Uurdangarín sí puede pasar las navidades con su familia: las presas y presos políticos catalanes, no

La calificación de las presas y presos políticos catalanes, en régimen de segundo grado, no ha caído igual entre los dos socios de Govern.

JxCat lo ve “decepcionante” y considera que ha podido influir en ella la “presión política y mediática” de los últimos días, en medio de las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez.

Desde ERC, en cambio, defienden que se trata de un asunto “técnico” y apuntan que no puede haber “presiones a los funcionarios”.

El primero en valorar el veredicto de las prisiones ha sido el vicepresidente de la cámara catalana, Josep Costa, que ha asegurado que otra decisión era “posible”, y que la prueba de esto es que no haya habido unanimidad en las juntas de tratamiento entre el segundo y el tercer grado.

En este punto ha querido recordar que medidas como el segundo o el tercer grado penitenciario son fórmulas “perfectamente legales y normales del cumplimiento de las penas y que en ningún caso se trata de una excarcelación“.

A pesar de querer evitar entrar en los motivos por los cuales se ha optado por esta decisión, Costa sí ha remarcado que no sería “aceptable” que “el hecho de ser presos políticos y que organismos internacionales de derechos humanos pidan su liberación sea un perjuicio para ellos y para la clasificación”.

En este sentido ha reiterado que cree que los presos cumplían los requisitos para ser clasificados en tercer grado y considera que es “la evidente presión ambiental, política y mediática contra estos presos” lo que hace que se pretenda “que tengan un trato peor que otros presos en las mismas circunstancias”.

Por otro lado, los republicanos, de quienes dependen las prisiones a través de la conselleria de Justícia, dirigida por Ester Capella, quieren dejar claro que se trata de un tema “técnico” y que lo respetan.

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha salido a rebatir la opinión de sus socios de Govern y ha asegurado que no se puede trasladar la “presión a los técnicos“.

Nuestro trabajo no es presionar a los técnicos y funcionarios“, ha defendido, apuntando que a partir de ahora estudiarán si la mejor opción para los presos es presentar un recurso contra la clasificación de las juntas o trabajar para conseguir que se les aplique el artículo 100.2, que también les permitiría salir de la cárcel para trabajar.

Sea como sea, desde ERC consideran que el “problema sigue siendo lo mismo: que en España existen presos políticos” y ha asegurado que seguirán trabajando sin cesar para que estén en la calle”.

Preguntado por las negociaciones con el PSOE para la investidura y por si la situación de los presos está sobre la mesa, Sabrià se ha limitado a decir varias veces que “el diálogo, para que sea limpio y sincero, no puede ir acompañado de represión”.

NOTA DEL ADMINISTRADOR.- Una vez más, el descaro de la justicia y sus mercenarios, pasa por encima de esa cosa que llaman Constitución, donde se asegura que todos los españoles somos iguales ante la justicia. Pero los catalanes, no.

Lo chusco del tema radica en que tanto JuntsxCat como ERC no se diferencian tanto del Psoe, Unidas-Podemos, PP y C’s, que comulgan con los principios básicos de la “democracia occidental”:

La Banca Privada roba y estafa con impunidad, los Bienes Públicos se privatizan, la Ley Mordaza sigue vigente, la reforma Laboral más viva que nunca, las pensiones congeladas, condecoran a torturadores, encarcelan a inocentes, liberan a chorizos y estafadores de alta alcurnia, las libertades se castran, la policía sigue mostrando su cara más represiva, la justicia hiede a franquismo y la juventud huye hacia otros territorios porque el paro sigue siendo una lacra nacional.

A todos los culpables de esta situación, les deseo unas Navidades Trágicas.

Fuente: www.tenacarlitos.wordpress.com

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Carlos Ríos
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *