EE.UU: En Portland, la comida se pudre en la basura antes que dársela a los necesitados

El martes, los empleados de una cadena de tiendas Fred Meyer en el barrio de Hollywood de Portland tuvieron que tirar miles de productos perecederos porque la tienda, como otras en la región, sufrió un apagón que la dejó sin electricidad a raíz de una tormenta.

En las redes sociales aparecieron imágenes y videos de dos grandes contenedores llenos de alimentos empaquetados, paquetes de jugos y productos lácteos.

Alrededor de las 2:30 pm, la gente comenzó a aparecer para llevarse algunos de los productos desperdiciados. Pero poco después, varias personas denunciaron la presencia de agentes de la Policía de Portland en los contenedores, para evitar que retiraran la comida.

Según la policía, los agentes respondieron a una llamada de un empleado de Fred Meyer, alrededor de las 4 de la tarde, en la que dijo que la situación se estaba “descontrolando”. También según la Policía, cuando los agentes llegaron al lugar, el funcionario les dijo que “la comida estaba estropeada y no apta para consumo o donación”.

Por su parte, Morgan Mckniff, vecino del barrio, dijo que los empleados ya estaban custodiando los contenedores cuando la gente llegó a llevar la comida allí. Luego comenzó a filmarlos y amenazaron con llamar a la policía, algo que hizo el gerente de la tienda poco después, informa The Oregonian .

Se dice que unas 15 personas se han sumado a la escena, según el residente de Hollywood, quien acusa a la policía de ir allí para evitar que se lleven la comida.

Una actitud difícil de “racionalizar”

Juniper Simonis, biólogo y periodista que acudió al lugar para documentar la presencia policial, dijo que cuando aparecieron los agentes, amenazaron con arrestar a quien estuviera allí y que la gente cruzó la calle, informa el diario.

Después de mostrarles su carnet de periodista, Simonis se acercó a tomar fotografías, pero la policía amenazó con arrestarla si no se iba. “Estaba documentando a la policía, no lo que había en los contenedores”, dijo Simonis a The Oregonian .

Recipiente lleno de comida envasada junto a una tienda Fred Meyer en Portland / Juniper Simonis / Twitter

Los agentes finalmente se fueron, y alrededor de las 6:30 pm, alrededor de dos docenas de personas regresaron a los contenedores, cada uno con varios productos. Los oficiales de Fred Meyer llamaron a la policía nuevamente, pero no regresaron al lugar.

Simonis dijo que la comida aún estaba en buenas condiciones, incluso debido al clima muy frío. Tanto ella como Mckniff enfatizaron que tratar de evitar que las personas saquen alimentos de los contenedores es una señal reveladora del valor que la ciudad concede a ayudar a los necesitados.

Apareció gente porque, con la tormenta y el apagón, muchos se quedaron sin nada en las neveras. Simonis también destaca que allí había gente “que no estaba por motivos egoístas” y que algunas personas cercanas a los contenedores forman parte de grupos que brindan ayuda y recursos en los centros de recepción.

Para el periodista, es difícil “racionalizar” la acción de la Policía y la tienda. “Nada de esto tiene sentido excepto a través del lente de una vigilancia policial severamente arraigada y una cultura de falta de respeto por la dignidad humana”, dijo.

Fuente: Abril Abril

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *