La Conferencia Internacional manifiesta su solidaridad con el Pueblo Rifeño

Las organizaciones integrantes de la Conferencia Internacional (Agora Galiza-Unidade Popular, Nación Andaluza y Herritar Batasuna) hemos suscrito una declaración junto con la organización independentista rifeña Asamblea Nacional del Rif (NAR) en la que apoyamos y respaldamos las justas aspiraciones del pueblo rifeño a la autodeterminación nacional y en concreto a disponer legitimamente de las ciudades de Ceuta y Melilla, actualmente colonias españolas en suelo rifeño:

DECLARACIÓN CONJUNTA

          Tras las irresponsables declaraciones del presidente del Gobierno marroquí, en las que consideraba que Ceuta y Melilla “son ciudades marroquíes”, y las igualmente irresponsables declaraciones de la ministra española de Asuntos Exteriores, que consideraba que estas dos ciudades son españolas y que no son objeto de discusión, la organización rifeña NAR (Asamblea Nacional del Rif) junto a las organizaciones abajo firmantes desean recordar los siguientes puntos:

  1. Ceuta y Melilla son ante todo ciudades rifeñas, por un lado incluso antes de la existencia del reino de Marruecos y por otro lado antes de la colonización española hace más de 5 siglos.
  1. Más del 45% de la población actual de las dos ciudades son rifeños.
  1. El Rif, que desde 1926 a 1956 estuvo bajo ocupación española, fue ofrecido al régimen criminal marroquí en total violación del derecho internacional.
  1. El Estado español como fuerza ocupante del Rif entre 1912 y 1956 debe mirar con valentía su historia, reconocer y asumir su parte de responsabilidad en todos los crímenes sufridos por el pueblo del Rif.
  1. El pueblo rifeño no está obligado a respetar los resultados de las discusiones o negociaciones entre el Estado español y el régimen marroquí sobre asuntos que conciernen a su tierra histórica.
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Avatar Juan dice:

    El Estado español siempre se ve empantanado en su política exterior. Ocurre lo mismo con el Sahara Occidental. Es como si estuvieran envueltos en una espiral de despropósitos o actos de mala fe. Seguramente sea por ser los herederos del imperialismo castellano de antaño, donde destruían todo Pueblo que tocaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *