Isi Barrera: “Hay que hacer una apuesta clara por la independencia de Andalucía”

Isi Barrera (Huelva, Andalucía, 1976) es la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía con Nación Andaluza, el partido independentista de ese territorio, que se define también como socialista y feminista. Analizamos con ella la situación política andaluza y el momento en que vive el soberanismo en el sur de la península Ibérica.

-Dado que es la candidata de un partido poco conocido, ¿se podría presentar?

-Soy la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía con Nación Andaluza. Estudié Derecho en la Universidad de Huelva y he trabajado en muchos sectores. También he vivido fuera, como tantos otros andaluces que han tenido que migrar. De hecho, nuestro partido se preocupa mucho por la cuestión migratoria.

-¿Cuál es su historial de militancia?

-Yo tuve que irme fuera de Andalucía después de terminar la carrera por falta de alternativas laborales. Siempre estuve interesada por el tema sindical y social, y mi militancia, a nivel de partido, empezó cuando volví a Andalucía. Desde fuera se veían las cosas de otra forma, y ​​se captaba la necesidad de un movimiento soberanista y nacionalista en Andalucía. Es afuera cuando te das cuenta de las diferencias que tienes con otros pueblos y naciones. Y si la cuestión económica y laboral me invitó a irme, la militante me invitó a volver. Estar fuera me hizo acercarme a otras realidades culturales y lingüísticas. Por eso me interesé por ese movimiento político, y la experiencia con Nación Andaluza, un partido que yo desconocía y que paradójicamente conocí estando fuera, ha sido muy positiva.

-A grandes rasgos, ¿cuál es el proyecto de Nación Andaluza?

-Nuestra propuesta básica es que somos una candidatura independentista, socialista y feminista. Apostamos por la independencia de Andalucía, tanto de España como de Europa. Pensamos que es necesario hacer una apuesta clara por la independencia completa de Andalucía. Tenemos un proyecto de una economía socialista y apostamos por el cooperativismo como autogestión popular.

-¿Tienen presencia en ayuntamientos o en alguna institución?

-No, de momento no. Esperamos conseguir representación, sobre todo a nivel municipal, porque creemos en la participación política desde abajo hacia arriba. Y acostumbramos a hacer mucho trabajo a nivel local, de denuncia de las situaciones de los barrios y de los pueblos trabajando mucho desde la calle, cerca de la gente. Y esto es muy gratificante. Aunque no tengamos representación, intentemos apoyar las reivindicaciones del pueblo andaluz.

-¿Cuáles son los lugares en los que reciben más apoyo?

-Hemos tenido un aumento curioso de militantes y votos desde las últimas elecciones. En Huelva o en Cádiz duplicamos los votos que habíamos obtenido en las elecciones del 2015. También es cierto que en esta zona de Andalucía, la occidental, existe un sentimiento más nacional que en la zona oriental, y está creciendo. En cuanto a la militancia, le estamos aumentando, especialmente en el sector más joven. Precisamente, los partidos tradicionales suelen tener problemas para conectar con la gente joven y nosotros ahora hemos fundado la sección joven. Los necesitamos a todos. Y como somos un proyecto asambleario, horizontal y participativo, agradecemos que venga gente motivada y con ganas de participar.

-¿Cuáles son sus expectativas electorales?

-En principio queremos doblar el voto. A nivel general, para nosotros hacer campaña es un paso más en nuestro trabajo, porque debemos hacer trabajo en la calle, algo que hacemos durante todo el año, y participamos en muchos frentes sindicales, políticos, culturales, etc. Las elecciones, en este contexto, nos permiten acercarnos al pueblo y visibilizar más.

-¿Tienen relación con partidos del ámbito de los Països Catalans?

-Sí, nuestro proyecto, el de un partido independentista, feminista y socialista, es compartido con otros partidos, y tenemos relación internacionalistas con la CUP, por ejemplo.

-En cuanto a la actualidad política, parece que el PP se impondrá con claridad a Andalucía. ¿Por qué piensa que puede darse este resultado?

-Principalmente por el desgaste que experimentó el PSOE en Andalucía después de haber gobernado durante más de treinta años. Había una situación de atasco político y no es que la gente haya votado en masa al PP para que guste este partido, sino como castigo al PSOE. Esto todavía ocurre, y hay que sumar también el efecto de la abstención, porque hay mucha gente en Andalucía que si no vota en el PSOE no vota a ningún partido.

-¿Qué ha cambiado en Andalucía para pasar de ser la referencia del PSOE al Estado a ser el territorio que dio impulso a Vox?

-Creo que el fenómeno Vox no está tan relacionado con el desgaste del PSOE como con el empuje mediático del que se ha favorecido. Ni siquiera creo que sea un tema ideológico, porque a nivel callejero no percibimos la radicalización de la ciudadanía ni la mentalidad cerrada característica de Vox. Creo que Vox se ha visto favorecido por la dimensión mediática que los medios le han regalado.

-Por otra parte, ¿cómo definiría el presidente andaluz Juanma Moreno? ¿Cómo valora su labor política?

-Como presidente de la Junta su perfil ha sido bajo. No es una persona con proyección política, y no se ha hecho famoso por desarrollar una gestión brillante. Creo, incluso, que ha llegado a decepcionar a parte de sus votantes. Seguramente, si es elegido en las próximas elecciones, tendrá que hacer algo más si quiere perpetuarse en la Junta durante más legislaturas. A nosotros, por supuesto, no nos gusta. Entre otras cosas porque nada más llegar a la presidencia anuló el impuesto de sucesiones. No confiamos en su gestión.

-¿Le preocupa que Vox entre en la Junta?

-No nos preocupa demasiado. En cualquier caso, nos preocupa cualquier gobierno capitalista o cualquier gobierno español. Y ahora, lo que percibimos en la calle no es el deseo ciudadano de un gobierno entre PP y Vox. Creemos que gobernará sólo el PP en solitario o con la ayuda de algún diputado de Ciutadans. Evidentemente, nos guste o no decirlo, un gobierno siempre será menos malo si Vox no está.

-Teresa Rodríguez, junto a Adelante Andalucía, ha reforzado su discurso andalucista. ¿Piensan que, entre los partidos que conseguirán presencia parlamentaria, éste es el que mejor representa los intereses del territorio?

-Para nosotros ninguno de esos partidos representa los intereses del territorio. Adelante Andalucía dice defender los intereses del país pero nosotros tenemos un proyecto rupturista. Cualquier proyecto en el Estado español no nos parece un buen proyecto. Por eso somos independentistas, porque es la única manera de que el pueblo trabajador andaluz recupere la soberanía y la dignidad. Y a estas alturas, ninguno de los grandes partidos está en esa sintonía.

-Andalucía siempre ha contado con un movimiento soberanista que, pese a no ser determinante, ha tenido más fuerza que en otros territorios del Estado. ¿Cómo se encuentra este movimiento, en estos momentos?

-Creo que vive un momento paradójico. Se habla mucho de los “nuevos andalusismos”, algo positivo, porque nos visibiliza, nos da a conocer y hace que se debata sobre la soberanía y la identidad de los andaluces, temas que ni se planteaban hace unos años. Para nosotros esto es positivo. Pero paradójicamente no existe ninguna fuerza que pueda construir, al menos a corto plazo, un proyecto andalusista en los términos que consideremos necesarios. Es necesario cimentar esta conciencia que poco a poco se crea, pero que todavía hay que madurarla mucho.

-¿Cómo piensa que se puede crear mayor conciencia entre los andaluces en este sentido?

-Primero hay que hacer mucha pedagogía histórica y cultural con nuestra gente. A muchos andaluces les ocurre que identifican mucho la identidad andaluza con la española. De hecho, en el extranjero ambas identidades están totalmente fusionadas, fruto que nos arrebataron y caricaturizaron nuestra cultura para asimilarla con la españolidad. Es necesario, en este sentido, recuperar nuestra historia, la auténtica, la que nos hurtaron, así como nuestra cultura.

-Para terminar, de su programa, ¿cuáles son las medidas que más destacaría?

-Tenemos 180, pero yo destacaría la reforma agraria como la más urgente. En Andalucía el campo es un tema muy importante, fundamental, y creo que es el que más es necesario afrontar con una reforma agraria. Las propiedades agrarias de más de 100 hectáreas, en Andalucía, han pasado de ser el 54% en 1930 a casi el 70% a principios del siglo XXI. Es muy grave: hablemos de una acumulación de tierras y de riqueza. Por ello, es necesaria una reforma agraria, así como la creación de una banca pública para promover el desarrollo, o de una Hacienda propia para quedarnos con nuestros propios impuestos.

Por Manuel Lillo.

Fuente: El Temps.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *