Asturies: Cientos de personas reciben a los borbones, que acudieron a los Premios Princesa de Asturias, al grito de “Asturies nun tien rei”

Una vez más el Pueblo Asturiano muestra su rechazo a la monarquía y a los premios que -a costa de los asturianos- la representan, en una convocatoria masiva a la manifestación y posterior concentración con la que quieren trasmitir a los borbones que no son su súbditos.

Las protestas y las pancartas contra la monarquía han vuelto a ser protagonistas una vez más en la entrada del teatro ante una nueva edición de los Premios Príncesa de Asturias. Los borbones llegaron al Teatro Campoamor, en Oviedo, en medio de los abucheos, silbidos y gritos de protesta de las centenares de personas que se concentraban en contra de los Premios Princesa de Asturias 2018

La concentración contra los Premios, que se viene realizando desde 2011, estuvo ubicada en la Plaza de La Escandalera y fue impulsada por el colectivo de las “Marchas por la dignidad”, con el lema de “Emburriando un cambiu social”, a la que se sumó el bloque soberanista asturiano “Lluchando Pola Soberanía”, bajo el lema de “Asturies nun tien rei. República y Soberanía”, organizador de la multitudinaria marcha del 8 de septiembre contra la visita de los borbones a Covadonga el pasado 8 de septiembre.

Entre lemas reivindicativos en sus pancartas y eslóganes tales como “Asturies nun tien rei, “Ni coronas ni corinas”, “No nos representan”, “la Casa Real tributa en Panamá”, “los Borbones a los tiburones”,  “ni gente sin casas, ni casas sin gente” o “presos políticos libertad”, unas trescientas personas se han reunido para protestar en la plaza a ritmo de una banda de música, silbatos y gritos de protesta, que han sonado bien fuerte a la entrada de los borbones en el Teatro Campoamor. Si en algo estaban de acuerdo todos ellos era que “los reyes no nos representan” pues esa era la afirmación de muchos de los asistentes a la protesta.

Los manifestantes han desplegado igualmente pancartas con las leyendas como “Fartones”, “Bienvenidos Premiados, Hasta Siempre Patronos”, “La Asturias Real es la que dice no a la reforma laboral, a la represión y a la corrupción” o “España de Real no tiene nada”.

Ni siquiera el día nublado amenazante de lluvia ha estropeado la concentración con gente de todas las edades que ha querido dar su opinión acerca del por qué están ahí y qué quieren lograr. “La manifestación más que nada es para visualizar cómo estamos. No estamos en contra de los premiados, porque muchos de ellos son referentes. Estoy en contra de la parafernalia y el montaje que hacen. Solo visualizan Asturias cuando hay una cosa así y se ocultan todos los problemas que hay al rededor. No me gusta que vengan los reyes no los quiero, no los reconozco”, afirmaba una de las presentes.

Entre los más jóvenes, un chico ha querido puntualizar que “la monarquía se ha quedado obsoleta. Claramente tiene unas raíces franquistas que cualquiera que estudie y analice la historia de España se dará cuenta. Seguimos todavía como años atrás en muchos aspectos y es hora de salir y organizarnos para protestar”. Su amiga portaba una pancarta que rezaba “quién quiere paz no trafica con armas. Monarquía igual a corrupción” criticando la venta de armas a Arabia Saudí.

Algo que también comparten los más mayores, pues Peláez Prado, un amable pensionista que tuvo un negocio de construcción afirmaba que: “estos reyes son unos corruptos, viven de la sangre y los esfuerzos de los trabajadores. No se preocupan de la cultura solo aparentan. Creen que son los dueños de España”. Dentro de la manifestación había distintos colectivos, como asociaciones de pensionistas reivindicando “¡pensiones públicas dignas ya!”.

Otro de los concentrados, en este caso Javier Arjona, de Sol del colectivo  Paz Pachacuti, ha resumido la protesta diciendo que “estamos de solidaridad de las causas obreras con dificultades, de los desahucios, nos pone de acuerdo la monarquía para protestar en contra de todas las desigualdades que hay en el país”. También ha querido enfatizar que protestan en contra de la subida de sueldo de los reyes “que se suban el sueldo como han hecho hace un mes, con ese porcentaje que para ellos supone miles y miles de euros mientras la gente de a pie sobrevive con pensiones bajas, por los suelos”. Y por supuesto también ha habido gritos y protesta por la situación de la fábrica de Alcoa “la privatización es robo y corrupción”.

En el manifiesto elaborado para la ocasión, bajo el título de “Los premios de la vergUEnza”, los organizadores manifiestan que “como cada año, tenemos en el otoño la entrega de los Premios Princesa. Un evento que nos causa repulsa, porque desde una Fundación caduca y corrupta se busca dar prestigio y lavar la imagen a otra institución más caduca y corrupta aún, la monarquía. Cada año tenemos en Oviedo el desfile del capital, de los que explotan y machacan a la clase trabajadora. Cerca, pero a una distancia prudente, está el pueblo vasallo que aplaude, y cada vez más apartados, y en un espacio más reducido, el pueblo luchador que protesta”.

En el mismo denuncian que “En el patronato de la Fundación Princesa están las grandes fortunas de este país, algunos de los más directos responsables de la crisis económica, los desahucios de familias, la estafa eléctrica, los recortes de servicios públicos y la deslocalización de industrias españolas. El empresario Villar-Mir, imputado por el caso Lezo y cuyos sobornos al PP están recogidos en los llamados Papeles de Bárcenas, Sol Daurella, dueña de la embotelladora de Coca-Cola, que cerró su planta en Asturies pese a tener beneficios, Fernando Masaveu, evasor fiscal que figura en la lista Falciani, y un largo etcétera de integrantes de la oligarquía que hacen de esta institución la Corte del IBEX 35”.

También señalan que “este año se hace especialmente necesaria la contestación social ante la entrega del premio a la Concordia a la UE, añadiendo que “hay razones suficientes para calificar como una absoluta vergüenza la concesión del premio de la Concordia a la Unión Europea. Resulta indignante e insultante que se haga esta distinción a la institución que incumple con sus obligaciones según la legislación internacional, que le niega sus derechos a gente que huye de la muerte y la guerra.  Nuestro rechazo a una UE que utiliza la Ayuda Oficial para el Desarrollo como medio para imponer  políticas de control de fronteras y como instrumento de chantaje a los  países de origen”.

Andecha Astur, Corriente Sindical de Izquierdas, Marchas por la Dignidad, Lluchando Pola Soberanía, las Asamblees de Trabayaores en Llucha, y la Coordinadora de ONG’s de Asturies (CODOPA) son algunas de las numerosas organizaciones que llaman a movilizarse este viernes contra los Premios Princesa; en total, cerca de 150  entidades de diverso talante han firmado el manifiesto “Los premios de la vergoña”.

(Fuentes: La Voz de Asturias / Asturies.com / La Nueva España / RTPA / Público)

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Francisco Campos

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *