CaixaBank plantea el despido de 8.291 personas y el cierre de 1.534 oficinas, muchos de ellos en Andalucía

La dirección de CaixaBank ha planteado el despido de 8.291 personas (el 18% de la plantilla) y el cierre de 1.534 oficinas (el 27% de la red actual), convirtiéndose en la reestructuración de mayor envergadura realizada hasta el momento en el sector bancario español, según fuentes de la reunión consultadas por Europa Press.

Como ya informamos en La Otra Andalucía, buena parte de los despidos y cierre de oficinas se teme que sean en Andalucía. La alta presencia de Bankia en las comarcas granadinas, sevillanas y gaditanas, fruto de estar integrada entre otras por la desaparecida Caja Granada y Cajasol, indica que esta serán zonas muys afectadas por los EREs, desplazamientos forzosos del puesto de trabajo y prejubilaciones.

No obstante, la cifra comunicada este martes ha sido más contundente de la esperado por los sindicatos, que creían que el ajuste podía situarse entre los 7.000 y 8.000 afectados, y finalmente ha superado la barrera de los 8.000. A pesar de que se preveía que gran parte de las salidas fuera asumidas por los mayores, el banco pretende que el ajuste sea equilibrado y afecte en un 50% a mayores de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad.

CaixaBank anunció a principios de mes su intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo, previsto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, con afectación a todos los centros de trabajo de la entidad, así como la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, de acuerdo con el artículo 41 de dicho Estatuto.

Respecto a oficinas, se cerrarán 1.534 de ellas y los criterios se basarán en el tamaño del municipio y competencia bancaria en la plaza; la distancia entre oficinas de ambas entidades; etcétera. Es previsible que muchos municipios de menos de 5.000 habitantes vean cerrar su oficina, con el consiguiente trastorno y pérdida de servicios que estos cierren generan en el medio rural.

Tras la absorción de Bankia por CaixaBank, el Gobierno ha pasado a controlar el 16% del capital de la entidad a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que cuenta con un asiento en el consejo de administración, lo que le permitiría influir en las decisiones que adopte la entidad. Por esto mismo, Montero ha precisado que en la reestructuración del sector bancario no todos los ajustes tienen que ver con la situación pandémica, siendo algunos previos a la misma y que estaban pendientes de completar. 

La entidad, presidida por José Ignacio Goirigolzarri y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, suma 623.800 millones de euros en activos totales en el Estado español, lo que la convierte en el banco de mayor dimensión.

Avatar
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Avatar

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *