Continuará el confinamiento, pero los y las trabajadoras no esenciales tendrán que volver a salir de casa para crear plusvalía

Hacía días que se venía barajando la posibilidad, por parte del Gobierno “progre”, de que, llegado el 12 del presente mes, el estado de alarma se mantendría durante más tiempo.

Y así ha sido, así lo ha anunciado el presidente de Ejecutivo, Pedro Sánchez. Este ha admitido que «vendrán más días de estado de alarma». El del PSOE ha expresado, sin embargo, que «no serán los mismos, sino distintos».

Ha matizado que se irá «modulando» según vaya evolucionando la pandemia del coronavirus. Pero lo que parece que ya tiene muy claro es que, si tardó en anunciar que las empresas no esenciales debían poner fin a su actividad laboral, ahora, a partir del lunes 12 de abril se acabará el confinamiento total. Es decir, los trabajadores y las trabajadoras de los llamados servicios no esenciales tendrán volver a sus centros de trabajo. Para hacerse el preocupado, ha subrayado que con las pertinentes medidas preventivas.

Esto quiere decir que está bueno ya de dejar de crear la plusvalía con la que la clase obrera se encarga de llenar los bolsillos de la clase dominante: la capitalista. Efectivamente, finalizará el permiso retribuido y no se alargará.

El presidente “socialista” ha anunciado también que los comercios, hostelería y otros establecimientos de ocio seguirán cerrados hasta al menos el 26 de abril. Del resto de las actividades ha anunciado que ya lo irán decidiendo sobre la marcha.

Sánchez ha asegurado que el «equipo específico» de científicos y expertos de varias disciplinas ya está «ultimando» un plan para volver «progresivamente» a la vida económica y social.

También ha aprovechado su comparecencia, el señor presidente, para reclamar unos nuevos Pactos de La Moncloa a todos los partidos. ¿Querrán “perfeccionar” los del 1977 que tan nefastos fueron para la clase obrera? ¿Pretenderán perpetuar su insultante dominio sobre ésta para que todo siga atado y bien atado? Eso es justo lo que parece.

Aunque los que siempre se la han negado no se la concedan, la clase obrera debería organizarse y reclamar el derecho a tener la última palabra.

Fuente: www.insurgente.org

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *