Bahía de Cádiz: Los escombros vertidos ilegalmente en Rancho Linares proceden de la Residencia de Tiempo Libre

Ecologistas en Acción ha averiguado que los escombros vertidos ilegalmente en el Rancho Linares, en el término municipal de El Puerto de Santa María, proceden de las obras de demolición que se están llevando a cabo en la antigua Residencia de Tiempo Libre de Cádiz. Tras la denuncia de los hechos, se siguen vertiendo escombros.

Este edificio era de titularidad pública, hasta que la Junta de Andalucía lo privatizó. La empresa adjudicataria del concurso de venta de este edificio fue Vico Black 98, filial del grupo “Q Hoteles”, que la adquirió por 11.811.410,01 euros. Esta empresa está procediendo a la demolición de parte de la edificación existente. Los cientos de camiones de escombros que ha generado esta demolición no se ha llevado a un gestor autorizado para su reciclaje, como es obligación legal, sino que se han vertido en unos terrenos de El Puerto de Santa María de gran valor medioambiental. La empresa que está desarrollando los trabajos de demolición y cuyos camiones han vertido los escombros en esa finca de El Puerto de Santa María, es “Demoliciones DAYTA”.

Ecologistas en Acción ha denunciado estos hechos al alcalde de El Puerto, al delegado de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y al Ayuntamiento de Cádiz. En las denuncias solicitamos la inmediata paralización de este vertido ilegal, que se proceda a la incoación de los preceptivos expedientes sancionadores y de restauración de la legalidad, exigiendo a la empresa responsable la retirada de la totalidad de los escombros, y que se trasladen a planta autorizada para su reciclado. Además, hemos solicitado a Germán Beardo, alcalde de El Puerto, que nos informe de las actuaciones que ha realizado el Área de Medio Ambiente ante este atentado medioambiental, pues no es comprensible que se haya producido ese trasiego de camiones sin que ningún responsable de este área municipal se haya enterado.

Lamentablemente, no se ha impedido todavía el acceso de los camiones, que siguen vertiendo los escombros de forma impune en este espacio forestal. Ni siquiera se ha procedido a precintar el acceso a la escombrera ilegal, como debería haberse hecho como medida cautelar.

Ecologistas en Acción organizó en la tarde de ayer un acto de protesta en la escombrera del Rancho Linares, guardando todas las normas  de prevención contra el coronavirus. Las medidas del Estado de Alarma, que algunos han utilizado para buscar la impunidad en un atentado ecológico, no pueden impedir el derecho a manifestarse de los ciudadanos para denunciarlo, siempre con las medidas de seguridad que dicta la lucha contra la pandemia.

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *