Confirman a Tebboune, antiguo primer ministro de Buteflika, como ganador de las elecciones en Argelia

El Consejo Constitucional en Argelia confirmó a Abdelmadjid Tebboune ganador de las elecciones presidenciales, celebradas el pasado día 12, con el 58,13 por ciento de los votos emitidos, difundió hoy el portal noticioso TSA.

Según un comunicado del alto tribunal, en ese sufragio siguieron al ex primer ministro Tebboune los candidatos Abdelkader Bengrina (17,37 por ciento), Ali Benflis (10,55), Azedine Mihoubi (7,28) y Abdelaziz Belaid, con el 6,67 por ciento de los votos.

Abdelmadjid Tebún es el nuevo presidente de Argelia tras unas controvertidas elecciones marcadas por el rechazo de la ciudadanía. La renovada apariencia democrática del régimen argelino, sin embargo, no sirve para mitigar el creciente descontento popular. El cisma social y político del país se agudiza ante la ausencia de transformaciones estructurales.

En las reciente elecciones, a las que fueron convocados más de 23 millones 559 mil votantes, participaron más de nueve millones 675 mil 500 electores, cifra que representa una tasa de presencia en las urnas del 41,07 por ciento.

Luego de que la Autoridad Nacional Independiente de Elecciones anunció el pasado viernes la victoria del Tebboune en la justa comicial éste declaró que durante su mandato de cinco años combatirá la corrupción y tenderá la mano a los sectores sociales que realizan manifestaciones en este país.

Antes de las elecciones el gobierno provisional declaró una guerra sin cuartel contra los actos de corrupción, lo que conllevó a que organismos judiciales acusaran y condenaran a elevadas penas de reclusión a comisores de desfalcos financieros y otros delitos.

Como si de un homenaje a medio camino entre El Día de la Marmota y El gatopardo se tratara, el régimen argelino ha vuelto a recurrir a una operación cosmética de apariencia democrática para perpetuarse en el poder. Ante el boicot popular de las elecciones, celebradas el pasado doce de diciembre, solo faltaba conocer el nombre de la figura afín al sistema que iba a ser elegida en las urnas. Los cinco candidatos eran viejos conocidos de la era Buteflika, que fue presidente desde 1999 hasta que fuera obligado a dejar el poder en 2019. Finalmente, Abdelmadjid Tebún, fugaz primer ministro en 2017, ha sido proclamado vencedor con un 58% de los votos. 

Los resultados electorales han sido puestos en entredicho por dos razones. En primer lugar, por la abultada ventaja obtenida por el ganador: a pesar de que era considerado como el candidato ideal del Ejército, no partía como favorito. También genera dudas la participación, oficialmente de un 41,14%; a pesar de que la abstención ha sido de récord, la participación ha sido mayor de lo que los detractores del régimen esperaban.  Las sospechas, además, se sustentaban por la ausencia de observadores internacionales. 

En medio de una convulsa situación sociopolítica existente en este país del norte africano, desde el 22 de febrero pasado miles de personas, incluidos estudiantes, participan en manifestaciones y huelgas que tuvieron su génesis en la desaprobación de un quinto mandato del entonces mandatario Abdelazis Bouteflika.

El exjefe de Estado, quien gobernó Argelia durante casi 20 años, dimitió a principios de abril último al calor de fuertes presiones sociales.

Fuentes> www.prensa-latina.cu / www.elordenmundial.com

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *