La Policía Local de de Coripe reparte armas para “fusilar” al “Judas Puigdemont”. El President responsabiliza a “la España del 155” (vídeo)

Centenares de personas se han concentrado en la plaza central de la localidad sevillana de Coripe para celebrar la tradicional fiesta de la Quema del Judas, que se repite cada pascua. En esta ocasión ha sido el ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el elegido a gritos de “fuera, fuera”.

Tras ser paseado por las calles con gritos de desprecio, el muñeco que simboliza al político ha sido tiroteado con armas que previamente ha repartido la Policía Local de Coripe, tal y como se ve en el siguiente vídeo. Según reza la fiesta, el elegido simboliza “lo negativo de la sociedad durante el último año”.  El Judas es llevado a la plaza, acompañado de escopeteros, la banda de música y unos cabezudos para ser colgado de una higuera y tiroteado con munición de salva para ser quemado en su totalidad posteriormente.

No es la primera vez que la fiesta causa polémica y alarma social. El año pasado el alcalde de Coripe, Antonio Pérez, y la edil de Festejos, Irene García, tuvieron que declarar imputados por un presunto de odio al representar la figura quemada a la presunta sesina del niño almeriense Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada. La denuncia quedó archivada. El Domingo de Resurreción en Coripe se caracteriza por recrear el huerto de los Olivos, donde pasa la procesión del Resucitado organizado por la parroquia de San Pedro, y luego celebrar la Quema del Judas.

(Fuente: La Voz del Sur)

Puigdemont: «La España del 155 y del ‘a por ellos’ ha engendrado esta actitud»

El President Carles Puigdemont ha denunciado en la red la celebración de La Quema de Judas de Coripe en que, este año, se ha quemado y fusilado un muñeco de paja que representa el presidente en el exilio.

Puigdemont ha empezado relatando que estos hechos no son para «fusilarlo» a él si no que han sido para «mofarse de la lucha por la libertad de los presos y exiliados».

“Hoy en un pueblo de España, gobernado por el PSOE, han decidido fusilar y quemar un muñeco que representaba mi persona, y que llevaba un lazo amarillo muy visible. No me han querido fusilar y quemar a mí, solo: han querido mofarse de la lucha por la libertad de presos y exiliados” ha escrito en tuiter.

Acto seguido, el presidente recuerda que esta actividad la organiza el ayuntamiento de la localidad y que, por lo tanto, estaba «amparada por las autoridades socialistas locales». Matiza que las escopetas que han utilizado para fusilar el muñeco son de la policía local de Coripe.

El alcalde de Coripe, el socialista Antonio Pérez, ya tenía en mente el año pasado que el muñeco que se tenía que quemar en la Quema de Judas era el del presidente Puigdemont. “No ha sido ninguna anécdota ni obra de una minoría. Ha sido una actividad oficial, amparada por las autoridades socialistas locales. Se ha usado, incluso, munición real con la participación de la policía local”.

Aunque el dirigente independentista asegura que normalmente tiene «tendencia a respetar las muestras de ironía y sarcasmo que se han ido produciendo por todo el Estado porque forman parte de la libertad de expresión», esta vez no lo puede hacer por «dignidad personal y por decencia democrática».

“Normalmente tengo tendencia a respetar las muestras de ironía y sarcasmo que se han ido produciendo en todo el Estado porque forman parte de la libertad de expresión. Esta, a diferencia de las otras, no la puedo respetar, por dignidad personal y por decencia democrática”.

«Es un mensaje de odio, con toda la voluntad de generar odio», subraya el presidente al mismo tiempo que apunta que a la festividad participan niños pequeños. “Es un mensaje de odio, con toda la voluntad de generar odio. Es un acto en que participan menores, que han asistido como una cosa normal a la orgía de violencia desatada contra el que represento. Es un acto indigno, impropio de ninguna sociedad civilizada”.

Finalmente, Carles Puigdemont pone de manifiesto que sus compromisos, «la independencia, la democracia y la libertad», «no merece un fusilamiento ni una crema, al menos en una sociedad civilizada». De la misma manera lamenta la implicación del ayuntamiento socialista en el acto. “Mi compromiso es la independencia, la democracia, la libertad. Cabe de estos compromisos no merece un fusilamiento ni una crema, al menos en una sociedad civilizada. Lamento mucho que el PSOE participe de un acto de odio tan visceral e inhumano”.

El presidente en el exilio sentencia que «la España del 155 y del «a por ellos» ha engendrado esta actitud». “La España del 155 y del «a por ellos» ha engendrado esta actitud. Son directamente responsables sus promotores y avaladores. Cómo lo son de la deteriorada imagen de España”.

Más tarde, Puigdemont ha hecho un último tweet dando las gracias a todas las personas que le han dado apoyo: «En el orden personal ha sido muy desagradable; en el orden político no ha hecho más que reafirmar las convicciones por las cuales apostamos por construir una república de mujeres y hombres libres».

“Gracias a todas las personas que me han expresado su apoyo en estas horas. En la orden personal ha estado muy desagradable; en el orden político no hace más que arreciar las convicciones por las cuales apostamos para construir una república de mujeres y hombres libres”.

(Fuente: El Nacional.cat)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *