Palestina: Israel destruye el puesto de control sanitario contra Covid-19 en Jenín

Los soldados invadieron la ciudad y su campo de refugiados para arrestar a los residentes cuando estallaron los enfrentamientos, dijo la agencia Wafa , y agregó que las fuerzas israelíes abrieron fuego contra los palestinos y abandonaron el área después de destruir el puesto de control sanitario creado por las autoridades palestinas para contener la propagación de la enfermedad.

Al menos un palestino recibió un disparo en la pierna y dos fueron arrestados, según el Movimiento por los Derechos del Pueblo Palestino y por la Paz en el Medio Oriente (MPPM) con base en la misma fuente.

El MPPM denuncia que Israel “ha enajenado las obligaciones que el derecho internacional humanitario le impone como potencia ocupante, con respecto a la salud y el bienestar de los habitantes de los territorios ocupados”. Además, “se esfuerza por socavar los esfuerzos” de los palestinos para combatir la pandemia.

Desde marzo, las autoridades palestinas han acusado repetidamente a Tel Aviv de socavar las iniciativas tomadas por los palestinos para detener la propagación de la enfermedad.

A principios de ese mes, funcionarios israelíes escoltados por personal militar viajaron a la aldea palestina de Khirbet Ibziq, en el norte del valle del Jordán (a unos 20 kilómetros al noreste de Naplusa), y confiscaron materiales y equipos para instalar carpas para una clínica allí. campaña y alojamiento de emergencia para residentes evacuados de sus hogares.

Posteriormente, el 15 de abril, los soldados israelíes asaltaron y cerraron una clínica de pruebas de coronavirus en el barrio ocupado de Silwan, en la Jerusalén oriental ocupada, y arrestaron a cuatro personas. Según el MPPM, que se refiere al periódico israelí Haaretz , se dice que la acción se debió a la colaboración de la clínica con la Autoridad Palestina, que proporcionó los kits de prueba de coronavirus. Luego, Israel fue acusado de no llevar a cabo las pruebas o permitir que otros se llevaran a cabo.

Aumento de demoliciones y abusos.

A pesar de la situación de vulnerabilidad creada por la pandemia, “Israel alcanzó un pico en junio en la demolición de casas palestinas en Cisjordania, que dejó a 151 palestinos, incluidos 84 menores de edad, sin refugio”.

Solo en ese mes, Israel demolió 30 casas palestinas en Cisjordania ocupada (sin incluir Jerusalén Oriental), tantas como se habían demolido en los primeros cinco meses del año. Las demoliciones de junio, indica MPPM, dejaron a 100 palestinos desplazados, 53 de los cuales eran menores. También el mes pasado, Israel demolió 33 estructuras no residenciales.

En Jerusalén Oriental ocupada, las demoliciones también aumentaron significativamente en junio, dejando a 51 personas sin hogar, incluidos 31 menores. El número de casas demolidas (13) es el doble del promedio mensual en los primeros cinco meses de 2020, dice la organización de solidaridad portuguesa.

“El mundo está lidiando con una crisis de salud sin precedentes, pero las autoridades israelíes continúan invirtiendo tiempo y esfuerzo en el abuso de las comunidades palestinas en Cisjordania y Jerusalén Este como parte del programa de colonización de los territorios ocupados”, denuncia el MPPM , subrayando que esta escalada no será ajena al proyecto de Benjamin Netanyahu para completar la anexión de casi un tercio del territorio de la Ribera Occidental ocupada.

Fuente: www.abriabril.pt

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *