Siria niega bombardeo de hospital en Alepo. Hizbulah culpa a Saudíes de la situación

El hospital de Al Quds, apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR), fue bombardeado el miércoles a última hora. MSF la destrucción del hospital Al Quds de Alepo a raíz de un ataque aéreo que causó en la noche del miércoles 14 muertos, entre ellos pacientes y empleados de este centro especializado en pediatría.

En su comunicado, MSF “condena categóricamente” el ataque y recuerda que la situación en Alepo sigue siendo crítica. Según sus estimaciones, unas 250.000 personas permanecen en esta ciudad del norte de Siria que en las últimas semanas experimentó un dramático incremento del número de bombardeos, combates y víctimas.

Ninguna de las partes en conflicto ha asumido la responsabilidad de este ataque, si bien los “opositores” locales han señalado como culpable al Ejército Sirio y a las Fuerzas Aéreas Rusas, sin aportar pruebas, y los medios occidentales se han apresurado a servirles de portavoces propagandísticos.

“Bombardeo del gobierno a un hospital en Siria: al menos 30 muertos”, es un titular típico en todos los medios de información occidentales, incluso algunos vuelven a echar mano de las bombas-barril indicando que esa fue el arma utilizada, cuando actualmente Damasco, y gracias a Rusia, posee armas sofisticadas.

Siria ha denunciado en reiteradas ocasiones la falsedad del uso de bombas-barril para atacar civiles; sin embargo comprobamos que las corporaciones mediáticas vuelven a enarbolar su juguete preferido para regar calumnias y embustes.

Los mandos militares del Ejercito Árabe Sirio negaron este jueves haber bombardeado desde el aire un hospital de Alepo. “La información de algunos medios de que se ha derramado sangre siria a causa de un ataque aéreo al hospital del barrio Al Sikkari, en Alepo, no es cierta. Semejantes declaraciones son un intento de encubrir los crímenes de los terroristas”, consta en una declaración difundida por el Ejército de Siria.

Siria ha denunciado, en reiteradas ocasiones, la falsedad del uso de bombas-barril para atacar civiles; sin embargo comprobamos que las corporaciones mediáticas vuelven a enarbolar su juguete preferido para regar calumnias y embustes.

El Ejército sirio ha rechazado enérgicamente los informes de grupos y medios cercanos a los terroristas sobre el ataque al hospital: “Es una información falsa, una táctica de distracción para sustraer la atención de la opinión pública sobre las brutalidades que ellos están cometiendo contra la población civil en la ciudad”, afirmaron fuentes militares.

“Es una información falsa, una táctica de distracción para sustraer la atención de la opinión pública sobre las brutalidades que ellos están cometiendo contra la población civil en la ciudad”, han añadido dichas fuentes.

También Rusia ha asegurado que sus aviones no han bombardeado el hospital de Alepo, al tiempo que ha revelado que la única incursión aérea en la ciudad siria la noche del miércoles, cuando tuvo lugar el ataque, fue de la coalición internacional liderada por Estados Unidos. “Durante los últimos días los aviones de las Fuerzas Aéreas de Rusia no han realizado vuelos cerca de Alepo”, ha sostenido el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashénkov.

Konashénkov ha revelado que la noche del 27 de abril las fuerzas rusas detectaron la presencia de un avión de la coalición internacional, “por primera vez tras una larga pausa” en las operaciones aéreas lideradas por Estados Unidos.

Hizbulah culpa a Arabia Saudita de matanzas en Alepo

Por su parte, El movimiento de Resistencia libanés Hizbulah (Partido de Dios) responsabilizó hoy a Arabia Saudita de agravar el conflicto en Siria y de ayudar a terroristas que causan matanzas de civiles en la ciudad de Alepo.

Rn una nota de prensa de Hizbulah emitida en Beirut subrayó la acusación de que Riad atiza conflictos armados y disputas políticas y sectarias en Yemen, Iraq y Siria, “mientras Israel se sienta confortablemente”.

El comunicado citó declaraciones del segundo jefe del movimiento jeque Nabil Qaouq, quien afirmó que Riad sigue como principal financista y promotor de los grupos takfiristas (terroristas islámicos sunnitas) vinculados a la red Al-Qaeda, en alusión al Frente Al-Nusra y al Estado Islámico (EI).

“El régimen saudita es principalmente responsable de las actuales matanzas sangrientas que ocurren en Alepo”, remarcó Qaouq al aseverar que financió y armó a todas las ramas de Al-Qaeda y otros grupos fundamentalistas sunnitas.

Según el clérigo y dirigente político chiita, “Arabia Saudita no desea lograr la paz en Siria, sino mantenerse atizando disputas” como parte de un proyecto en el que Hizbulah incluye a Estados Unidos y el régimen sionista de Israel para alterar la realidad política y confesional de Medido Oriente.

“No es un secreto que la rama de Al-Qaeda en Siria (Al Nusra) es armada con arsenal saudita que no fue a parar al ejército libanés, sino que aterrizó en las manos de los takrifistas”, insistió en referencia a un paquete de ayuda militar cancelada meses atrás por Riad.

La monarquía Al-Saud anunció en febrero la suspensión de un acuerdo mediante el cual suministraría armamento y equipos de fabricación francesa al ejército y las fuerzas de seguridad libanesas por valor de tres mil millones de dólares, en protesta por la posición de Beirut favorable a Irán.

El reino alegó que el gobierno de El Líbano estaba supeditado a la voluntad de Hizbulah luego de que el canciller Gebran Bassil se abstuvo de condenar a Irán en foros árabes e islámicos por los incidentes a las misiones diplomáticas sauditas en la nación persa, a comienzos de año.

Como otro argumento para cancelar dicha asistencia también esgrimió las posturas críticas de la Resistencia a la intervención del reino en los conflictos de Yemen, Siria y otros regionales, de ahí que Riad y sus socios del Consejo de Cooperación del Golfo la catalogaron de terrorista.

Qaouq añadió que Israel teme a Hizbulah, pero no al Frente Al-Nusra o al EI, que están en sus fronteras en los Altos del Golán sirio, mientras Arabia Saudita no muestra preocupación por las armas israelíes ni por su ocupación y agresión, pero “le atemoriza la derrota de los takfiristas en Siria”.

“El día en el que El Líbano estará atado a las intenciones de Arabia Saudita nunca llegará y tampoco Siria caerá en las manos de las bandas takfiristas. Seguiremos persiguiendo a esos grupos porque es así como serviremos a nuestra nación”, remarcó el segundo jefe de Hizbulah.

Advirtió que la caída de Siria en manos los extremistas “implicará un riesgo para la seguridad nacional de El Líbano, y las políticas regionales de Arabia Saudita son un peligro a la seguridad libanesa, árabe e islámica”.

(Fuentes: Sputnik – Mundo / Al Manar / SANA / Prensa Latina)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *