Hungría: Presidente ultraderechista Viktor Orban rechaza establecer plazos al estado de emergencia a causa del coronavirus

La deriva autoritaria y ultraderechista que se extiende por el planeta esta siendo potenciada por el Covid-19. El primer ministro de Hungría, el ultraderechista Viktor Orban, ha rechazado este lunes poner un plazo a la declaración del estado de emergencia por el coronavirus, como pedía la oposición. La actual situación permite a Orban gobernar por decreto y restringe, entre otras, la libertad de expresión.

“Proteger a los ciudadanos vulnerables y mitigar el impacto económico de la pandemia hacen necesarias medidas que van más allá de las normales en tiempo de paz”, ha afirmado Orban, según recoge el portal de noticias ‘Hungary Today’. Para ello, el estado de emergencia da al Gobierno “herramientas para organizar la autodefensa de Hungría”.

El proyecto de ley ha sido presentado en el Parlamento para su tramitación de urgencia, pero la oposición ha votado finalmente en contra. Orban necesitaba de cuatro quintas partes del Parlamentoque tiene 199 escaños y sólo ha conseguido 137 votos favorables. El Fidesz deberá recurrir al trámite ordinario, lo que supone al menos un plazo de seis días, pero para su aprobación no requerirá más que los votos de los 133 parlamentarios del partido ultraderechista Fidesz.

Las decisiones más polémicas son las que habilitan al Gobierno a gobernar por decreto, sin control parlamentario. Además se prevén penas de prisión de hasta cinco años para aquellos que difundan información falsa sobre la pandemia del coronavirus en Hungría.

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *