Relator de la ONU: los recolectores de fresa viven “como animales” y la escuela segrega

El Relator de la ONU para la pobreza extrema y los derechos humanos, Philip Alston, ha hecho un balance implacable a través de un informe que evidencia las enormes desigualdades y la explotación de la clase trabajadora, tras la visita de dos semanas que ha realizado por el Estado español.

Según ha explicado en rueda de prensa este viernes, le dejó “pasmado” la situación de los recolectores de fresa en Huelva, que viven “como animales” mientras grandes empresas “ganan millones de euros”. Por ello, ha pedido al Gobierno que envíe inspectores laborales. Según ha anunciado el Relator, que ha constatado, tras su visita de dos semanas por el país, que “hay dos Españas”: una de “prosperidad” y otra que es “el hogar de un porcentaje muy alto de personas viviendo al borde de sus posibilidades”.

Entre otros datos, ha destacado que el 26,1% de la población y el 29,5% de los niños estaban en riesgo de pobreza y exclusión social en 2018. A su juicio, estas estadísticas colocan al Estado español “entre las peores” posiciones de la Unión Europea. El Relator ha indicado que en estos días ha visitado zonas “con peores condiciones que un campo de refugiados, sin agua corriente ni electricidad”.

ELEGIR ENTRE CALEFACCIÓN Y COMIDA

El Relator de la ONU ha explicado que durante su visita a seis comunidades autónomas le ha preocupado especialmente la situación de los trabajadores migrantes, de los gitanos y de las familias que están luchando contra los desahucios.

“Muchas familias me han relatado el dilema que se les presenta cuando tienen que elegir entre tener calefacción o comida”, ha apuntado Alston.

Para el experto, en el Estado hay dos grupos de personas pobres. Entre las más vulnerables se encuentra la comunidad gitana tratada en algunos lugares como “escoria”, como “descartados”. También abunda en su informe en la situación de los migrantes y, en concreto, de los menores migrantes no acompañados, “un colectivo desesperado que sigue siendo sometido a una prueba genital para evaluar su edad”, algo que ha tachado de “barbarie”. Asimismo, ha denunciado la “explotación” a la que se ven sometidas “muchas” trabajadoras domésticas, y ha advertido de la pobreza en el mundo rural.

En el segundo grupo de pobreza, el Relator ha incluido a las personas con bajos ingresos. Así, aunque ha precisado que el sistema de salud es “una joya” y que hay “un buen nivel de pensiones”, ha añadido que la población restante vive en una situación económica “precaria”. Además, ha constatado que los jóvenes no tienen posibilidades para ser propietarios de una vivienda y, en el caso de los niños, se ha mostrado preocupado por el hecho de que uno de cada tres esté en riesgo de pobreza.

YA NO VALE APRENDER DE MEMORIA EN LA ESCUELA

En cuanto a la educación, Alston ha indicado que, aunque es gratuita y universal, “en realidad muchas personas no pueden permitirse los gastos” y ha observado un “alto grado de segregación”.

También, ha constatado que las mujeres sufren mayores niveles de pobreza, siendo muchas de ellas cabeza de familia monoparental, y que sufren además “altos niveles de violencia de género”.

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
Francisco Vílchez
En redes
Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *