EEUU intenta sabotear el proceso de negociaciones entre el gobierno sirio y los kurdos del Consejo Democrático Sirio

Mientras los kurdos del noreste de Siria y el gobierno de Damasco han estado llevando a cabo intensas negociaciones durante tres semanas para llegar a un acuerdo que preserve la integridad territorial del país, una delegación de EEUU hizo una visita secreta al norte de Siria para urgir Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) a rechazar el proceso de negociaciones.

En un contexto en que las negociaciones están en marcha para devolver al gobierno sirio las áreas ocupadas por las FDS, una delegación estadounidense, encabezada por el ex embajador estadounidense en Bahrein William Robak, visitó el jueves pasado la ciudad siria de Al Tabqa, al noroeste de Raqqa, para hablar con los líderes de las FDS. Durante sus conversaciones con los miembros del consejo local y los miembros del consejo ejecutivo federal, William Robak les aseguró el apoyo de EEUU a las FDS por al menos otro año.

Según fuentes bien informadas, el ex embajador de EEUU en Bahrein también visitó las ciudades de Hassakah y Raqqa para reiterar sus posiciones en varias reuniones con los líderes de varias ramas de la FDS antes de alojarse en la base militar estadounidense de Jarab al Ichq.

En lugar de viajar a Kobane, Ras al Ain o Tal Abyad, donde se encuentran las principales oficinas políticas de las FDS, el funcionario estadounidense prefirió visitar las ciudades de mayoría árabe controladas por las FDS. Esto se produce en un momento en el que Washington teme que los líderes tribales de estas regiones árabes decidan regresar al redil del gobierno sirio.

Los miembros del Consejo Democrático Sirio, la rama política de las FDS, han comenzado una segunda ronda de negociaciones con Damasco. Una delegación kurda que incluye miembros del Consejo Democrático Sirio recientemente visitó Damasco para comenzar en dicha ronda de negociaciones con el gobierno.

Habiendo sido traicionados más de una vez por sus aliados estadounidenses que, como parte de una hoja de ruta con Ankara, planean ocupar las áreas tomadas por las FDS, los kurdos parecen haber capitulado ante el gobierno sirio por miedo a perder lo que queda del área geográfica donde se han posicionado.

El plan de la hoja de ruta turco-estadounidense planeaba ocupar Manbij y otras áreas pobladas por kurdos en el norte de Siria. Con el fin de combatir a los terroristas en los suburbios del oeste de Alepo, el Ejército sirio y las Fuerzas Democráticas Sirias han formado una coalición.

Fuentes sirias informaron sobre las garantías de Damasco a los kurdos. El gobierno sirio ha prometido a los kurdos que podrán tomar parte en la gestión de las regiones del norte y noreste de Siria, dentro de un marco de descentralización, a cambio del regreso del Ejército sirio a estas áreas para recuperar el control.

(Fuente: Al Manar)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *