Adelante Andalucía continúa blanqueando a la ultraderecha en el Parlamento y en la calle

El paripé de Juanma Moreno (PP) le está saliendo rentable. Tras una llamada “Comisión para la Reconstrucción de Andalucía” en la que Adelante Andalucía entró de buen grado con la ultraderecha hasta que se proclamara que la presidiría Vox -en un regalo de Moreno a sus socios fascistas por los favores prestados- ahora tocan los presupuestos.

Juanma Moreno piensa hacer unos presupuestos “con todas las fuerzas políticas”, mientras sigue poniendo al Pueblo Andaluz de alfombra para que la burguesía se limpie los zapatos en lo que a comercio, educación, sanidad, medio ambiente o comunicación se refiere. Una táctica de consenso que lo sitúa en el centro del tablero y facilita que su gobierno (PP-C’s-Vox) gane lustre.

Pues bien ante este panorama la portavoz adjunta de Adelante Andalucía en el mal llamado Parlamento de Andalucía (pues ni hay ni puede haber parlamento andaluz sin soberanía andaluza) Ángela Aguilera niega cualquier veto a la ultraderecha fascista y prefiere blanquearla. Aguilera ha asegurado que su grupo acude a la reunión con Moreno con “propuestas y con la voluntad de ser responsables”, así como espera que la receptividad del presidente sea otra “porque todas nuestras iniciativas jamás han obtenido respuesta”. “Hay diferencias políticas insoslayables pero no deben ser obstáculo para llegar a acuerdos”, ha matizado.

Angela Aguilera

Mientras este suicidio político de la socialdemocracia españolista/regionalista -que representa Adelante Andalucía- ocurre en el Parlamento, en la calle también se comparte esta tónica. Esta semana hemos podido ver como Adelante difundía cartel y manifestación con la ultraderecha en Camas, en una manifestación por la sanidad pública. Lo anunciaba en twitter orgulloso el PCE de Sevilla aunque el tweet ha sido borrado posteriormente de la cuenta.

El blanqueo y la normalización de la ultraderecha fascista en los ámbitos institucionales en nuestro país es el objetivo deseado por Abascal y los suyos para socializar su discurso chovinista, neoliberal, patriarcal y andalófobo. Pero no hay, por ahora, fuerzas políticas en las instituciones en Andalucía que pongan por delante de sus apetencias partidarias la lucha contra el fascismo creciente.

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *