Nueva rebelión en un Guantánamo español. Se sublevan en el CIE de la Zona Franca de Barcelona

Hace diez días fue una huelga de hambre; este martes por la noche ha sido un motín. Unas 70 personas, la mayoría de origen argelino, se han amotinado en el CIE de la Zona Franca de Barcelona exigiendo su libertad. La sublevación se ha originado poco antes de las nueve de la noche, en la zona del comedor.

Un grupo de unos 30 internos han arrancado mesas, fijadas contra el suelo, y han hecho barricadas. También han hecho nudos en sábanas y han quemado algunos objetos, según fuentes policiales. Tras ello han intentado escapar a través de la cocina, pero los antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial (UIP) lo impidieron que durante estos días refuerzan la presencia en los CIE

Sin embargo, el motín distaba de haber terminado. Tras la chispa de la cocina, los amotinados se han trasladado al patio. En este espacio exterior, los argelinos han recibido el apoyo de varias decenas más de internos, la mayoría de ellos también de la misma nacionalidad, hasta sumar unas 70 personas.

El director del CIE se ha trasladado hasta el recinto para negociar con los amotinados. Fuentes policiales han señalado que pasadas las 11 de la noche los amotinados han ido a sus celdas y la protesta se ha dado por controlada. Antes, no obstante, los internos han roto una cristalera y se han armado con cristales, lo que ha provocado la intervención de los antidisturbios.

Según un interno del centro con quien la Directa ha podido hablar, se trató de una protesta masiva con lanzamiento de objetos y tablas, por parte de un numeroso grupo de internos, principalmente compuesto por personas de origen argelino, que se quejaban de la mala calidad de la comida y del trato que reciben, una situación que se repite desde hace días en el CIE. Este grupo de internos habría tomado el patín, y algunos se han subido al muro que separa dos patios y habrían intentado romper cámaras de seguridad.

Según el interno, alrededor de las once de la noche, el dispositivo de antidisturbios de la policía nacional ha entrado en los patios, redujeron a los internos que estaban amotinados y los arrinconó contra uno de los muros, siendo retirados del patio uno a uno. Hacia las 12 de la noche, ya se habrían llevado una treintena.

Los antidisturbios, han obligado a los amotinados a subir a las celdas. El testigo interno, antes de perder la conexión telefónica, confirmó que la policía se había llevado a 35 presos, seleccionados por su grado de participación en el motín

El pasado 23 de octubre, 69 inmigrantes del CIE de la Zona Franca de Barcelona, también en su mayoría argelinos, se declararon en huelga de hambre para exigir que se les dejara en libertad. Los internos se negaron a comer y se concentraron en el patio de las instalaciones como muestra de protesta por su estancia en la instalación, adonde fueron trasladados tras haber llegado a España en patera.

Dos días antes, internos del CIE de Aluche, en Madrid, asimismo argelinos, también protagonizaron una huelga de hambre. Unos días después el conflicto derivó en un motín que fue sofocado el mismo día. En Murcia, en el CIE de Sangonera, el 5 de octubre lograron huir 67 internos, aunque la mayoría fueron capturados posteriormente.

La respuesta del Gobierno estatal a estos incidentes ha sido el aumento de la represión, reforzando la seguridad en estos polémicos espacios tanto con agentes del resto de grupos como con unidades antidisturbios.

Muchos de los argelinos que están generando estos incidentes llegaron en patera y no han cometido ningún delito. Según la normativa vigente, en el interior de los CIE únicamente deberían ingresarse personas extranjeras que se encuentran en proceso de expulsión a su país de origen después de haber delinquido y ser condenados por ello, pero en realidad la inmensa mayoría de los encarcelados en ellos, “retenidos” según el eufemismo oficial, sólo han cometido el “delito” de carecer o de la documentación exigida, conocidos como  los “sin papeles”.

Recientemente la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, pidió el cierre del CIE de Zona Franca de Barcelona. Forcadell expresó también su apoyo a las personas internas en el CIE: “Son personas que no han cometido ningún delito y supone (su encarcelamiento) una clara vulneración de los derechos humanos”.

cie-barcelona-800x445

(Fuente: El Periódico / El Confidencial / La Directa)

Sígueme

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).
Francisco Campos
Sígueme
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *