiones democráticas como las del pueblo catalán durante el Procés.

El espionaje a Sánchez pone en peligro el acuerdo entre el Estado español y Marruecos en el Sáhara Occidental

El principal diario alemán, el Frankfurter Allgemeine, ha advertido este miércoles que la revelación pública que hizo el ministro de la Presidencia español, Félix Bolaños, de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había sido espiado apunta directamente a Marruecos, y que eso hace tambalear el acuerdo que el líder del PSOE hizo recientemente con el rey marroquí Mohamed VI cediendo a las pretensiones marroquíes sobre el Sáhara Occidental. 

El rotativo alemán confirma que Sánchez habría sido espiado durante la crisis entre España y el Marruecos a raíz de los problemas fronterizos y la acogida al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, y en la negociación posterior del acercamiento entre Madrid y Rabat. “El espionaje a los móviles de la entonces ministra de Exteriores vuelve a llamar la atención sobre Marruecos. El presidente del Gobierno Sánchez había destituido a González Laya en julio de 2021 para calmar la grave crisis diplomática con Marruecos”, añade el diario.

“Estamos absolutamente seguros de que esto es un ataque externo”, dijo el lunes el ministro de Estado Bolaños. El software israelí generalmente solo se vende a los gobiernos para usarlo en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado. El diario El País señaló que países como Rusia y China no suelen utilizarlos, pero sí Marruecos, Emiratos Árabes Unidos y México, que de hecho mantienen relaciones amistosas con España.

“Si se confirman las sospechas sobre Marruecos, eso puede poner en cuestión la reciente distensión: en abril, el Gobierno de Sánchez renunció a su neutralidad en el conflicto del Sáhara Occidental y se acercó a Marruecos”, advierte el “Frankfurter Allgemeine”.

El rotativo alemán prácticamente apunta a esta autoría marroquí del espionaje con Pegasus al Gobierno de España, y recuerda el contexto sociopolítico. “Rabat se indignó porque la ministra González Laya permitió a Brahim Ghali, líder del Polisario, entrar en España con el máximo secreto. El saharaui saharaui fue atendido por Covid en un hospital riojano (Logroño). Un poco más tarde, las fuerzas de seguridad marroquíes hicieron que más de 10.000 marroquíes asaltaran el enclave español norteafricano de Ceuta. El primer ataque al teléfono de Sánchez tuvo lugar casi simultáneamente”, observa.

Sánchez bajo el escrutinio.

En su momento, el smartphone del periodista español y experto en el Magreb Ignacio Cembrero también fue espiado en España utilizando el software Pegasus. Los detalles de las conversaciones confidenciales de Whatsapp aparecieron más tarde en la prensa marroquí. En Francia, se investigó un espionaje al presidente Emmanuel Macron y de más de una decena de ministros.Bolaños no quiso confirmar el ataque al teléfono de la ex ministra en una entrevista en la radio este martes. No tenía conocimiento de ninguna información de este tipo del centro CCN responsable de la ciberseguridad, dijo. Bolaños descartó que el servicio secreto CNI pueda estar detrás de los ciberataques, como sospechan especialmente los independentistas catalanes y vascos. Según una investigación del grupo de investigación “Citizen Lab”, más de 60 de sus teléfonos habían sido infectados con el programa Pegasus.
En mayo de 2021, el conflicto de Cataluña alcanzó otro punto álgido político con el indulto de los líderes del Procés por parte del Gobierno de Sánchez. Con la ayuda de la oposición de derecha, el gobierno minoritario de izquierda rechazó el martes una propuesta para establecer una comisión de investigación en el parlamento. Sin embargo, Sánchez pronto comparecerá ante el Congreso para rendir cuentas y responder a las preguntas en el pleno.
Anteriormente se había encontrado en los dispositivos móviles de más de 60 líderes catalanes restos del malwsre. El gobierno dijo que se filtraron cerca 2,6 gigabytes de datos del teléfono de Sánchez en mayo y junio de 2021. Es preocupante que los ataques de Pegasus a los teléfonos de servicio encriptados especialmente protegidos no hayan sido detectados durante meses.

Por Lehbib Abdelhay/ecsaharaui.com

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *