Continúa la represión sindical en el Hotel Luna de Granada

El Grupo Luna (Hoteles Granada 2012 S.L.), a través de ATE sistemas y Proyectos Singulares S.L. ha procedido a despedir a otras cuatro trabajadoras de pisos que, hasta el día de ayer, 19 de septiembre, y durante años, han venido desempeñando sus funciones en el Gran Hotel Luna de Granada después de que a principios de año despidiera a otras siete por reivindicar sus derechos.

Es lo que denuncia el Sindicato Andaluz de Trabajadores, que añade que “las camareras de pisos despedidas forman parte del grupo de 22 profesionales de la hostelería que comenzaron a reivindicar sus derechos en el Hotel citado el pasado mes de abril y de las cuales ya son 11 las que han sido represaliadas por la dirección de la empresa por exigir unas condiciones salariales y de trabajo dignas muy distintas a las que tienen que soportar actualmente en el establecimiento hostelero granadino, que les aplica un convenio de empresa indigno y “hecho a la medida” desde la empresa ATE, que basa sus actividades en malcontratar trabajadoras para cederlas de manera ilegal a las empresas que quieren negar derechos, salarios y condiciones laborales a sus empleadas”.

Esta nueva represalia, cifrada en los despidos reseñados (así como en los siete despidos ya perpetrados desde abril del 2022) y encubiertas mediante despidos disciplinarios por “absentismo laboral”, es para el SAT “la respuesta a la unidad y espíritu de lucha manifestado por las trabajadoras, las cuales no han cesado de defender unos empleos dignos y con derechos, desde el mes de abril de este año mediante la denuncia pública, más de una veintena de concentraciones y manifestaciones, así como las lógicas denuncias ante los Juzgados de lo Social exigiendo la nulidad de los despidos”.

Desde el Sector de Hostelería del SAT subrayan que empresas como Hoteles Granada 2012 S.L. (empresa del granadino Grupo Luna) especulan con el futuro de las trabajadoras, imponiendoles condiciones de trabajo indignas y represalias cuando exigen que se respeten sus derechos como mujeres trabajadoras.

A ello hay que sumar que “el Grupo Luna no es otra cosa que un conglomerado de empresas que se lucran mediante la especulación inmobiliaria (lo que les ha llevado a ser uno de los mayores tenedores de viviendas en Granada capital y su Vega), obtendremos como resultado que dicho grupo no es que no cree empleo digno en nuestra provincia, sino que hace escarnio del mismo, así como de los derechos de los trabajadores, conculcando a manos llenas derechos y salarios”.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *