Conceden el tercer grado a María Salmerón: podrá salir a trabajar y los fines de semana

María Salmerón, la mujer condenada a nueve meses de cárcel por desobediencia al incumplir el régimen de visitas de su hija con el padre de ésta, condenado a su vez a cárcel por malos tratos, podrá salir a trabajar y los fines de semana después de que este jueves le haya sido concedido el tercer grado penitenciario. Fuentes de la representación jurídica de Salmerón han confirmado este extremo a Europa Press, lo que se traducirá en que, en un plazo de tres semanas, “quedará libre con medios de control telemáticos”.

María Salmerón ingresó el pasado 9 de junio en prisión. En un auto de fecha 28 de enero de 2021, el juzgado dio cuenta de que, ante la petición de la representación de Salmerón de suspender la ejecución de su condena a nueve meses de prisión impuesta en junio de 2019 por esta instancia judicial, tanto la Fiscalía como la acusación particular se opusieron a dicha medida.

Al respecto, el juzgado razonaba que si bien María Salmerón “ha sido condenada en varias ocasiones”, lo cierto es que “nunca ha entrado en prisión”, ya sea por la concesión de indultos o por la prescripción de los hechos sancionados, con lo que esta condena del Juzgado de lo Penal número seis a nueve meses de cárcel por desobediencia y otra más del Juzgado de lo Penal número uno serían “las únicas” que pesan a todos los efectos sobre Salmerón.

Finalmente, el Juzgado de lo Penal número seis consideraba en este auto de enero de 2021 que “la concesión de otros indultos” a Salmerón, aunque el último fuese declarado nulo por el Tribunal Supremo, conducía a resolver que “lo más prudente” era entonces suspender la efectividad de la mencionada condena a nueve meses de cárcel hasta que fuese resuelta la solicitud de Salmerón respecto a un nuevo indulto, con su aceptación o “denegación”.

Pero en una providencia posterior de fecha 29 de marzo de este año recogida por Europa Press, el Juzgado de lo Penal número seis indicaba que aquella petición de indulto fue formalizada el 9 de febrero de 2021, toda vez que “la última documentación” solicitada con relación al asunto se remonta al 26 de marzo de aquel año y la regulación estipula que “transcurrido el plazo de un año, debe entenderse desestimada la solicitud de indulto”.

Es por eso que el juzgado requería ya a María Salmerón para “el ingreso en prisión a fin de cumplir la pena” impuesta, con un plazo de 15 días para ello desde la notificación de dicha decisión, pesando posteriormente la decisión del Gobierno central de denegar ya de manera expresa su petición de nuevo indulto.

Fuente: Andalucía Información.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *