Cádiz: Un joven debería ganar un 81% más para poder comprar un piso

Para que un joven asalariado pueda residir en un hogar independiente en Cádiz debería destinar el 54,3% de su salario a la compra de una vivienda libre. El esfuerzo es levemente mayor en la provincia, según los datos facilitados por el responsable del Observatorio de Emancipación, el sociólogo Joffre López Oller, que en Andalucía, cuya media regional sitúa en el 53,2% el porcentaje destinado a la adquisición de un inmueble. En el conjunto del Estado español, la cifra registrada está por encima en más de siete puntos, alcanzando el 60,4% de su sueldo neto.

La población joven andaluza registra una de las tasas de emancipación más bajas, solo superior a Canarias. De acuerdo al documento, difundido a mediados de agosto, “en el cuarto trimestre de 2019, la tasa de emancipación de la población de entre 16 y 29 años en Andalucía ha disminuido hasta situarse en un 15,9%”. Es decir, la precariedad y el paro impide emanciparse al 84,1% de los jóvenes andaluces.

un joven asalariado pueda residir en un hogar independiente en Cádiz debería destinar el 54,3% de su salario a la compra de una vivienda libre.

Joffre López apunta los indicadores que condicionan el fenómeno. En primer lugar, el sueldo determina la dificultad de acceder a la vivienda. Los jóvenes españoles deberían cobrar 2.000 euros al mes para poder comprar una vivienda, dado que el salario medio de este segmento de la población es de 961,03 euros. En Andalucía, debería percibir por su trabajo un 77,78% más. En el caso de la provincia de Cádiz, 1.576 euros mensuales y un 81% más frente a los 868 euros de media actuales.

Basta con detenerse en los datos nacionales para hacerse una idea de las trabas de los jóvenes andaluces de hasta 29 años para abandonar el domicilio familiar: la tasa de actividad es del 51%, tres puntos por debajo del Estado español; la tasa de empleo es del 33,9%, la tercera más baja del Estado; y la tasa de paro es la primera en el ranking estatal: la mitad de los menores de 24 años está desempleado; el Estado español tiene una tasa de paro juvenil inferior al 40%.

El resultado del cruce de todas estas variables es el riesgo existente de encontrarse en situación de pobreza o exclusión social especialmente elevado. El informe del Observatorio de Emancipación sostiene que “casi la mitad de las personas jóvenes andaluzas con edades comprendidas entre los 16 y 29 años se halla en carencia material severa, reside en hogares sin empleo o con baja intensidad de empleo o reside en hogares que no superan el umbral de pobreza económica”.

Fuente: www.andaluciainformacion.es

En redes

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.
En redes
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Vílchez

Andaluz de Granada (1980). Grado en Humanidades en la UGR. Pluriempleado en el sector servicios y aficionado a hablar de lo que la prensa no dice ni pío.

También te podría gustar...

1 respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *