Un barrio de Algeciras se organiza para enfrentarse a la policía española. -audio-

La policía española ha detenido en Algeciras a tres personas como presuntos autores de desórdenes públicos, atentado a agentes de la autoridad y daños. Los detenidos estaban organizando a través de la red de mensajería Whatsapp a los vecinos para enfrentarse a la policía, contando con más de 100 integrantes en el grupo de whatsapp. Dos de los detenidos son los administradores del grupo y el tercero, siempre según fuentes policiales, un participante en el chat que había alertado a la policía de un falso robo con el fin de arrojar objetos a las dotaciones policiales que se habían desplazado al lugar.

Los tres arrestados han sido puestos a disposición policial.

Esta es la información que han difundido las agencias de noticias y que han sido recogidas por algunos medios escritos y radiofónicos. En algunos casos como el de la Cadena Ser, se ha hecho un periodismo “creativo”, difundiendo una información nada contrastada y basándose en prejuicios sobre la población andaluza de Algeciras, al difundir que los implicados en este caso son personas que se dedican al narcotráfico.

La verdad es otra muy distinta de la difundida por la Cadena Ser. Los vecinos de la barriada algecireña de El Saladillo, hartos de abusos policiales, se organizaron en un grupo de Whatsapp al que denominaron “Basta de abusos” para protestar por los abusos policiales que vienen sufriendo y organizar las protestas vecinales y el enfrentamiento con la policía.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 4 de abril cuando la sala del 091 recibió una llamada alertando de un robo con fuerza a manos de cuatro encapuchados en una calle de la barriada algecireña de El Saladillo. A su llegada al lugar, los agentes fueron agredidos con numerosos objetos arrojados desde desde un edificio, quedando inutilizado un vehículo policial y los agentes huyendo a la carrera.

La noche siguiente se repitieron los hechos con un barrio enfurecido por los abusos policiales y organizados a modo de guerrilla urbana.

Estos hechos son solo el comienzo de lo que nos espera tras la finalización del Estado de alarma y el agravamiento de las condiciones de vida de miles de andaluzas que se habrán quedado sin trabajo y sin ningún tipo de ingresos, tal y como pasa en la barriada de El Saladillo, donde gran parte de sus habitantes viven de la economía sumergida o del menudeo y tras la declaración del Estado de alarma se han quedado sin ningún tipo de ingresos, sufriendo los abusos policiales por ser una barriada de gente humilde y trabajadora.

Este tipo de “organización popular” que refleja la indignación in crescendo de las capas más desfavorecidas de nuestra sociedad, debe dar paso a otras formas de organización que tengan unos objetivos políticos claros y enfoquen su rabia y su ira en la dirección de favorecer un cambio político que les devuelva a todas las andaluzas la dignidad y la soberanía que el capital les ha robado y que la crisis del coronavirus solo ha precipitado.

Desde estas páginas digitales, repudiamos los abusos policiales que se están generando en todo el Estado y conminamos a todas las andaluzas a denunciarlos y a expresar el rechazo a la presencia policial y militar en nuestras calles.

Audio de los mensajes de whatsapp por los que han sido detenidos los tres jóvenes de Algeciras:

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *