El Big Stick Sionista contra Jordania

El Imperialismo sionista no para de expandirse y ya tiene una próxima víctima, Jordania. Según el diario israelí Haaretz, la ultraderecha israelí planea forzar la ruptura del tratado de paz con Jordania mediante una campaña de difamación contra el actual monarca jordano, Abdulá II, para así tener una excusa para anexionarse el país a la Cisjordania ocupada.

El propio Rey Abdulá II ha reconocido que las relaciones entre ambos estados no pasa por su mejor momento, debido a la promesa electoral del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu de anexionarse el Valle del Jordán, casi una cuarta parte de Cisjordania fronteriza con Jordania. Israel lleva años aplicando una limpieza étnica de
los palestinos originarios del Valle del Jordán, apoyada internacionalmente por la Administración Trump que no considera ilegales los asentamientos sionistas en la Cisjordania ocupada pese a que han sido condenados por el Derecho Internacional.

La estrategia de la ultraderecha israelí pasa por propiciar una “primavera” palestina en la zona que desestabilice a la casa real hachemita y , aplicando la máxima esgrimida por la derecha sionista en otras ocasiones de que “Jordania depende de Israel y su
benevolencia”, poner en práctica sus políticas expansionistas.
El régimen sionista de Tel Aviv provocaría una nueva fase de desestabilización de Oriente Medio, para seguir con sus ocupaciones ilegales, como en la Guerra de 1967, cuando ocupó Cisjordania, Al-Quds (Jerusalén), Gaza y los altos del Golán.

A principios de Diciembre, el ejército de Jordania realizó unas maniobras militares que simulaban un ataque en su frontera occidental, presumiblemente desde Israel, lo cual demuestra que el monarca no anda ajeno a las intenciones de su genocida vecino.
Dichas maniobras cuentan con el apoyo del pueblo jordano, que considera a Israel como enemigo, no olvidando las numerosas veces que el enemigo sionista invadió su territorio y conmemorando victorias como la de la Batalla de Al-Karama (Dignidad), en
1968, cuando el ejército jordano y guerrillas palestinas expulsaron a Israel de dicha ciudad.

Pese al apoyo del pueblo jordano al pueblo hermano palestino, la realidad es que su gobierno siempre ha estado al servicio del imperialismo gringo y eso le colocaba en una posición subordinada a Israel, el niño mimado por los yanquis, postura que en un futuro no muy lejano tendrán que replantearse sus gobernantes si no quieren acabar devorados por el “fuego amigo” sionista.

Simón Guevara para La Otra Andalucía

Fuentes: Hispan tv y Haaretz

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *