Carlos Vecchio, representante de Guaidó ante Washington, reconoce que el golpista prevé la privatización del petróleo venezolano

El golpista Guaidó pretende abrir las reservas petroleras de Venezuela a inversionistas foráneos, según a reconocido uno de sus representantes, lo que acentúa las sospechas de que el apoyo de EE.UU. al golpista es por el crudo.

Carlos Vecchio, el representante del golpista Guaidó ante Washington (en la foto adjunta dando la mano al vicepresidente de EE.UU. Mike Pence) , ha dicho recientemente a la agencia estadounidense de noticias Bloomberg que el líder opositor venezolano quiere aumentar la producción de petróleo y eliminar la mayoría accionaria que mantiene la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en los contratos con empresas mixtas para la exploración y explotación de las reservas de crudo.

Venezuela está atravesando jornadas de gran turbulencia después de que el pasado 23 de enero Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) del país —declarada en desacato en 2016 y controlada por la oposición— se autoproclamara de manera inconstitucional “presidente interino” del país, con el apoyo de EE.UU.

“Queremos ir a una economía abierta, queremos aumentar la producción del petróleo”, declaró Vecchio tras una visita realizada el lunes a la sede de Bloomberg, en Washington, capital de Estados Unidos.

“La mayoría de la producción de petróleo que queremos aumentar será con el sector privado”, remarcó el opositor designado por el “presidente interino” y aceptado por el secretario de Estado estadounidense, Michael ‘Mike’ Pompeo, para que gestione los asuntos diplomáticos venezolanos en Estados Unidos.

De acuerdo con los comentarios de varios analistas, las declaraciones de Vecchio no deberían sorprender, porque el presidente estadounidense, Donald Trump, apoyó al golpista Guaidó con el objetivo de acceder a los vastos recursos naturales de Venezuela.

En este sentido, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, en una entrevista reciente, dijo que Washington estaba “conversando con las principales compañías estadounidenses” con el propósito de que “produzcan el petróleo en Venezuela”.

Además, Vecchio puso de relieve que la Casa Blanca está considerando la emisión de una orden ejecutiva para proteger a Venezuela de los acreedores, tal como hizo EE.UU. en Irak, según informó Bloomberg.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, repudió el domingo el apoyo de Washington a Guaidó y denunció que “EE.UU. quiere regresar al siglo XX de golpes de Estado militares, de gobiernos títeres subordinados y saqueo de recursos”. Asimismo, el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, denunció que los sectores de la oposición han ofrecido el 50 % de la industria petrolera del país a EE.UU.

EEUU confiesa que el golpe vernezolano es por su petróleo

Por su parte, la semana pasada, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, confiesó que el golpe de Estado registrado en Venezuela es por petróleo, dijo el canciller venezolano.

“Confesión de parte: John Bolton confirma que el golpe es petrolero. Desde el segundo 48: Hará una gran diferencia para los Estados Unidos económicamente si podemos tener empresas petroleras invirtiendo de verdad y produciendo las capacidades petroleras en Venezuela”, escribió el miércoles el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, en su cuenta de Twitter.

Esta declaración del máximo diplomático venezolano se produjo en reacción a las afirmaciones formuladas por Bolton en una entrevista, transmitida el martes por el canal de noticias estadounidense Fox Business, en las que el funcionario estadounidense manifestó que la Administración de EE.UU. está abordando con las empresas petroleras estadounidenses el que produzcan el petróleo en Venezuela.

De igual modo, Bolton declaró que para llevar a cabo tal cometido es necesario derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, maniobra que definió como una “oportunidad de negocios”.

Anteriormente, el canciller venezolano había advertido que el propósito del aludido plan golpista podría ser el petróleo de Venezuela. Arreaza había asegurado que las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de EE.UU. contra la compañía venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA) tenían por meta quedarse con el crudo del país sudamericano.

Tales sanciones implican el congelamiento de 7000 millones de dólares y el bloqueo de todos los pagos que hagan empresas estadounidenses que compren petróleo venezolano.

El pasado miércoles, del opositor Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela —declarada en desacato en 2016—, se autoproclamó “presidente encargado” en un conato de golpe de Estado respaldado por EE.UU.

En este sentido, Caracas condenó tal plan injerencista y golpista de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, respecto a Venezuela y anunció la ruptura de relaciones con Washington para contrarrestar dicho complot.

(Fuente: Hispan TV)

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *