Calendar

Jul
17
mar
Sevilla: Actividades antifascistas
Jul 17 a las 21:00 – Jul 18 a las 23:45
Sevilla: Actividades antifascistas

Los colectivos republicano-españoles Andalucía Republicana y Sevilla Republicana organizan diversas actividades el próximo martes 17 y  miércoles 18 de julio, con motivo de la rememoración del 82º aniversario del Golpe de Estado fascista, y bajo el eslogan “fascismo nunca más”.

Martes 17 de Julio:

  • A partir de las 21 horas del 17 de julio y hasta las 11 de la mañana del día 18, “vigilia antifascista” junto al Arco de la Macarena para exigir la retirada de los restos del genocida Queipo de Llano de la Basílica.

Miércoles 18 de julio:

  • A las 21:00 horas; Homenaje a las víctimas del fascismo en el monolito a las víctimas situado junto a las Murallas de la Macarena, cerca del Arco.

 

  • A las 22:00 horas; Acto en la Plaza del Pumarejo con diversas intervenciones y actuaciones.
Jul
18
mié
Golpe de Estado fascista
Jul 18 todo el día
Golpe de Estado fascista

El 18 de julio de 1936 gran parte del Ejército español dará un Golpe de Estado que la decidida actuación de los pueblos trabajadores frustrará en la mayor párte de la Península, convirtiéndose en una guerra popular prolongada de resistencia antifascista y de lucha armada de clase que perduraría a lo largo de cerca de tres años. Hito histórico que la izquierda del régimen rebaja y desvirtúa rememorándola como “guerra civil”. El antifascismo  y el independentismo andaluz conmemoran dicha fecha como Día de resistencia antifascista.

Proclamación del Cantón de Sevilla
Jul 18 todo el día
Proclamación del Cantón de Sevilla

Tras un primer intento, el 30 de junio, de instaurar una república social, el 18 de julio de 1873 es proclamado el Cantón Federal Libre e Independiente de Sevilla en el Convento de los Terceros Franciscanos, que tras la desamortización de Mendizábal se había convertido en edificio civil y posteriormente se había transformado en el cuartel de las milicias de los Voluntarios de la República.

Algunas de las primeras medidas adoptadas serán de carácter solidario. Enviar voluntarios en ayuda de los revolucionarios jerezanos que se enfrentaban al ejército y la Guardia Civil para establecer su Cantón, y armento a los insurrectos gaditanos.

Tras la llegada de las tropas enviadas por el Estado al mando del General Pavía a las puertas de la ciudad, una vez ocupada Córdoba el 26 de julio, las milicias levantarán barricadas y se aprestarían a la defensa, resistiendo durante varios días. El general, pese a contar con miles de soldados profesionales y una potente artillería, frente a unos milicianos inexpertos y mal armados, no lograría ocupar por completo la ciudad hasta el 1 de agosto.

Entre las tropas gubernamentales se contabilizaron 300 bajas, según cifras oficiales. Las de los milicianos no fueron dadas a conocer por las autoridades, pero lógicamente, dado el desequilibrio de fuerzas y armamento, debieron ser muchas más.

Fue en Sevilla donde se centralizo la defensa cantonal y tras la derrota sevillana el resto de ciudades fueron callendo con facilidad. La última capital andaluza en caer sería Málaga, que no sería ocupada hasta primeros de septiembre. En la imagen adjunta, una lámina de la época de una de las barricadas sevillanas tras ser tomada por el Ejército, que muestra lo encarnizado de la resistencia popular.

Cádiz: Actos antifascistas
Jul 18 a las 19:00 – 23:45
Cádiz: Actos antifascistas

El próximo miércoles 18 de Julio, la Plataforma por la Memoria Histórica de Cádiz organiza varios actos con motivo de un nuevo aniversario del Golpe de Estado fascista:

A las 19:00 horas visita guiada a los trabajos de exhumación en el cementerio de San José.

Para inscribirse contactar en: plataformamemoriacadiz @gmail.com

A las 20:00 horas acto político-cultural en la Plaza Santo Ángel (junto a la entrada principal del cementerio). Habra diversas intervenciones y actuaciones.

Granada: Acto antifascista
Jul 18 a las 19:30 – 23:45
Granada: Acto antifascista

El próximo miércoles 18 de julio colectivos memorialistas han convocado un acto en homenaje a las víctimas del franquismo en la tapia del cementerio de Granada. Se celebrará a partir de las 19:30 horas y comenzará con un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del franquismo.

En el acto intervendrán portavoces de asociaciones memorialistas y se celebrará un hermanamiento de dos alcaldes republicanos, represaliados por la dictadura, de Huétor Tájar y Vélez de Benaudalla.

En su recuerdo intervendrán Rafaela Molina Ortega y Juan Pinilla, hija y bisnieto de Rafael Molina Mantas, último alcalde republicano de Huétor Tájar; y Antonio Gijón, hijo de José Gijón Lorente (Pepe el Vito), último alcalde republicano de Vélez Benaudalla.

El acto finalizará con una ofrenda floral a las víctimas del franquismo y la música de Alicia Ibáñez, violinista; Javier Cuesta, concierto de acordeón por la República; y Juan Pinilla. que cerrará el homenaje con flamenco, acompañado a la guitarra por Francisco Manuel Díaz.

Jul
19
jue
Proclamación del Cantón de Cádiz
Jul 19 todo el día
Proclamación del Cantón de Cádiz

El 19 de Julio de 1873 Fermín Salvochea, alcalde de la ciudad, proclama el Cantón Federal Libre e Independiente de Cádiz. Las milicias de los Voluntarios de la República ocuparán los lugares estratégicos y la bandera roja cantonal hondeará en todos los edificios públicos. Salvochea formará un Comité de Salvación Pública de la Provincia, que se establecerá en el Palacio de la Aduana, y enviará comunicados al resto de ayuntamientos para que se uniesen al movimiento.

Tras acabar con el Cantón de Sevilla, el 2 de agosto una parte de las tropas del general Manuel Pavía salió en dirección a Jerez de la Frontera y la Bahía de Cádiz. Las milicias realizan una retirada táctica para hacer frente al Ejército conjuntamente en las cercanías de Cádiz, en San Fernando. El Comité de Salud Pública, ante la inminente llegada de las tropas gubernamentales, declara la resistencia a ultranza, pero ésta se mostrará imposible ante la traición de un sector del Ejercito, que había manifestado estar con los cantonalistas pero que en ese momento ocuparon puntos estratégicos de la ciudad y asaltaron el Palacio de la Aduna, sede del Comité, disolviéndolo, al tiempo que barcos de guerra extranjeros les apoyaba desde la Bahía. Descabezados, aislados y rodeados, sin artillería y apenas armamento, la resistencia popular sería fácilmente vencida.

Victoria andaluza en la batalla de Ma´rakat Al-Arak
Jul 19 todo el día
Victoria andaluza en la batalla de Ma´rakat Al-Arak

Cada 19 de julio se conmemora la Batalla Ma´rakat Al-Arak , de Alarcos (1195) según la nomenclatura española, la última victoria de las tropas aliadas  almohades y andalusíes contra las tropas castellano-europeas. Al día siguiente, para celebrarlo por primera vez que ondeará una primigenia bandera andaluza blanquiverde en la Mezquita Mayor de Sevilla, actualmente denominada como La Giralda.

Málaga: Manifestación pro La Invisible
Jul 19 a las 19:30 – 23:45
Málaga: Manifestación pro La Invisible

El próximo jueves 19 de julio tendrá lugar en Málaga una manifestación de apoyo al Centro sociocultural La Invisible, y en contra de la intención del Ayuntamiento de cerrarlo. La marcha partirá a las 19:30 junto al edificio  de La Invisible (C/ Nosquera, 11).

Granada: mesa-redonda 48º aniversario de la Huelga del 70 “Enseñanzas y alternativas para la clase obrera andaluza”
Jul 19 a las 20:00 – 22:00
Granada: mesa-redonda 48º aniversario de la Huelga del 70 "Enseñanzas y alternativas para la clase obrera andaluza"

48ª aniversario de la Huelga del 70. Mesa redonda “Enseñanzas y alternativas para la clase obrera andaluza”

Participan:

-Asamblea Interprofesional

-IZAR

-Nación Andaluza

-PCPE

Organiza: Centro Andaluz del Pueblo “Blas Infante”.

Paseo de Cartuja 19 bajo. Granada.

Hora: 20,00 h.

Jul
20
vie
Proclamación del Cantón granadino @ Granada
Jul 20 todo el día
Proclamación del Cantón granadino @ Granada

La I República proclamada en febrero de 1873 se mostraba reticente en cumplir, como era coherente con su carácter de república española, con la promesa de establecer un poder político desde los pueblos y ciudades hacia instancias mayores mediante la libre federación de sus integrantes. Las medidas que iba tomando no eran precisamente en ese sentido sino todo lo contrario, buscaban arrinconar a los republicanos “intransigentes” (aquellos que no aceptaban un proceso constituyente centralista, es decir desde las altas instacias políticas hacia el pueblo) estableciendo la destitución de los mandos militares “intransigentes” por ejemplo.

A estas alturas ya había acontecido la Comuna de París (1871) y con ella se había establecido la forma revolucionaria de construir poder para el pueblo: partiendo de la insurrección y las soberanía locales hacia formas federadas de poder popular.

Los federales cantonalistas de Granada eran de los más organizados; desde primeros de junio de 1873 ya mostraban su inquietud por conseguir cierto grado de autogestión política, ante la falta de respuestas de las Cortes constituyentes de Madrid. El 10 de junio, una disputa entre un oficial del Cuartel de la Merced y un republicano intransigente acabó con la muerte de éste; el hecho había ocurrido en una tasca junto al Arco de Elvira. Un numeroso grupo de compañeros del muerto rodeó el cuartel de carabineros y exigió que se disolviera el cuerpo; se entabló un tiroteo entre ambos bandos cuyo resultado fue de más de veinte muertos entre los contendientes y la rendición de los acuartelados.

Los republicanos intransigentes, enardecidos y armados, rompieron su paciencia el 20 de julio y decidieron declarar la república o cantón independiente de Granada. En principio, el flamante Estado era de carácter sólo provincial, pero declaraba su simpatía y cordialidad con los nuevos estados vecinos que por aquellos días también se estaban declarando. En Andalucía, todas las capitales se declararon repúblicas independientes, a excepción de Huelva. Pero las repúblicas independientes también fueron declaradas en varios municipios, caso de Loja y Motril. A imitación de la Comuna de París se crearon Comités de Salud Pública que actuaban como gobiernos con todos los poderes en sus manos (en la actual provincia de Granada también se crearon Comités de Salud Pública independientes en los siguientes municipios: Gualchos, Sorvilán, Polopos, Almuñécar, Pulianas, Arenas del Rey, Ogíjares, Santa Fe, Guadahortuna, Benalúa de las Villas, Nívar, Lújar, Dólar, Albuñol, Molvízar, Algarinejo y Güevéjar).

Lo primero que hizo el Comité de Salud de Granada fue adueñarse de los poderes civil, militar y económico puestos por Madrid. Fue nombrado un gobierno interino, presidido por Francisco Lumbreras Sáez, dos vicepresidentes, dos secretarios y una docena de correligionarios. Todo ello sin dar un solo tiro ni sin que se produjera muerte alguna. Se incautaron del Boletín Oficial de la Provincia (que editaba la imprenta Viuda de Morell) y comenzaron a legislar. La primera medida fue, lógicamente, declarar independiente a la provincia y nombrar al Comité de Salud como único poder provincial. Al día siguiente fue publicado un extenso bando (4.000 ejemplares repartidos por toda la ciudad) conteniendo las nuevas normas del Cantón Granadino: se adoptaba como bandera la misma de la I República española; la separación iglesia-Estado era una realidad, prohibiéndose todo culto fuera de las iglesias y secularizando los cementerios; se eliminaron todos los impuestos y se liberalizaron estancos y puertos; los sueldos máximo y mínimo se fijaron, respectivamente, en 12.000 y 4.000 reales; se suspendieron las pensiones; se incautaron de todos los fondos del Banco de España; se abolieron privilegios regios; se revisarían todos los títulos de propiedad; todos los empleados públicos de la capital quedaban suspendidos hasta nueva orden, etc.

Pero la primera medida financiera fue solicitar un “empréstito forzoso reintegrable de seis millones de reales que se repartirán entre los mayores contribuyentes de esta localidad”. Un préstamo que se solicitaba a las clases adineradas para sufragar el naciente cantón granadino.

En el aspecto militar, tras apropiarse de todo el material de guerra que había, organizaron fuerzas para perseguir y combatir a los carlistas; aprobaron una partida para comprar armas a otras potencias; y obligaron a todos los ciudadanos entre 18 y 40 años a tomar las armas para defender el cantón.

Organizaron batallones armados para ayudar a levantarse, consolidar o defender a cantones vecinos. Enviaron una columna a Loja con la intención de que prosiguiera a Bobadilla y Montilla, pues Córdoba era la única provincia en que el movimiento cantonal estaba fallando, sobre todo porque por allí estaban llegando las tropas del gobierno de Madrid bajo el mando del general Pavía, con la intención de doblegar a todas las repúblicas independientes de Andalucía.

Pero el batallón granadino, de casi 1.200 efectivos, regresó pronto a Granada debido a que la línea férrea Córdoba-Sevilla había sido interrumpida (la línea Antequera-Granada estaba todavía en obras).

Tanto el Comité de Salud Pública como el alcalde de Granada habían decidido incrementar los trabajos de demolición de edificios antiguos. Aceleraron el derribo, desescombro y limpieza de edificios que, en su mayoría, ya venían siendo demolidos desde la revolución de 1868. El alcalde envió, el 2 de agosto de 1873, a cientos de braceros para que derribasen la iglesia de la Trinidad, acabasen de desescombrar su convento y abrir la plaza del mismo nombre que existe desde entonces.

Los cantones andaluces decidieron unir fuerzas para enfrentarse al ejército de Pavía, pero los dos batallones enviados por Granada no llegaron a presentarse para el combate. El fin de la república granadina llegó el 12 de agosto de 1873. Las tropas centralistas del general Pavía llegaron a Loja y Granada tras sofocar los cantones similares de Sevilla y Cádiz. Los militares enviados por el presidente centralista Nicolás Salmerón se presentaron en la explanada del Triunfo rindiéndose las fuerzas cantonales granadinas sin oponer resistencia. El general nombró a un nuevo gobernador civil, Francisco Arias de Reina, que recogió las armas y se empleó con mano dura. El cantón, que no llegó a cumplir el mes de existencia, se desarticuló con el desarme de los voluntarios republicanos y la destitución de los diputados que habían intervenido en este movimiento. Los burgueses y las autoridades comenzaron a regresar de nuevo a la ciudad y la Granada “pacificada” volvió a aceptar de manera sumisa la autoridad al Estado español.