Los vertidos llegan a Nerva con la autorización del Ministerio tras avalarlo la Junta

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico procedió a la autorización para la llegada de basura tóxica al vertedero de Nerva (Huelva) después del consentimiento previo de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía.

Tal y como ha podido saber este medio, la Junta envió al Ministerio al menos dos informes favorables para que Nerva acogiera 40.000 toneladas de “tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas” procedentes de Montenegro.

La llegada esta semana de 12.300 toneladas de residuos tóxicos al Puerto de Sevilla y transportados en 500 camiones a Nerva inició su tramitación a finales de 2019 tras el análisis y evaluación de los técnicos de la Junta. Los traslados de las 40.000 toneladas deberán finalizar como muy tarde en el mes de mayo de este año.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico es la autoridad competente en materia de medio ambiente porque deberá “autorizar los traslados de residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la Unión Europea así como ejercer las funciones de inspección y sanción derivadas del citado régimen de traslados, sin perjuicio de la colaboración que pueda prestarse por la Comunidad Autónoma donde esté situado el centro de la actividad correspondiente”, tal y como recoge el artículo 12.3.c) de la Ley Estatal de Residuos y Suelos Contaminados. El Ministerio entra en escena en el momento en el que la basura tóxica debe pasar por aguas internacionales y es la Junta quien emite informes favorables para que el vertedero de Nerva sume toneladas de residuos de Montenegro.

No se hubiera llegado a esa autorización sin el consentimiento previo de la Junta de Andalucía. Como dice dicha ley en su artículo 12.4.d), corresponde a las comunidades autónomas “el otorgamiento de la autorización del traslado de residuos desde o hacia países de la Unión Europea, regulados en el Reglamento (CE) n.º 1013/2006, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, así como las de los traslados en el interior del territorio del Estado y la inspección y, en su caso, sanción derivada de los citados regímenes de traslados”.

De ahí que previa a esa autorización de entrada en territorio nacional, el Ministerio hizo una consulta a la Junta, quien dio el visto bueno y desde la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta procedió a su autorización y consentimiento.

¿Y ahora, qué?

La Junta de Andalucía es la autoridad competente de que Nerva siga acogiendo un vertedero de residuos. Y la gestión de esos residuos recae en la empresa Ditecsa Servicios Medioambientales SL. 

Pese al ruido mediático de los últimos días con la llegada el lunes del buque Muzzafer Bey al Puerto Sevilla, el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha ratificado a este diario que “nadie le ha dicho si esto se va a parar o no. La callada por respuesta” de las administraciones.

Mientras tanto, los camiones siguen transitando por las carreteras de las provincias de Huelva y Sevilla con basura tóxica y el pueblo de Nerva se resigna ante las columnas de humo de material en combustión.

Ecologistas y diferentes fuerzas políticas tratan de paralizar la llegada de más barcos con residuos tóxicos a un vertedero, el de Nerva, con 25 de años. “El retrete de Europa”, según han calificado estos días atrás.

Esta misma semana llegarán otras 7.000 toneladas al Puerto de Sevilla.

El Puerto de Sevilla inspecciona  la entrada y salida de residuos

El Puerto de Sevilla ha indicado que acepta la entrada de mercancías que cuenten con todas las autorizaciones pertinentes de las administraciones competentes, bajo el cumplimiento con el Real Decreto 145/1989 por el que se aprueba el Reglamento de Admisión, Manipulación y Almacenamiento de Mercancías Peligrosas en los Puertos.  Esto establece que la Autoridad Portuaria sea competente en la admisión de mercancías peligrosas y la Capitanía Marítima la responsable de la admisión de los buques que transportan mercancías peligrosas.

Más allá de cumplir con la normativa, según ha informado el Puerto de Sevilla a este medio, como medida adicional se ha elaborado un condicionado para las empresas que se encargan de la estiba con instrucciones en materia ambiental y de seguridad de obligado cumplimiento. “Este documento recoge medidas organizativas, operativas y de limpieza posterior de la zona. También, durante la descarga y carga el Puerto cuenta con la figura de un operador de muelle que diariamente inspecciona las condiciones de la actividad”, ha asegurado la Autoridad Portuaria de Sevilla.

Además, entre las medidas implementadas, la mercancía se dispone ocupando el menor espacio posible en el muelle, minimizando la distancia entre buque y zona de descarga y carga de camiones; se señaliza adecuadamente para evitar el paso de vehículos o personal ajeno a la operativa; se protegen las arquetas; se colocan toldos o arpilleras entre buque y muelle para evitar la dispersión de la mercancía; el medio de descarga de buque a muelle garantiza la completa estanqueidad; y se refuerza la limpieza de la zona de operativa en muelle a final de cada jornada, entre otros.

Fuente: Andalucía Información.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *