Marruecos: Baja participación en las elecciones, boicot saharaui y victoria para RNI (partido de un amigo de Mohamed VI)

Hasta las 12.00 horas se registró una participación del 12 %, frente al 10 % de hace cinco años, y a las cinco de la tarde la tasa aumentó al 36 %, dos puntos más que en 2011. Los analistas achacan este dato a que hoy coinciden las tres elecciones y las municipales atraen a más votantes, por estar sus candidatos más próximos a los ciudadanos, según EFE.

Marruecos ha inaugurado una nueva etapa tras la debacle sufrida por los islamistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) en las elecciones legislativas. La formación, que ha liderado el Gobierno durante la última década, ha sido desplazada por el Reagrupamiento Nacional Independiente (RNI), dirigido por el multimillonario Aziz Ajanuch, amigo del rey Mohamed VI y, tras el monarca, el segundo hombre más rico del país. Además el RNI está fuertemente vinculado a la oligarquía marroquí.

El nuevo Gobierno marroquí dispondrá de competencias importantes como las carteras de Economía o Agricultura y Pesca, pero los llamados “ministerios de soberanía”, los que marcan la estrategia del país en seguridad, política exterior o asuntos religiosos, dependen de los nombramientos directos que haga el palacio real.

La fuerza islamista, que obtuvo una victoria histórica en 2011 al calor de la ola de cambios que se desencadenaron en casi todo el mundo árabe, se ha derrumbado en el Parlamento, al pasar de los 125 escaños que obtuvo hace cinco años a solo 13.

El Reagrupamiento Nacional Independiente, el partido ganador, obtuvo 102 escaños sobre un total de 395 diputados. Las cifras, con el 100% de los votos escrutados, las ofreció el Ministerio del Interior este jueves a la una de la tarde. El segundo puesto lo ocupa, con 87 diputados, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), fundado en 2008 por Alí Fuad el Himma, que es en la actualidad el principal consejero del monarca. Nada escapa a los tentáculos de Mohammed VI.

El tercer puesto en las legislativas lo obtuvo el partido Istiqlal (81), seguido de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (34). Después se sitúan el Movimiento Popular (28), el Partido del Progreso y el Socialismo (22) y la Unión Constitucional (18). Fuerzas como Vía Democrática habían llamado a la abstención adelantando que las elecciones serían una operación del Majzén para mantener el poder político.

El PJD comparte la octava posición con otros partidos que hasta ahora apenas tenían relevancia en el país. La salida forzosa en 2017 de Abdelilah Benkirane, líder del PJD al frente del gobierno por su incapacidad de capacitar a su gobierno debido a las demandas expresadas por uno de los socios de esta coalición ha ilustrado la estrechez del margen de maniobra del partido islamista ante los límites impuestos por Mohamed VI.

Su sustituto al frente del PJD, Saad-Eddine Al-Othmani, tuvo que aceptar muchas concesiones, la más amarga para el PJD fue la normalización, en diciembre de 2020, de las relaciones con Israel. Otra “serpiente” que el PJD tuvo que tragarse: la aprobación en 2019 de una ley que fortalece el francés como idioma en la educación pública contraria a las antiguas políticas de arabización. Privado de ministerios soberanos, confiados a familiares del rey, el partido PJD nunca ha podido influir en las decisiones del gobierno.

Divide et impera

La anunciada fragmentación del panorama político debería fortalecer la capacidad de arbitraje del palacio durante las negociaciones en torno a una futura coalición de gobierno. Los tecnócratas mimados por el rey, como Mohamed Benchaaboun, podrían jugar un papel central.

“El cociente electoral tiene como objetivo acentuar la balcanización del escenario electoral, subraya Mounia Bennani-Chraïbi, profesora de ciencias políticas en la Universidad de Lausana. Se hace todo lo posible para obstaculizar una y otra vez la expresión de una legitimidad electoral que pueda amenazar la monarquía.”

Boicot saharaui

El boicot saharaui a la farsa electoral en el Sáhara Occidental se ha desarrollado hasta el último día de campaña electoral en ciudades saharauis ocupadas por Marruecos como El Aaiun, Smara y Bojador.

Fuentes: ECSaharaui / La Realidad Saharaui / El País.

Avatar
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Avatar

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *