La OLP pide apoyo para llevar los crímenes israelíes ante la CPI de “desplazamientos masivos y demolición de hogares” palestinos

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) pide apoyo mundial para llevar el caso de los crímenes israelíes ante la Corte Penal Internacional (CPI). El secretario general de la OLP, Saeb Erekat (foto adjunta), ha enviado este martes cartas a los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE), Rusia, China, La India, Canadá, Australia, Japón, así como de países latinoamericanos para denunciar la demolición de viviendas palestinas en Cisjordania.

En las misivas, el político palestino ha pedido el apoyo mundial a una investigación urgente de la CPI con sede en La Haya (Países Bajos) sobre el “desplazamiento masivo y la demolición de hogares” palestinos en las afueras de Al-Quds (Jerusalén), lo que ha calificado de “crimen de guerra”. Erekat ha advertido de que la medida israelí busca expulsar a los palestinos de sus tierras, impulsar una limpieza étnica y ampliar los asentamientos ilegales en la parte oriental de Al-Quds.

El régimen de Israel comenzó el lunes la demolición de un centenar de viviendas palestinas en el barrio Sur Baher por considerarlas “ilegales”. Los edificios afectados por la operación israelí se encuentran en el este de Al-Quds, el área que Israel ocupó durante la guerra árabe-israelí de 1967.

En una medida nunca reconocida por la comunidad internacional, Israel se anexó toda la ciudad de Al-Quds en 1980, bajo el pretexto de que es la capital “eterna” del autoproclamado estado israelí. Las nuevas demoliciones de viviendas palestinas por parte de Israel en la ocupada Cisjordania han provocado condenas a nivel internacional.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció el pasado lunes que la medida israelí violaba el derecho humanitario internacional, mientras que la UE aseguró que esta política israelí debilita las perspectivas de una paz duradera.

La Liga Árabe, por su parte, ha considerado las demoliciones como el peor episodio de los crímenes de Israel contra el pueblo palestino en décadas, dado que estos edificios estaban construidos en el Área (A) que debe estar bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) conforme al Acuerdo de Oslo de 1993.

Israel obligó a 3000 palestinos a abandonar sus casas en 15 años

El régimen de Israel ha desplazado a casi 3000 palestinos durante los últimos 15 años en Al-Quds (Jerusalén), revela un nuevo informe. “Desde 2004 hasta marzo de 2019, la municipalidad (israelí) de Jerusalén demolió 830 unidades residenciales palestinas, otras 120 fueron destruidas por sus dueños por orden del municipio”, según reporta la oenegé pro derechos humanos B’Tselem, en un informe publicado el domingo.

Como consecuencias de estas masivas demoliciones, 2927 residentes palestinos, entre ellos 1574 menores de edad, han perdido “deliberadamente” sus hogares, agregó la oenegé, para después denunciar que el año 2019 ha visto un aumento significativo en la destrucción de las viviendas palestinas.

El informe, además, resaltó que el régimen de Tel Aviv ha adoptado recientemente unas políticas que limitan severamente las construcciones para la población palestina, al mismo tiempo que facilitan el desarrollo de las colonias israelíes. “Israel ha expropiado más de un tercio de la tierra que se ha anexado a la ocupada Cisjordania y ha construido 11 barrios exclusivamente para colonos judíos”, agregó B’Tselem.

Pese a las críticas de la comunidad internacional, en los últimos meses, las autoridades israelíes han acelerado el proceso de construcción y ampliación de colonias ilegales en Al-Quds y Cisjordania. Según los palestinos, estos esfuerzos se enmarcan dentro del proyecto israelí para judaizar las urbes y eliminar su identidad islámica.

Un informe publicado el pasado mes de marzo por el diario Haaretz reveló que Israel ha emitido más de 1150 órdenes de confiscación de tierras palestinas en la ocupada Cisjordania tras la Guerra de los Seis Días de 1967.

El diario Israel Hayom informó recientemente de que en la actualidad, cerca de 450 000 colonos israelíes viven en unos 150 asentamientos ilegales existentes en la ocupada Cisjordania.

Las colonias israelíes en los territorios palestinos ocupados desde 1967 son consideradas ilegales por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la gran mayoría de la comunidad internacional, por violar la Convención de Ginebra al construir en terrenos ocupados.

(Fuente: Hispan TV)

Noticia relacionada:

Israel comienza a demoler casas de palestinos en Al-Quds. Militares y policías rodearon edificios de Sur Baher con excavadoras

 

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *