Muere el andalucista Jose Rodríguez Escobar

Cuando:
02/10/2020 todo el día
2020-10-02T00:00:00+02:00
2020-10-03T00:00:00+02:00
El viernes 3 de octubre de 1986 era enterrado en el cementerio de Sevilla al andalucista José Rodríguez Escobar, había fallecido el día 2 de octubre. Su féretro estaba cubierto con la bandera verde y blanca, la bandera de Andalucía.
Don José Rodríguez Escobar había venido al mundo noventa y cuatro años y dos meses antes, en Fuentes de Andalucía, a las cuatro de la madrugada del viernes 19 de agosto de 1892, en la calle San Miguel, número 17; era el penúltimo de trece hermanos.
Nuestro protagonista histórico se ilustra en Fuentes y sus padres procuran que consiga lo que ellos no pudieron tener. A la edad de catorce años sube al tren y se traslada a Écija, para trabajar en una tienda de tejidos cuyo mostrador era su mesa para seguir estudiando. Cuenta que los dueños del establecimiento, para ahorrar corriente eléctrica, le quitaba la bombilla (bujía) cada noche.
Después, otro trabajo en la Línea de la Concepción. Pero cuando nuestro paisano, don José Rodríguez cumple diecinueve años muere su padre, don Justo y toda la familia se trasladan a Sevilla.
Don José Rodríguez Escobar, que ve el sufrimiento y la trashumancia de los jornaleros, empieza a interesarse por la expulsión de los moriscos, abordará su pensamiento político y beberá en la realidad concreta de Sevilla y sus pueblos. Por esta fecha es cuando conoció a don Blas Infante. El andalucismos armó su cabeza y sus deseos, una primera síntesis, un primer criterio. Se relacionaban vivencias infantiles, datos muy duros de sus trabajos de salir a flote, hallazgos culturales, sueños, enfados y proyectos en que Andalucía reclamaba y motivaba.
Don José Rodríguez sigue de muy cerca la Asamblea de Ronda, celebrada en enero de 1918, donde se acordó la bandera y el emblema de Andalucía, y la Asamblea Andalucista de Córdoba en 1919.

En 1924 se casa con doña Ana Cañón Antequera de la que tuvo once hijos: Justo -el mayor fallecido a sus 11 años-, Agustín, Encarnación, Mercedes, José, Ana, Conchita, Manuel -que estuvo varias veces en Fuentes dando mítines en las primeras elecciones en el 1977, por el entonces P.S.A.-, Francisca, Matilde y Aurora.
Es un auxiliar contable en una industria de la madera, con domicilio en la calle Oriente de Sevilla. Ha alcanzado un estatus social, trabajando en el Crédit Lyonnais.

Desde esta posición, él podría haber renunciado a toda su preocupación, o sea, la de una Sevilla empobrecida. Pero como era «amigo de todas las revoluciones» se vincula al movimiento del nacionalismo andaluz al que dedicará sus fuerzas, recursos, estudios y escritos hasta su muerte.
La fundación en 1931 de las Juntas Liberalista rompe con el apoliticismo de don José Rodríguez Escobar. Los Liberalistas son invitados a unirse al Partido Republicano Federal, en donde ha ingresado don Blas Infante Pérez de Vargas.

La Junta Liberalista de Andalucía era una institución ínterpartidista (no anti-partidista) con independientes. Venía a ser un pacto indestructible fundado entre miembros de diferentes partidos y de ninguno.

A partir de este momento don José Rodríguez Escobar colabora estrechamente con don Blas Infante para lograr la implantación por ley de una solución al problema de Andalucía: la tierra.

En mayo de 1931, el Gobierno estableció la «Comisión Técnica Agraria para la solución al problema de los latifundios». En dicha Comisión se encontraban los señores Díaz del Moral, don Pascual Carrión, Bernardo del Quirós y don Blas Infante. El proyecto de la Comisión, según dice Malefakis «posibilitaba arraigar en tres meses un número de familias campesinas no inferior a 60.000».

El jueves 11 de junio de 1931, en el diario El Sol, don Blas Infante hace unas declaraciones donde afirmaba que «todo latifundio andaluz es ilegal en su origen, y tenemos que devolver al campesino andaluz la tierra que le fue arrebatada por derecho de conquista. Mire a Europa: en el siglo XIX, quince naciones monárquicas hicieron la reforma territorial y no sucedió nada».

Muchas veces don José escribiría artículos en el diario «Sol».

A través de los Centros Andaluces primero y de las Juntas Liberalista más tarde, José Rodríguez Escobar promociona Andalucía como unidad distinta y viva; un pueblo debe ser culto e ingenioso, trata de conseguir su liberación por medio de la fuerza cultural y renovadora. En gran parte de las actividades motivadas desde estas entidades, sus publicaciones, sus charlas y llamadas, se intenta conseguir la deseada concienciación del pueblo andaluz.

Algunas veces publicó en las páginas del diario El Sol. Tenía en archivo artículos periodísticos de su interés. Cuando le propusieron ser Rey en la Cabalgata que organiza el Ateneo de Sevilla, declinó la coronación. Su sencillez no permitía ese honor. Pero las conferencias, la biblioteca, las excursiones y visitas del Ateneo eran su deleite.
Don José Rodríguez fue respetado en el período franquista por ser un padre de familia, ya que tenía once hijos. Nunca fue incomodado por sus ideas políticas, aunque llegada la democracia, en 1977, se descubrió que la policía le había hecho una ficha en la que aparecía escrito: «José Rodríguez Escobar, rojo separatista que no ejerce en la actualidad actividad revolucionaria alguna».
A principio de los años setenta, en Sólo de Andalucía, establecimiento de don Fernando Repiso en la calle Hernando Colón, dedicado a la artesanía andaluza, se reunía la directiva de la Junta Liberalista de Andalucía. Don José Rodríguez Escobar era uno de sus fundadores con don Blas Infante, junto a don Juan Álvarez Osorio Barrau, don Emilio Lemos Ortega, también fundadores, y los últimos adheridos, el profesor don Manuel Ruiz Lagos y el escritor don José Luis Ortiz de Lanzagorta, se reconstruía la organización con que don Blas Infante encaró en 1931, aquella transición de Monarquía a Republica. Allí colaboraba don José Rodríguez Escobar.
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *