“Y en eso llegó Fidel”: 1 de enero de 1959 – 1 de enero de 2019. 60º aniversario del triunfo de la Revolución Cubana (Vídeo)

Un día como hoy en 1958 huyó el dictador Fulgencio Batista de Cuba. El 1 de enero de 1959 se rindió la última guarnición militar afín a la dictadura, lo que significó el triunfo de la revolución cubana. Esta fue uno de los hechos más importantes para Latinoamérica y el mundo, siendo un importante motivador de las luchas populares y revolucionarias.

En 1952, el militar y político Fulgencio Batista dio un golpe de Estado e instauró una feroz dictadura que reprimió varios derechos y facilitó el robo de dineros públicos. Permitió el manejo de la mafia sobre la isla, la cual era llamada “el burdel de los Estados Unidos” por el gran número de prostíbulos, casinos y sitios de recreo aprovechados por los norteamericanos. Dichos sitios fueron manejados por los mafiosos con el beneplácito de la dictadura militar.

Igualmente, Batista entregó a un reducido grupo de la oligarquía cubana el manejo de la isla, lo que incentivó la corrupción. Ello acrecentó la miseria de la gran mayoría de cubanos, los cuales carecían de los derechos fundamentales.

Este clima de represión y miseria motivaron al grupo de revolucionarios comandados por Fidel Castro a realizar el asalto al cuartel Moncada el 26 de julio de 1953. Si bien, varias de las personas que participaron del asalto fueron asesinadas o encarceladas, esta sería la principal semilla del grupo que junto a Fidel años más tarde continuarían la lucha revolucionaria que logró el triunfo definitivo el 1 de enero de 1959.

La sorprendente hazaña de la revolución cubana se mantuvo viva en dos escenarios complementarios. Por un lado, las luchas populares se acrecentaron, lo que aceleró el desprestigio del régimen de Batista. Sectores de la clase media cubana, sindicatos, mujeres y diversas personas se movilizaban contra la dictadura. Por otro lado, el movimiento insurgente 26 de julio organizado por Fidel Castro, coordinaba los combates armados contra el desmoralizado ejército de la dictadura que a pesar de su superioridad numérica, sufrió constantes deserciones y derrotas.

Hacia finales del año 1958, la balanza estaba a favor de los revolucionarios cubanos, los cuales superaron las arremetidas de la dictadura pasando a la ofensiva. Las tropas comandadas por el Che Guevara y Camilo Cienfuegos lanzaron ataques a partir del 4 de diciembre de ese año, derrotando los poderosos ejércitos de la dictadura.

El 31 de diciembre la ciudad de Santa Clara fue liberada por las fuerzas guerrilleras dirigidas por el Che Guevara, quien logró dar un golpe contundente al atacar a las tropas del ejército del régimen y destruir el tren blindado enviado por Batista para atacar la ciudad.

El dictador Fulgencio Batista huyo de Cuba el 31 de diciembre, ante la contundencia de la revolución que comandaba Fidel Castro, El Che Guevara, Celia Sánchez, Camilo Cienfuegos, Raúl Castro, entro otras personalidades históricas quienes junto al pueblo consiguieron derrotar la dictadura y liberar a Cuba, haciendo posible el sueño de José Martí.

Hacia el amanecer del 1 de enero de 1959, las dos últimas guarniciones militares afines al régimen se rindieron tras enterarse que Batista había huido hacia República Dominicana dejando el poder. Ese mismo día, Fidel Castro llega victorioso a Santiago de Cuba, el Che ya se encontraba en Santa Clara y otras fuerzas guerrilleras arribaron a La Habana. En todo lugar en donde llegaban los revolucionarios fueron recibidos con gran alegría por la población.

“¡Revolución Sí, Golpe militar No!” La consigna que salvó el triunfo del socialismo en Cuba

Tras la victoria del Che Guevara en Santa Clara y la entrada de Fidel Castro a Santiago de Cuba, el triunfo de los rebeldes era inminente. Pero la fuga de Fulgencio Batista en la madrugada del 1 de enero de 1959, lejos de allanar el camino, creó un clima de rechazo y confusión por el anuncio de una nueva Junta Militar al mando.

El triunfo de la revolución cubana, ocurre cinco años, cinco meses y cinco días después del asalto al Cuartel Moncada de 1953. Fue a partir de la derrota del Moncada que comenzó en Cuba un proceso de enfrentamiento a la dictadura de Batista, establecida en el poder desde el 10 de marzo de 1952.

En siete años cerca de 20.000 cubanos perdieron la vida en una lucha contra el Gobierno que siempre contó con el respaldado de Estados Unidos y de otras dictaduras de la región como Rafael Leonidas Trujillo, en República Dominicana.

Pero con la victoria del Che Guevara en Santa Clara el 31 de diciembre y la entrada de Castro a Santiago de Cuba, el triunfo era inminente. Batista huyó de Cuba en la madrugada del 1 de enero de 1959, en un avión rumbo a Santo Domingo.

Una junta militar al mando del general Eulogio Cantillo gobernaría la Isla y los rumores de un golpe militar en La Habana alcanzaron a los rebeldes, quienes se negaron a aceptar esta nueva situación.

Pedro Martínez, subdirector general de Radio Habana Cuba contó a Sputnik cómo este día fue decisivo para el destino de Cuba. “Desde antes del triunfo se hicieron muchas maniobras para impedir que las fuerzas del 26 de julio, encabezadas por Fidel Castro, pudieran entrar a la ciudad de Santiago de Cuba y dentro de la burguesía estuvieron maquinando varias opciones: se hicieron movimientos dentro del Ejército y hasta se convocaron a algunas figuras de la sociedad civil”, contó Martínez.

Desde la emisora Radio Rebelde se alertó al pueblo: “La opinión pública no debe confundirse. Nuestros dirigentes no han hecho otra declaración que la que estamos haciendo por Radio Rebelde. No es cierto que nuestro máximo jefe Fidel Castro Ruz y el Presidente Provisional de la República reconocido por la Revolución, Dr. Manuel Urrutia Lleó, estén camino de La Habana”, desmintieron.

Unos minutos más tarde, Castro se pronunció en una alocución histórica desde Santiago de Cuba, donde leyó un comunicado con instrucciones para todos los comandantes del Ejército Rebelde y el pueblo.

“Al parecer se ha producido un golpe de Estado en la capital (…) Las condiciones en que ese golpe se produjo son ignoradas por el Ejército Rebelde”, precisó en su discurso. Castro también convocó a una huelga general con la consigna “Revolución, Sí; golpe militar, No”, y ordenó a sus comandantes Che Guevara y Camilo Cienfuegos continuar el avance hacia La Habana y tomar las posiciones claves de la capital.

Según contó Martínez, “este llamado fue la acción final para dar una respuesta contundente a las maniobras militares que pretendían impedir que los rebeldes asumieran el poder”. “No había dudas de que la dictadura había colapsado, los propios militares se estaban rindiendo en masa”, aseguró el directivo.

“También con mucha inteligencia, Fidel hizo un recorrido desde Santiago hasta La Habana, a donde llegó el 8 de enero de 1959 luego de transitar por las provincias que permanecían en huelga. Esto quiere decir que estaba consolidado el triunfo de los rebeldes”, destacó.

Había triunfado en Cuba, la primera revolución de América Latina que abrió paso a nuevos procesos sociales en la región y movimientos de izquierda. La huelga general en La Habana se transformó en un multitudinario recibimiento a Fidel Castro y a los rebeldes que le acompañaban, dando inicio a una nueva etapa para Cuba y el mundo.

(Fuente: Resumen Latinoamericano)

Video:

Os ofrecemos un viejo e histórico documental cubano poco conocido, “De la tiranía a la libertad”, sobre el proceso revolucionario cubano. En la primera parte, hasta el minuto 40:00, se ofrece una panorámica de la revolución en las principales urbes cubanas. A partir de entonces el documental se centra en la lucha en la Sierra Maestra y el día a día de la guerrilla. A partir del minuto 57:30 el avance desde la Sierra hacía las llanuras de los territorios occidentales. A partir del minuto 1:10,35, entrada de la columna del Ché en Santa clara. A partir de 1:17,00 el pueblo festejando en La Habana la huida de Batista, la ciudad en manos de las milicias, la entrada de los guerrilleros en la capital y los juicios sumarísimos a los jefes contrarrevolucionarios.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *