Primera victoria de los trabajadores de Zumosol en Palma del Río

La campaña de los trabajadores contra las prácticas mafiosas de Zumos Palma S.L. comenzó el 10 de diciembre de 2021. Fue entonces cuando decidieron encerrarse en las instalaciones de la fábrica, ante la amenaza de que la empresa desmantelara las instalaciones al completo, desapareciendo sin indemnizar a los trabajadores, así como sin despedirlos. En este limbo legal es que la plantilla ha permanecido durante ocho meses. Pero la situación comienza a cambiar.

El Tribunal Supremo afirma que el segundo ERTE que la empresa obligó a firmar a los trabajadores estaba fuera de la legalidad. El fallo del tribunal no habría sido posible sin la lucha tenaz de los trabajadores, que llevan 8 meses acampados en la fábrica. Los trabajadores afirman que esto es tan solo una primera victoria.

En los años 2000 esta fábrica de Zumosol llegó a emplear de forma directa a 200 trabajadores. La marca fue comprada por Zumos Palma S.L. en 2012, la cual se dedicó a reorganizar la fábrica mediante subcontrataciones, despidiendo trabajadores, precarizando el empleo y deteriorando el proceso productivo. La plantilla quedó reducida a 38 trabajadores en exprimido y 60 en embotellado. En 2019 la empresa entregó la planta de envasado a LGCFruit, quedándose con las instalaciones de exprimido. Dos secciones que hasta el momento estuvieron juntas.

Para continuar exprimiendo zumo y trabajadores Zumos Palma aprovechó la situación de pandemia para realizar un ERTE en noviembre de 2020. El ERTE duró hasta marzo de 2021. Al poco de reanudar el trabajo la empresa no dudó en realizar otro ERTE que duró hasta octubre de 2021. A pesar de ser un ERTE a todos ojos improcedente, la administración consintió a la empresa esta decisión. Ante la denuncia de los trabajadores el Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía dio la razón a los trabajadores. Sin embargo, sigue en vista de pago las nóminas de ese periodo.

Por si esto fuera poco, en noviembre de 2021 Zumos Palma subcontrató la fábrica a una empresa falsa, Cegeplas. En mitad del proceso de traspaso Cegeplas alegó errores en el contrato, dejando durante estos ocho meses en un limbo legal a los 38 trabajadores. Las dos empresas se desentendieron de los trabajadores, dándolos de baja sin mediar despido ni indemnización. El 16 de mayo los trabajadores de envasado, contratados por LGC Fruit, realizaron una huelga indefinida ante la falta de carga de trabajo, detrás de la cual se encuentran las reestructuraciones de Zumosol.

Fruto de la lucha de los trabajadores de Zumos Palma, de la solidaridad de los trabajadores de la planta de envasado, y del apoyo de los vecinos de Palma del Río, los 38 trabajadores acampados han logrado que el Tribunal Supremo falle a su favor, en lo que es una primera victoria. Queda todavía, sin embargo, por resolver la denuncia de la empresa pantalla y otras demandas penales. Los trabajadores afirman que a final de año saldrá el juicio por lo social. Hay que recalcar que sin la lucha de los trabajadores no habría sido posible, y que tanto los tribunales, como la administración y el gobierno habrían continuado mirando hacia otro lado.

Fuente: Izquierda Diario.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *