Yemen lanza misiles balísticos de largo alcance contra Arabia Saudita

El pasado viernes, el Ejército yemení, apoyado por las fuerzas de los comités populares de este país, disparó un pesado misil balístico de producción propia y de largo alcance (800 kilómetros), bautizado Volcano-1, que impactó contra un cuartel militar en la ciudad occidental saudí de Taif, cercana a La Meca, a unos 700 kms de la frontera de Yemen.

Según fuentes en el Ejército yemení, el ataque, efectuado contra las instalaciones de la Base Aérea Rey Fahd situadas en dicha ciudad, provocó considerables daños en la base y en los equipos militares que se encontraban en el lugar.

El Ministerio de Defensa de Yemen hizo saber el viernes que el proyectil disparado era un avanzado misil de nueva generación, y de producción nacional, denominado Barkan-1 (Volcano-1), que impactó contra un cuartel militar en la ciudad de Taif, en el oeste del reino árabe. Una importante población situada en la provincia de La Meca.

“El lanzamiento ha sido una advertencia a los invasores saudíes sobre las secuelas de la continuación de sus brutalidades y un buen mensaje al pueblo resistente yemení ante la invasión”, reza en el comunicado del ente yemení, según recoge la televisión local Al-Masirah.

De acuerdo a la fuente, el proyectil estrenado es la versión mejorada por expertos yemeníes del misil balístico ruso Scud-C. Pesa más de 8 toneladas y porta una cabeza de 500 kilógramos, con un gran poder destructivo. El misil ha sido diseñado para destruir las grandes bases militares.

Fuentes militares citadas por la televisión yemení Al-Masirah afirmaron que el Volcano-1 sorprendió a los saudíes y ha alterado el equilibrio de la guerra de los yemeníes, es más ha logrado poner en evidencia la incapacidad del régimen de Riad y sus aliados a la hora de eliminar o debilitar la capacidad misilística de Yemen.

“El poderío misilístico del Ejército y los comités populares yemeníes marcó una nueva victoria, lo que significa la entrada de nuevos misiles al campo de batalla para destruir objetivos en la profundidad de suelo saudí”, advirtieron fuentes militares yemeníes.

Las fuerzas de las milicias populares de Ansarolá y el Ejército yemení afirman haber actuado, lanzando dicho misil balístico, como represalia a los bombardeos perpetrados por el régimen de Al-Saud contra las infraestructuras y civiles en Yemen. Este hecho militar tiene un gran significado porque implica que la capital saudí, Riad, y otras importantes ciudades está bajo el alcance de los misiles yemeníes y esto puede cambiar la trayectoria del conflicto yemení.

Otros misiles destrozan instalaciones saudíes

Otros dos misiles del tipo Uragan fueron lanzados el pasado jueves por las fuerzas yemeníes contra una base militar saudí en la región de Al Watad, en Yizan. Uno de los misiles alcanzó una planta de energía eléctrica. La agencia de defensa civil en Nayran dijo que el incendio provocado por el impacto del misil había sido extinguido. Un vídeo del incidente que circuló en los medios sociales muestra llamas naranjas y gruesas columnas de humo negro detrás de depósitos de almacenaje blancos.

Este lanzamiento tiene lugar un día después del ataque contra otra instalación de la empresa petrolífera saudí Aramco, mediante el lanzamiento de otro misil en el suroeste del reino, señaló un reportaje de la televisión yemení Al Masirah. El misil alcanzó su objetivo con precisión provocando daños considerables en la instalación, anunció una fuente militar yemení, citada por la agencia Saba.

Por otro lado, los medios militares yemeníes han publicado un nuevo vídeo de 30 minutos que muestra el asalto por los combatientes del Ejército y de Ansarulá de una de las bases saudíes que dominan la ciudad saudí de Nayran.

El portavoz del Ejército yemení, general Sharaf Luqman, afirmó que las operaciones militares en territorio saudí continuarán, en provincias como Yizan, Nayran y Assir. “En los próximos días, estas operaciones se extenderán hasta que los centros militares fronterizos y las bases desde las que se lanzan las ofensivas contra Yemen queden asegurados”, añadió el portavoz del Ejército citado por la agencia Khabar.

Luqman señaló que el avance y la resistencia del Ejército yemení y de las fuerzas populares de Ansarulá en todos los frentes ha llevado a la coalición de la agresión saudo-estadounidense a camuflar sus derrotas en Yemen atacando barrios residenciales, mercados y otras infraestructuras haciendo creer a la opinión pública mundial que se trataba de objetivos militares.

Las bombas racimo de Arabia Saudita siguen masacrando civiles

Mientras tanto, Arabia Saudita ha aumentado el uso de las bombas de racimo, interncacionalmente prohibidas, en sus ataques aéreos en Yemen, duplicando el número de víctimas entre niños y mujeres.

Segun la agencia de noticias yemení, SABA, los bombarderos saudíes atacaron ayer el distrito de Baqem en el norte de la provincia de Sa’ada con bombas de racimo. Se cree que han muerto por lo menos 105 civiles yemeníes, en su mayoría mujeres y niños, por el uso indiscriminado por parte de los aviones saudíes de bombas de racimo.

Reuters publicó un informe de la Coalición contra las Bombas de Racimo (CMC), diciendo que estos misiles que pueden ser disparados hacia el suelo o el aire tienen la capacidad de convertirse en cientos de bombas más pequeñas afectando una área mucho mayor.

Estas versiones más pequeñas de estas bombas sobreviven un largo periodo de tiempo en el suelo y actúan como una amenaza futura potencial ya que en tierra quedan como una mina terrestre. Debido a su diseño casi miniaturizado y apariencia de “juguete”, estas bombas representan un gran peligro para los niños en particular.

(Fuente: Hispan TV / Al Manar / AMN Al Masdar / Al Mayadeen)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Francisco Campos

Nació en Sevilla en 21 de julio de 1958. Trabaja como administrativo. Es autor del libro "La Constitución andaluza de Antequera: su importancia y actualidad" (Hojas Monfíes, 2017).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *