Bretaña: Los independentistas de izquierda y las elecciones municipales

Como reveló en el comunicado de prensa de apoyo a la activista independentista bretona de Dispac’h, que fue procesada por realizar un graffiti que se oponía a la especulación turística e inmobiliaria en febrero pasado, un número de militantes de la izquierda independentista bretona habían elegido participar en las elecciones municipales.

Pospuesta la segunda vuelta hasta junio y con el establecimiento de algunos consejos municipales a partir de la primera vuelta, es difícil hacer una evaluación completa. Sin embargo aquí evaluamos algunos resultados. A meditar durante el encierro.

Todos los camaradas presentes no evolucionaron dentro del mismo marco, algunos en municipios de menos de 1000 habitantes, otros en ciudades medias (Guingamp) y otros en el cinturón de una metrópoli (Cintré y Saint- Herblain).

Los reagrupamientos, tácticas y alcance de las alianzas son específicos de cada territorio, incluso si se llevaron a cabo a la “izquierda del Partido Socilista” y excluyeron cualquier alianza con esta fuerza. Reconocerlo, no impide los debates y preguntas sobre los límites de estas experiencias. 

En Cintré (2278 habitantes): en la conurbación de Rennes, nuestro compañero Anton Burel, miembro de la Izquierda Independdentista, había estado impulsando durante varios meses una dinámica local. Los ejes centrales fueron: consulta a los habitantes sobre los proyectos que les conciernen, mejor acceso a la información municipal, desarrollo del transporte público, defensa del medio ambiente, enriquecimiento de la vida cultural local. Las referencias a Bretaña como espacio político, al idioma bretón y al galó (lengua de la Bretaña oriental emparentada con el francés) también fueron elementos de campaña.

En última instancia, ha conseguido el 28,27% de los votos y 2 elegidos para “Cintré en commun” en la primera vuelta que cierra esta campaña. Anton Burel y Christine Georges, por lo tanto, estarán durante 6 años en el consejo municipal.

En Saint Herblain (46.268 habitantes): los militantes independentistas de izquierda presentes en la ciudad han participado durante mucho tiempo en comicios electorales. En 2008 y 2014, muchos de ellos jugaron un papel clave en la creación de la alternativa “Saint Herblain à Gauche Tout-Sant Ervlan a-Gleiz Penn da benn“. Esta coalición local, practicando la rotación de los candidatos electos, había permitido que algunos de nuestros camaradas participaran en debates municipales en la minoría opositora. Armados con esta experiencia, tomaron la decisión de ampliar la alianza local al partir en 2020 como parte de un frente más amplio con activistas de Europa Ecologie les Verts, del Ensemble Saint Herblain Autrement y de “Saint Herblain ville Bretonne” bajo el nombre de “Saint Herblain en Commun”. Entre los 15 primeros en la lista podemos señalar los nombres de Eric Bainvel (activista de la izquierda independentista), Primael Petit (independentista de izquierda muy conocido), Céline Bruneau (de Saint Herblain Ville Bretonne), Anne Latouche- Thébaud (de “Saint-Herblain A Gauche Tout”). La presencia de activistas de “France Insoumise” no impidió que la lista asumiera por completo las demandas de defensa de la unidad de la Bretaña, la identidad bretona o el idioma bretón. Nuevamente, la defensa del medio ambiente, las críticas a la metropolización, la democracia participativa, el transporte gratuito, fueron en gran medida defendidas por la lista. La lista “Saint-Herblain en Commun” ofrece una buena puntuación, es decir, el 30,28% de los votos emitidos.

En Guingamp (6.895 habitantes): fue un pequeño colectivo impulsado por activistas y simpatizantes de la Izquierda Independentista quien lanzó la idea de una candidatura a la izquierda del PS. La idea que llegó de forma tardía valió la pena ya que 30 personas se unieron a esta plataforma electoral local. El apoyo y la participación de la ALCHI  (Asociación para la lucha contra la vivienda indigna) hicieron posible poner el tema de la vivienda y la ausencia de servicios de salud en la comunidad urbana en el centro de la campaña. Además de ALCHI, la lista recibió el apoyo de la Izquierda Independiente , el NPA y el Partido por una Ecología Popular y Social, pero son ante todo habitantes de Guingamp sindicalistas, involucrados en el movimiento de pensiones, o en la defensa del clima, conocido en los círculos culturales bretones que lideraron esta campaña que les permitió llegar a 11,3% de los votos.

La derecha local aliada con LREM se han desfondado considerablemente (18.7%). Si el PS gana sobradamente (70%) será necesario contar con la voz independiente de Gael Roblin, desde ahora electo de “Guingamp en Commun-Kumun Gwengamp” , quien está decidido a ser escuchado en el consejo municipal y a ser en este caballo de Troya de los movimientos sociales. Su programa de emergencia social y democrática, evoca a la Bretaña como un espacio político desde Brest a Clisson, afirmando el derecho a decidir, la demanda de oficialización del idioma bretón, asumiendo demandas feministas y anti-homofobia. 

A este balance hay que agregar la reelección de Guillaume Bricaud, activista histórico de la Izquierda Independentista, en Plounevez-Moedeg (1.458 habitantes) en una lista municipalista.

Por supuesto, la abstención fue fuerte, los primeros consejos municipales no pudieron tener lugar, la mala gestión de la crisis de Coronavirus no permite apreciar como se debería el alcance real de este ejercicio electoral. Pero es obvio a partir de las primeras impresiones que podemos tener que estos resultados hacen posible prever la creación de redes de representantes salidos de nuestra corriente política que asumen en los consejos municipales los reclamos en favor del derecho a la autodeterminación y al reparto de la riqueza.

Esto beneficiará la visibilidad de las ideas y propuestas de la izquierda independentista y alimentará los debates para el desarrollo de una campaña para elecciones regionales que aborde estas preocupaciones.

¿Por qué no imaginarse la decantación en una oferta política a escala de toda Bretaña poniendo como elemento central la cuestión del derecho a decidir, incluso cuando los temas de democracia participativa, referéndums y superación de los límites institucionales y defensa de la diversidad lingüística fueron llevados por muchas listas como en Fougères, Douarnenez, Rostrenen…?

Esto requerirá una evolución de la reflexión colectiva hacia el hecho de que la democracia participativa, el ejercicio del referéndum debe encontrar un marco para toda la Bretaña, de Brest a Clisson, y no puede limitarse a las políticas municipales o comunitarias. En un momento en el que el 61% de las personas bretonas se declara a favor de una consulta sobre los límites y las competencias que nosotros mismos deberíamos ejercer en Bretaña, sería una lástima perder esta oportunidad. 

Activistas de la izquierda independentista bretona implicados en la campaña.

Fuente: www.bretagne-info.org

Traducción: Carlos Ríos

Encuéntrame

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).
Encuéntrame
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Carlos Ríos

Vine al mundo en Granada en 1977. Soy licenciado en Geografía y trabajador en el sector de la enseñanza. Escribí "La identidad andaluza en el Flamenco" (Atrapasueños, 2009) y "La memoria desmontable, tres olvidados de la cultura andaluza" (El Bandolero, 2011) a dos manos. He hecho aportaciones a las obras colectivas "Desde Andalucía a América: 525 años de conquista y explotación de los pueblos" (Hojas Monfíes, 2017) y "Blas Infante: revolucionario andaluz" (Hojas Monfíes, 2019).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 04/07/2020

    […] La izquier­da inde­pen­den­tis­ta bre­to­na ya había con­se­gui­do en la pri­me­ra vuel­ta varios car­gos elec­tos en Gwen­gamp, Saint…. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *