Sindicato Unitario de Andalucía: Un hombre ha fallecido en un accidente laboral en la mina Magdalena en Calañas

Este titular  puede pasar inadvertido por ser esta provincia (Huelva) la que mayor número de estos accidentes soporta, como así lo reflejan las impersonales y frias estadísticas.
Una muerte mientras se intenta sobrevivir, otra muerte por negligencias en medidas de seguridad en el trabajo, nada más triste que perder la vida en el tajo.

No tendrá medallas ni el reconocimiento de autoridades, ni de la Casa Real, no es el caso para un simple currito, este sólo merece el titular de un día, una investigación que definirá que el camionero no dejó el vehículo en el lugar más idóneo o que la velocidad no era la más adecuada o que la fatalidad de juntarse unos acontecimientos imprevisibles son las causas. La realidad y el triste final es otra familia destrozada por la seguramente más que evitable muerte.

Las reformas laborales, o como se podrían llamar las reformas para menguar las condiciones laborales y económicas de la clase obrera, son las culpables. Jornadas que se alargan más allá de las pactadas en el convenio, eso en el mejor de los casos  que se aplique algún convenio, horas extras después de una dura jornada que dejan de ser voluntarias, para convertirse en necesarias, si es que pretendes poder vivir de un sueldo. Detrás otra vez una subcontratación, la manera más inhumana, indecente y asesina de desarrollar una actividad laboral.

Tirada de precios para hacerse con la contratación, muchas veces empresas medio “piratas” de lugares alejados de los tajos, personas que tienen que dejar a sus familias a cientos de kilómetros y por varios meses en busca de sueldos casi de miseria, ahorrándose la dieta mal comiendo o durmiendo en cualquier sitio, a veces en los propios vehículos, aplicando convenios de provincias distintas de las que están desarrollando la actividad, con lo que no se contemplan condiciones específicas, como ejemplo convenios de metal de Madrid donde no existen pluses por toxicidad o peligrosidad como las que trabajan en el polo químico de Huelva o en las minas, donde se compara el trabajo de un carpintero metálico de ventanas de aluminio en un taller en Madrid con la reparación de un horno donde se ha fundido cobre en fábricas del polo químico onubense.

La subcontratación hoy día es dejar las vidas de los y las trabajadores y trabajadoras en manos de buitres sin escrúpulos. Si realmente se preocupasen por la seguridad de las personas que trabajan, estarían prohibidas por ley, está más que demostrado que atentan contra la salud y la seguridad laboral.

Desde el Sindicato Unitario lamentamos esta nueva muerte en el trabajo, mandamos nuestro mayor pesar a familiares y amigos, seguiremos luchando para que las contrataciones sean por parte de las empresas matrices y con los mismos derechos, los servicios públicos no se subcontraten y por la defensa de los trabajadores.

Descanse en paz el compañero, ” asesinado”.

Sindicato Unitario de Andalucía.

Andalucía, 6 de enero de 2020.

https://www.sindicatounitario.net/
En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *