Aznar ordena desde Marbella a su pupilo Casado que acuda con Sánchez a firmar «Pactos de la Moncloa II»

Tras la guerra soterrada y no que Aznar tuvo con Rajoy, tras la victoria de Casado sobre la entonces vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el personaje que sigue buscando en Iraq armas de destrucción masiva, es pieza clave en la estrategia del PP.

«El interés de España exige situarse por encima de insultos y descalificaciones y solo contemplarlos con el desprecio que merecen». José María Aznar vuelve a tratar de marcarle el paso al líder del PP, Pablo Casado. La Fundación FAES, presidida por el ex jefe del Ejecutivo ha publicado un editorial en el que reclama a Casado que acuda a la llamada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero con el objetivo de dejarle claro que no hay pacto posible con Unidas Podemos y los independentistas. «Si el presidente convoca, hay que acudir y muy singularmente quien lidera la oposición», afirma la fundación, que precisa que los acuerdos deben ser exclusivamente entre «el partido que gobierna y el que pueda gobernar», en referencia al PSOE y el PP, «despojándolos del plural» y apartando del ámbito de esos pactos a la «demagogia populista», en alusión a Unidas Podemos, socio en el Gobierno de coalición.

FAES asegura que Casado debe dialogar con Sánchez porque eso «forma parte del deber de representar a millones de españoles y porque es la forma de dejar constancia de que en Españaha sido el PP el que ha asumido la responsabilidad de gobernar después de que la izquierda dejara un país con los peores indicadores económicos y sociales». A su juicio, carece de sentido «hablar de pactos si el Gobierno pretende adoptar medidas estructurales y permanentes como la renta mínima al margen de la negociación con la oposición». Y advierte de que «sería inadmisible aprovechar la crisis para abrir la Constitución o para supuestos nuevos arreglos territoriales que estarían condicionados por las urgencias confederales del PNV y por el secesionismo de los nacionalistas catalanes».

La cita debe servir, asegura FAES, para que «el juego tacticista de Sánchez contraste con la visión estratégica del futuro de España y la convocatoria a todos los españoles para remontar ese muro en el que están chocando tanto esfuerzo y tantas expectativas». «Si Sánchez plantea los pactos como una forma de apuntalar su fórmula de gobierno con Podemos y los demás acompañantes, simplemente fracasará», señala el editorial. Por el contrario, «si el PSOE se abre a una cooperación leal, abandonando iniciativas y compañías desestabilizadoras del marco constitucional y con una hoja de ruta razonable y pactada para salir de la crisis que tenemos encima, la aritmética parlamentaria no debería ser su mayor preocupación», concluye.

Fuente: www.insurgente.org

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *