Acusan a la manipulación realizada en los sensores de la máquina de Cosentino de la muerte de Iván

Anoche un mensaje nos dejaba helados. En el mismo nos daban a conocer ese supuesto “puenteo” del que se viene hablando y que supuestamente se viene realizando desde hace mucho tiempo en distintas máquinas y entre estas la trituradura que acabó de manera trágica e injusta con la vida de Iván, un joven de 30 años que deja esposa y tres niños de corta edad.

El mensaje comenzaba así: “Yo soy trabajador de esa empresa y primo hermano del fallecido”.

No es el primero que habla de la manipulación que según la dirección de Cosentino se está investigando y de la que según los trabajadores la dirección tiene conocimiento, ya que por lo que nos dicen, es ella la que lo ordena para aumentar la producción.

Pues bien, la primera vez que oímos la palabra puenteo fue dos horas después del accidente cuando recibimos un mensaje de audio que por razones de seguridad para la persona que habla no podemos emitir y en el que dice lo siguiente: “El accidente ha tenido lugar en las mezcladoras y el muerto es un trabajador de una subcontrata, las mezcladoras son palas que se unen entre si y donde todavía hay un chaval al que ha descuartizado vivo. Lo ha hecho trozos y a otro que también ha muerto (más tarde comprobamos que no era así) al que le ha arrancado un brazo de cuajo y uno o dos más que estaban más afuera y que han salido despedidos. Una catástrofe, a mi me lo ha dicho un encargado de turno que es justamente en la línea 13 y 14 que son las líneas más nuevas de silestone que ha montado Cosentino, y nada, más de lo mismo, dicen que se ha arrancado sola… eso, pero es que madre mía, yo eso …en fin… Tú abres las puertas y lleva unos finales de carrera que se corta la corriente para limpiarlo y tal, pero claro, si hay un mecánico de por medio y está trajinado… si es que, es siempre lo mismo. El caso es que hay una persona triturada, a trozos, de una subcontrata para la limpieza, de los que tragan más mierda y me parece que no llegan a los 1.100 € al mes”.

Este como les digo fue el primero de los mensajes que hablaba de manipulación de los elementos de seguridad y que corrobora lo que ayer noche nos decía el mensajero del comunicado que recibimos quien dice ser su primo de la víctima mortal y que sigue así: “Yo personalmente el lunes 30 de agosto a las 6:00 de la mañana termine de limpiar esa misma máquina y vi con mis propios ojos como manipulaban los sensores de la máquina” .

Después de escuchar esto buscamos confirmar estas supuestas practicas ilícitas contactando con otras personas relaccionadas con la multinacional que pudieran poner luz en las acusaciones vertidas y que nos dijeron lo siguiente: “Los mecánicos lo que hacen es que las puentean para que los elementos de seguridad no funcionen, porque una máquina de esas, si no tiene la puerta abierta es imposible que pueda ponerse en marcha, a no ser que tenga el elemento de seguridad del sensor de la puerta puenteado” y añaden: “Eso te puedes imaginar que barbaridad es, una mezcladora de esas mueve miles de kilos, pues imagínatela en vacío con el chaval dentro… las aspas le han tenido que destrozar”.

Poco más tarde cuando todavía no dábamos crédito a estas afirmaciones un nuevo mensaje de audio nos informa que “está irreconocible. Una mezcladora no debería de funcionar jamás con la puerta abierta, hacen verdaderas barbaridades con eliminar el sensor y lo hacen porque cuando dan un fallo, hay que pararlas y se pierde tiempo… es una barbaridad que se viene haciendo de siempre para producir, producir y producir. Cuando se avería una máquina en vez de arreglar el elemento de seguridad, se puentea porque hay que seguir produciendo”.

Como ven una vez más nos vuelven a hablar de manipulación en las máquinas rompiendo así las obligatorias medidas de seguridad.

Posteriormente en un intento por conocer como es esa máquina nos dicen: “Esta es una mezcladora de las nuevas, que lleva un doble elemento de seguridad, que impide el “puenteo” que le hacían antes y que ahora no se puede llevar a cabo de la misma manera puesto que la nueva mezcladora lleva una serie de imanes” . “Sin duda de ningún tipo ha tenido que haber un fallo y ese fallo ha tenido que ser porque ese elemento de seguridad no ha funcionado al ser puenteado mediante un sistema eléctrico, en el relé de la seguridad, ahí tenemos la explicación. Todos los mecánicos me dicen lo mismo, todos me comentan que el 90% de las máquinas las tienen puenteadas”.

Como verán la palabra puenteado vuelve aparecer hasta en dos ocasiones más. Ante esto qué pensar, ¿es un invento? ¿Todos mienten?

“Lo peor es que ésto todos sabemos como termina” nos dicen aunque rabiosos, resignados. “Cosentino callará la boca con dinero y aparecerá un culpable, un cabeza de turco, ya sea el mezclador o algún mecánico y ya está y aquí paz y después gloria… la empresa dirá que no sabe nada de esos puenteos que se hacen, en fin, ese es el final de la historia” terminan diciendo no sin antes hacer hincapié que “para ocuparse de esas limpiezas tienen subcontratadas a EULEN y ACCIONA que hacen contratos a personas como Ivan, para la limpieza de edificios”

Asimismo el mensaje recibido sigue diciendo: ” Espero que se haga justicia primo, D.E.P, te queremos mucho y nunca te olvidaremos” y anuncia, ” Vamos ah ir a por todas. Señores yo voy ha tener que cojer la baja por depresion, por qué no puedo ni descansar. Me da miedo entrar a la fábrica con nada más pensar que mi primo fue triturado en esa máquina”.

Termina el comunicado con algo de lo que venimos hablando desde hace tiempo en este medio y que certifica la situación real en cuanto a las consecuencias que lleva aparejadas hablar: ” Estoy seguro que a los dos días me echan a la calle con 4 hijos que tengo”.

Fuente: Nuevo Diario.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 05/09/2021

    […] entra­da Acu­san a la mani­pu­la­ción rea­li­za­da en los sen­so­res de la máqui­na de Cosen… se publi­có pri­me­ro en La otra […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *